"¡Sálvese quien pueda!"

El anuncio de las Medidas Anti Crisis, o el supuesto endemoniado paquetazo del terrorífico Chávez, nuevamente ha dejado a la sempiterna Oposición como dicen que quedó aquel imberbe pastorcillo que de tanto mentir a la final terminó siendo degustado por el muy anunciado y al final llegado, lobo.

Tras un rasante recorrido por sus principales sitios en el Internet, confieso que poco esperaba que fuera reflejado por sus medios impresos, inmediatamente al día siguiente de comunicadas las medidas, no había señales de un comentario a favor de lo que tanto previamente habían vaticinado y especulado.

Sus principales y engominados arcabuces esquizofrénicamente bombardeaban alegatos sobre la cobardía del gobierno al no tomar los correctivos necesarios. Populista e irresponsable tildaban al presidente por no haber emulado el proceder de quienes precisamente hoy en día mantienen la responsabilidad del caos financiero mundial.

Resultó obvio que las Medidas al no haber condenado a la gran mayoría a llevar sobre sus hombros el precio y los sacrificios de esta Crisis Mundial, no tendrían ya su ponzoñoso y catastrófico encanto. Oportuno les hubiese sido, por ejemplo, una congelación de sueldos, una liberación de precios o, por lo menos, una eliminación de los controles de cambio.

Y es que como pocas, la Oposición venezolana ha tenido la costumbre de mantener aun fresco el afán por desconsiderar a los que precisamente más dicen defender. Costumbre heredada en los tiempos que siendo gobierno dispusieron y concibieron el Estado para su exclusiva bonanza junto con el sector privado.

Cuando hoy en día en el mundo no existen dudas sobre quien pesa la culpabilidad de los hechos, y todos los países afanosamente pretenden no irse con el culpable por el retrete, los señores de la Oposición han comenzado, ahora, abrir fuego ante la interesante gira que ha emprendido el presidente Chávez a países como Qatar, China, Japón, etc.

La gran realidad es que a nivel mundial no existe país que no se encuentre harto de las políticas y los supuestos correctivos que ha tomado el gobierno norteamericano. Muchos, olfateando el final, comienzan a buscar medidas alternas como salir de este implacable atolladero.

Las repercusiones que devendrán de esta gira resultarán de gran impacto no solo para el futuro de las finanzas en el mundo. Países como los que conforman la OPEP, China, Rusia y otros, seriamente estudiando la viabilidad y las consecuencias de una nueva moneda internacional (petromoneda) sería como prácticamente darle definitiva bomba al sumidero.

El valor insuperablemente estratégico de Latinoamérica tanto por las reservas energéticas, hídricas y de biodiversidad, así como de la apreciable compatibilidad política que existe entre ellas, confieren valor agregado a la creación de una nueva mancomunidad financiera. Sobre todo en estos momentos cuando más de uno ya esta pensando en el no muy honroso pero igualmente saludable "sálvese quien pueda".

waldomunizaga@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2344 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor