Nuestro PSUV después del 15 F

PARA LA DIRECTIVA DEL PSUV, otras reflexiones hacia el socialismo

¡Camaradas, cordial saludo revolucionario, que es lo mismo que un solidario y vigoroso saludo! Felicitaciones a todos los que aportamos para la consolidación del liderazgo de Chávez, para fortalecer y avanzar en la Revolución.

Bien. Estamos tratando de construir un partido especial para una Patria especial, grande y bonita. De una manera inédita, tal vez en el mundo, un partido lo más alejado posible de la concepción cuartarepublicana. Lo más igualitario posible. Socialista, pues.

La conformación inicial de su Directiva se apoyó, sin lugar a dudas, en la igualdad de sus valores, sus capacidades, su penetración popular y por las aproximaciones al Poder Central, así como por los ventajismos mediáticos. Sin detallitos, además ya comentados y hasta trillados.

Como hemos solicitado más equilibrio en la participación (un anterior artículo mío), se nos ocurre y propongo que luego de la dinámica acción global para atender exitosamente el proceso pro enmienda, debemos definir los lineamientos para los meses y años sucesivos.

Esta vez, pienso, que aumentó el número de votantes al SÍ por mayor acción de la militancia del PSUV, y dicen que, tal vez, debido a que los alcaldes y gobernadores, asambleístas y concejales, le echaron bola pareja porque también dependía su reelección

Esta vez someto a su consideración, camaradas, y miembros del PSUV, las siguientes propuestas, de un montón que hemos expuesto anteriormente y que rehabilitaremos sobre los días:

1.- Todas las instituciones públicas (sus jefes), con mayor razón y mayor esfuerzo los gobernadores y alcaldes, deben ahondar en sus gestiones –muchas lentas, enmarañadas–. Eficiencia al máximo para que se sienta que un gobierno Revolucionario es y será siempre más eficiente que cualquier gobierno escuálido. Aún y cuando carguemos con el lastre de nuestros malos gobiernos de alcaldes y como el de Miranda (según opinan nuestros militantes de allá) y el de la Alcaldía Mayor, al extremo, en este caso, de que muchos opinaron que cuando Chávez abrazó a Barreto más de uno se devolvió para no votar.

Han invocado, junto a las de todos, a las TRES “R” PRESINDENCIALES.

Además, aun cuando el Líder hace esfuerzos de toda índole demostrando su capacidad y efectividad con macroproyectos en todos los campos, la débil acción en la cotidianidad de gobernaciones y alcaldías, con sus excepciones, decepcionan.

No olvidemos que hay una gran masa mayormente independiente, que debemos captarla demostrándolo con hechos y explicándoles qué es el socialismo del siglo XXI, para que, sin miedos, lo asimilen y sepan que es bueno para todos. Dura lucha con una firme estrategia comunicacional

2.- Revisar los estatutos del PSUV y someterlos a una enmienda.

Expongo: en la Directivas estadales o regionales no puede haber, por lo menos con derecho a voto, funcionarios de jerarquía. Sólo como asesores.

En los casos de que directivos sean nombrados en cargos de relevancia, salen y pasan a ser sujetos de control. Bajar el ventajismo. Más democracia.

Esta disposición, lejos de ser una pérdida –ya que hay muchísimos venezolanos psuvistas con iguales capacidades para pertenecer a las directivas–, servirá para que cada Directiva, con comisiones ampliadas, garantice la calidad de gestión de los elegidos o nombrados en cargos.

Aplicar controles de todo tipo, sin presiones ni parcializaciones. Desde la medición de la eficiencia, la reducción del burocratismo, hasta la verificación de la honestidad, comprobada con apoyo del Seniat, etc.

Se requieren funcionarios verdaderos “re vo lu cio na rios”.

Servirá para establecer, entre otras funciones, como la de control, la renovación de autoridades, evitando peligrosos ventajismos, anclamientos, anquilosamientos, etc.

Luego, más adelante, cuando abandonen sus posiciones de jefaturas públicas, pueden optar a directivos.

*Lo verdaderamente complejo será la manera de seleccionar a los directivos.

Si es por la base, como democráticamente se estila, puede haber, como ocurrió, la influencia de los más mediáticamente conocidos. Habrá que inventar y someter a consideración un método. Tenemos gente muy valiosa con pocas posibilidades de quedar.

3.- Dedicarnos a formar los cuadros políticos de Dirección a todos los niveles. Profundamente socialistas (cursos, evaluaciones psicológicas, condición de compromiso, etc.)

Cada directivo estará obligado a ser un “formador”. Recibirá material audiovisual para transmitir la formación en todas partes, con un cronograma bien elaborado. Con acciones supervisadas y aprobadas por resultados (más nuevos transmisores)

4.- Continuar con la ideologización de los batallones, como propone y viene trabajando el comandante William Izarra, con el establecimiento de Centros de Formación Ideológica en cada comunidad. Seleccionar a los nuevos formadores que recibirán material audiovisual para transmitir la formación.

Debe ser una cadena permanente de capacitación y formación hasta que no quede nadie desinformado.

No podemos fallar en el avance revolucionario. Sin ideología colectiva nos vencen los miedos y el terrorismo mediático.

5.- El PSUV deberá evaluar y evitar (sancionando) la retaliación frecuente de nuestros compatriotas en cargos relevantes cuando no les somos incondicionales. Ocurre en vivo ¡ojo!

6.- Y como se sabe que hay escuálidos infiltrados en cargos de relevancia en todo el espectro gubernamental, otros han sido y son incorporados por familiaridades y amiguismos, me permito proponer que todos esos funcionarios sean evaluados integralmente, según credenciales y juramento socialista, con sensibilidad social y compromiso. Con base a Test, que no pelan.

Evitar el exceso de nepotismo, militarismo o compadrazgos.

Es injusto que sepamos que hay una escualidez galopante en muchas alcaldías y gobernaciones y en ministerios e instituciones -que son medio chavistas cuando están con la gente afecta al gobierno, y antichavistas cuando se reúnen con sus amigotes estólidos- y un gentío del proceso pelando.


Pruebe usted ofrecer sus servicios profesionales calificados, o tratar de presentar proyectos de importancia. ¡Se quedan en el camino!

¿Somos o no solidarios, somos o no compatriotas revolucionarios?

Seguimos adequizados o copeyanizados. Puntofijistas, pues.

NOTA: conformar un activo Banco Nacional de Psuvistas, de personas de otros partidos que nos apoyan y de independientes no comprometidos con la oposición, con credenciales y otros valores y cualidades, que se agreguen, en distintos niveles y especialidades, para que el Presidente, ministros, gobernadores, alcaldes, etc. tengan, y deban, de dónde escoger sus colaboradores.

Iguales oportunidades para todos.

Por otra parte, cada uno de estos seleccionados tendrán en la lista de dónde escoger a los que conformarán sus respectivos organigramas re-vo-lu-cio-na-rios.

No todos los “más capacitados” pertenecen a la nómina petrolera, ni son o fueron militares, ni son de los entornos.

Talvez, abriendo ese abanico de oportunidades, se disminuyen los enroques. Y el costoso aprendizaje en funciones gerenciales, y seleccionar, además, y nada menos a los que trabajen con un corazón revolucionario.

No dejárselo solamente al de Chávez.

Este debe ser un proceso participativo y protagónico para todos.

Obreros y profesionales. Clases populares y clase media.

Otra nota: el Presidente debe exigir a sus ministros que elaboren planes integrales, eso sí, con análisis en talleres ampliados que incorporen a muchas personas. Muchos técnicos y profesionales. Y usuarios y comunidades.

Todavía, de manera cuartarepublicana, escuchamos expresiones individualistas como éstas: “es que al ministro, o viceministro, o al presidente de una institución, o gobernador o alcalde, no le gusta”

Y, perdónenme la expresión dura, metafórica, ¿quién coño es un funcionario, por más nivel y apoyo de Chávez que tenga, para imponer criterios?

Para resolver problemas existen alternativas y muchas opciones y, cuando hablamos de asuntos de importancia, requieren ser consultadas, bien sustanciadas y conceptualizadas. Con participación.

¡Caramba!, dejé para último lo que debe ser primero:

7.- Obligación de gobiernos estadales y locales de “empoderar al pueblo”, principio fundamental de la Revolución Socialista. Muy lejos de estar solamente haciendo obras públicas.

*Fortalecer a los Consejos Comunales en profundidad. Se los está apropiando la oposición.

*Fortalecer a las Cooperativas para que cumplan su rol y vayan desmembrando, en muchos casos, la participación de grandes empresas –generalmente de escuálidos con billete- por lo menos en construcción y para un gran Plan Nacional de Mantenimiento, que no hemos diseñado. Será una oportunidad para generar gran cantidad de mano de obra.

*Tenemos que apoyarnos en unas serias y efectivas Contralorías Sociales, a las que, estimo, hay que darles estructura y sólida respuesta a sus denuncias.

¡Ojo, controlar es lo más urgente! Lucha frontal contra la corrupción.

NOTA: El partido hará seguimiento estricto de las gestiones de cada gobierno. Chequeando objetivos y metas. Eficiencia y pulcritud. Con serias comisiones que trabajen objetivamente, sin amiguismos. Cuidando Revolución.

Estaremos metidos en las gobernaciones y en las alcaldías. Viendo, mirando, observando, indagando.

En los hospitales, en los institutos educacionales. en los sitios de preparación de comidas para los simoncitos. En todas y cada una de las valiosas misiones, etc. mercales, pdvales.

Hasta autorizaciones políticas para chequear cuentas bancarias.

Y, por lo menos, que los familiares presenten sus balances auditados, jurados.

Y la declaración jurada de bienes patrimoniales a todos

8.- Controlar a la mass media, que liderando la contrarrevolución nos está ganando. Duélanos o no, esa es la gran verdad. Una de nuestras fallas está ahí. Y por ello es tan difícil crecer, superar etapas.

Serán verdaderos elementos anticorrupción.

En otro artículo completaré algunos tópicos. Hay que darle duro hasta que superemos las fallas. Graves la mayoría.

Si con algún ritmo acelerado logramos esto, y un poco más, hoy dejaré nuestro lema sin mis variantes, simplemente:

¡Patria, socialismo o muerte! … ¡POR SIEMPRE VENCEREMOS!

edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2092 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor