A propósito de las medidas económicas

El Pueblo todavía clama por una distribución más justa del ingreso

A principios de este año se publicó el Informe de Desarrollo Humano del 2008 presentado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual contiene aportes importantes al conocimiento económico, social, político y cultural del país. Dicho informe contiene abundante información que ayudará a mejorar los diagnósticos y proyectar el país participativo, protagónico, solidario y humanista que se está construyendo en la República Bolivariana de Venezuela. El mismo muestra el logro de dos objetivos centrales de la Revolución Bolivariana: la reivindicación de la política socialista del gobierno bolivariano y una mejora de la equidad y la igualdad en el país, pero también alerta sobre debilidades que es menester enfrentar.

El Indice de Desarrollo Humano (IDH) ha arrojado resultados positivos a la gestión del Gobierno Bolivariano, al ubicarse en 0,82 (1 es el rango máximo y ningún país lo tiene), que nos coloca por encima de 118 naciones de las 179 estudiadas . En este estudio se toman en consideración los índices de alfabetismo, salud y calidad de vida. En el caso del indicador de alfabetismo, el cálculo se realizó con datos de año 2001 cuando dicho índice era de 93,4%, por lo que obviamente, la posición del país mejorará cuando se realice la nueva medición prevista para el 2011, año en el cual se incluirán las cifras actualizadas de alfabetización en Venezuela. En lo que se refiere a la pobreza, para el 2008 cerró en 26% y la pobreza extrema en 7%.


En cuanto a la equidad, los resultados arrojados por el coeficiente de Gini, el cual varía entre 0 y 1, siendo 0 la mayor igualdad y 1 la mayor desigualdad, se mide a través del sistema de encuesta de hogares que se realiza desde hace 40 años y va a más de 250 mil personas anualmente. El promedio de desigualdad en Venezuela para el año 2008 se ubicó en 0,41%, cálculo validado por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) de las Naciones Unidas, lo que resulta favorable para el país en comparación con América Latina, ya que el promedio de desigualdad para América Latina es de 0,52%, mientras países como Chile, Brasil y Costa Rica presentan un índice entre 0,47 y 0,58.


En referencia a la distribución del ingreso en los hogares de Venezuela, es importante señalar que la ultima Encuesta Nacional de Presupuestos Familiares (ENPF) publicada por el BCV indica que dichos ingresos en el período 1997-2005 habían aumentado en 6 de 10 estratos de la población, verificándose un aumento en solo 2 de los estratos sociales mas pobres, aunque en magnitudes poco significativas. Donde no aumentaron fue en los deciles 1, 2, 3 y 10. Eso significa que los estratos 1, 2 y 3, es decir, los más pobres, se llevaron menos tajada en sus ingresos durante ese período (1.6% y 0.6% menor respectivamente, y el 3 no cambió) mientras que en el decil 10, el de mayor ingreso, se verificó una disminución de 4%. En los deciles 4 y 5, de clase baja, el aumento fue de apenas 0,1 y 0,3% respectivamente, entre tanto, en los niveles 6, 7 ,8 y 9 de clase media, aumentó en 1.5%, 1.3%, 1.6% y 1.5% respectivamente. Se espera que estos índices mejoren para el período 1997-2008, tomando en cuenta los resultados mostrados del coeficiente GINI y del IDH, además de las medidas económicas del gobierno que tienden a mejorar el nivel de vida de los más pobres, además de propiciar un ingreso mas justo en los niveles mas necesitados de la población. Una señal clara es el anuncio de la disminución en los exagerados altos sueldos de algunos cargos directivos de la administración pública y entes del estado, groseros ingresos que el Che Guevara le criticaba al llamado “socialismo real” practicado en la ahora extinta Unión Soviética .

Mientras el Gobierno Bolivariano ha bajado los índices de pobreza, en general podemos afirmar que también ha subido la calidad de vida de los venezolanos, aunque la distribución del ingreso hacia los niveles mas pobres de la población aún no ha alcanzado las magnitudes deseadas por la Revolución. Resumiendo:

  • Venezuela avanza en la inclusión social para erradicar la pobreza, lo que la ubica en el puesto 61 entre 179 países.
  • Desde el año 2005, Venezuela se ubica en el rango alto del IDH, gracias a la política socialista de inclusión social, especialmente en educación y salud.

  • En 1998, según la ONU y el Instituto Nacional de Estadística, el Índice de Desarrollo Humano de Venezuela era de nivel medio 0,77 mientras que en 2008 llegó a 0,82. Es decir, en  una década subimos al nivel alto.

  • Sin embargo, resulta de suma importancia llevar a cabo acciones firmes que tiendan a lograr un nivel de ingresos mas justo y equitativo en los niveles mas necesitados de la población.

Respecto a esto ultimo, es indispensable recordar que la distribución del ingreso no es ajena al tema de la concentración de la propiedad, lo cual requerirá una especial investigación por parte del gobierno bolivariano que permita conjugar los esfuerzos públicos y privados proclives al proceso revolucionario. Aún más, la pretendida redistribución del ingreso entre asalariados formales de mayores ingresos hacia asalariados formales de menores ingresos no solo debe ser extendida al sector privado, con la implantación de políticas claras, sino que además no modifica la situación de los trabajadores desocupados y los informales, donde se ubica la gran mayoría de la población en situación de pobreza, de allí la necesidad de complementar las medidas económicas anunciadas con acciones tendientes a modificar positivamente esta situación.

Para ello, se deberá tomar acciones directas en el plano del empleo y el gasto social. La atención al empleo requiere de políticas que estimulen los rubros de mayor generación de empleo directo e indirecto a través de políticas crediticias y fiscales, para los sectores mas desfavorecidos. Esto requiere avances en la conformación de la estructura productiva, que no puede quedar al arbitrio del libre juego del mercado, como sucede todavía en Venezuela. Los efectos de la crisis financiera internacional, tal y como lo anunció el Presidente, han obligado a otorgarle al empleo una prioridad central y muy especial, cuidando a quienes lo tienen, pero también necesita la elaboración e implementación de una política macroeconómica que marque al gasto social como elemento central de la redistribución del ingreso. Será entonces esta, una forma mas de dar un paso adelante para continuar la construcción del Socialismo del Siglo XXI en nuestra querida República Bolivariana de Venezuela.

Patria, Socialismo o Muerte......VENCEREMOS....¡mientras continuemos venciendo!

marcano_omar@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5660 veces.



Omar Marcano

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: