Si el “Che” hubiese estado en el Nuevo Circo

            El siguiente artículo se escribe con la finalidad de expresar la necesidad de la revolución dentro de la revolución, en la que aún cuando han transcurrido 10 años podemos darnos cuenta que aún nos falta mucho para poder llamarnos revolucionarios o por lo menos decir que aplicamos la máxima de “predicar con el ejemplo” como lo hizo el Che Guevara con su participación en la revolución armada, en la revolución de la conciencia.

            El día martes 3 de marzo del año en curso se realizó la presentación nacional de la película “Ché: el argentino”  que es interpretado por el actor puertorriqueño Benicio del Toro en los espacios del Nuevo Circo de Caracas, lugar tomado por los grupos culturales para darle un nuevo concepto como núcleo endógeno artístico-cultural, al llegar a este espacio nos encontramos con dos entradas para el público, una V.I.P. ("Very Important people" (Persona muy importante) con alfombra roja y todo (el protocolo tenía la delicadeza de indicarle a los que por allí pasaban que no debían pisarla), en la que se le indicaba al resto de las personas que no eran tan “importantes” que esa entrada era exclusiva para ministros, gobernadores, personal diplomático, actores, personeros del gobierno, entre otros, los cuales tenían dispuestas sillas acolchadas y con distintivos para cada “personalidad importante” los cuales tenían vista privilegiada a la pantalla donde se iba a proyectar la película y su respectiva franela con el rostro del Che Guevara, y una entrada general por la que ingresábamos el resto de personas “menos importantes” y en donde recibíamos nuestra respectiva franela después de una larga cola, con la agradable sorpresa de que al igual que en las salas de cine privadas podíamos comprar nuestro combo de cotufas y un muy agradable vaso de Coca Cola para nuestro “real disfrute” de la película del Che.

            Todos los asistentes fuimos convocados para la transmisión de la película a las 6:00 p.m., sin embargo nosotros los menos importantes (los de la entrada general) tuvimos que esperar hasta pasadas las 9:00 p.m. para que se iniciara la proyección porque los invitados más importantes (el Alcalde de Caracas Jorge Rodríguez, y los actores de la película Benicio del Toro y Demián Bechir) aún no llegaban para el estreno al mejor estilo “adulante” de Hollywood de la alfombra roja y pudiera iniciarse el encendido de los flashes y cámaras para la transmisión del “importante acontecimiento” por nuestros medios del estado y los medios colonizadores privados.

            Sin dejar de lado que la proyección de la película se inicia con el parlamento en inglés!.  Y con un sonido que no permitió la apreciación sonora de la misma, esta situación ya se había presentado durante la actuación del Colectivo La Cantera, en este espacio horas antes.

            Esta situación no sólo nos lleva a la reflexión sino a la acción porque aún cuando nos podamos dar golpes de pecho de revolucionarios y manifestar lo dichoso de haber nacido en esta época, de vivir esta revolución, aún nos falta muchísimo, por descolonizar y emancipar no sólo nuestros territorios sino nuestras mentes, que es lo más difícil; muchos de los asistentes se percataron de la situación pero muy pocos accionaron por revertirla o por lo menos hacer un llamado de atención a los organizadores del evento, los cuales se limitaron a indicarle al grupo de no más de 10 personas que se acercaron a la entrada V.I.P. (dicho por los propios organizadores y policías de la Alcaldía de Caracas presentes) a reclamar que se nos trate en tiempos de revolución como público de primera y de segunda (según el cargo o la actividad mediática que desempeñes, ah y si además no has pasado de moda para el caso de los artistas), acción a la que se respondió indicándoles la entrada general a través de la cual ellos debían acceder, y asegurándoles que si lo que querían era franelas con el rostro del guerrillero heroico y cotufas y Coca Cola “gratis” allí igualmente lo podían conseguir y ADEMÁS ellos acompañarían a la entrada indicada a este grupo de “rebeldes” que estaban haciendo un “show” por reclamar el derecho a ser tratados como iguales.

            Seguimos reproduciendo los valores del consumismo, y la adulancia a lo Hollywood, reproduciendo los valores del capitalismo, hacen falta más que portar franelas del Ché Guevara que iniciemos una profunda descolonización del pensamiento, donde aún el hombre, blanco, occidental, y además ganador de un premio Oscar, disfruta de los privilegios, que el pueblo de Venezuela se ha ganado con sangre, sudor, lágrimas, el pueblo de Venezuela que ha forjado esta revolución, el pueblo de Venezuela que todos los días da la lucha en la calle para que cada cuatro años nosotros tengamos el talante moral para decirle a nuestr@s vecin@s y compañer@s de lucha que voten no por el candidato de la revolución, sino que voten por el gobierno del pueblo, entonces SI EL CHÉ HUBIESE ESTADO EN NUEVO CIRCO, primero no hubieran existido entradas V.I.P. y general, él hubiera entrado con el pueblo del que es parte, SI EL CHË HUBIESE ESTADO EN NUEVO CIRCO se hubiera sentado en las gradas mojadas con los hombres y mujeres que con él dan la lucha revolucionaria de todos los días, SI EL CHÉ HUBIERA ESTADO EN NUEVO CIRCO esa alfombra roja sólo la veríamos en ese “show” que si es Hollywood, SI EL CHÉ HUBIESE ESTADO EN NUEVO CIRCO HUBIERA DICHO “si no hay Nuevo Circo para todos, no hay Nuevo Circo para nadie”, SI EL CHÉ HUBIESE ESTADO EN NUEVO CIRCO les hubiera recordado a los que se creen privilegiados que "nuestra libertad y su sostén cotidiano tienen color de sangre y están henchidos de sacrificio” pero sobre todo hubiera gritado con pasión que la marcha del pueblo, de gigantes no se detendrá y que “la revolución se lleva en el corazón no en la boca para vivir de ella”.

 "...ustedes no entienden lo que yo escribo y repito en mis conferencias. Aquí lo que hace falta no son homenajes, sino trabajo. En cuanto a los honores, se los agradezco, pero les voy a responder en francés, que es más delicado, para no ofenderlos: Les honneurs, ca m´emmerde!." (los honores son una mierda)". Ernesto “Che” Guevara.

 

www.mareasocialista.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3669 veces.



Juventud de Marea Socialista

¡Ni Burocracia Ni Capital, Socialismo y más Revolución!

 @MareaSoc89

Visite el perfil de Marea Socialista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: