NO era SÍ

“No es NO” resultó un postulado del absurdo de primer orden

“NO no era NO”, puede decirse ahora. Los opositores afirmaban que como ya se había dicho NO, entonces carecía de sentido volver a ratificarlo, pero entonces resultó que aquel NO sí era SÍ. De modo que el Movimiento 2-D se ha declarado en bancarrota por lo que se llamará: “No es SÍ”. Todavía vemos en la calle algunos grandes letreros que dicen: “Ya el soberano te dijo NO”, y era falso. Lo que en realidad ahora entendemos, es: “Ya el soberano te dijo NO te vayas”.

Ahora bien, qué raro que los grandes genios académicos de nuestras universidades autónomas no reparen en esta hermosa y protuberante contradicción. Que nada dijera sobre ella don Benjamín Rubén Scharifker Podolsky, el orondo rector de la Universidad Simón Bolívar, genio tutelar de la iracunda derecha universitaria. El mismo que todavía no se ha retractado de las acusaciones que lanzó sobre el supuesto anti-semitismo de Chávez.

El Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes derrochó millones de bolívares en remitidos por la prensa para demostrar que “NO es NO” y en uno de los acuerdos publicados decía: “Que el 2 de diciembre del 2007 se le propuso a al pueblo de Venezuela una reforma constitucional. En ella se contemplaba la propuesta de modificación del artículo 230 de la Constitución mediante la supresión de once palabras para permitir así la reelección indefinida. Hecha la consulta, los venezolanos mayoritariamente negaron esa pretensión.”

Lo cual se ha demostrado que no es cierto, y tendrán que tragarse sus basuras. Esas mismas universidades autónomas plagadas de deprimentes “genios”, deberían declarar que se ha demostrado que No es SÍ. Pero no tendrán los aguacates para hacerlo porque ese es un mundo donde se impone una piara de egoístas y de seres prepotentes, soberbios.

Lo cierto es que el saber que en esas universidades se imparte no le hace falta al país, nunca le ha hecho falta. Mejor se viviría sin esas universidades y sin esos profesores y equipos rectorales. Antes se las pasaban con huelgas de cerebros caídos que duraban hasta seis meses. Siguen sin usar el cerebro. Muchos menos sus “centros de investigación” funcionan. En 40 años fueron incapaces de producir profesionales capaces de amar a su país, de sacarlo de ignominia de la dependencia tecnológica y científica, del atraso moral en que se debatía entre aquella jauría de adecos y copeyanos, con una ciencias que atendiera nuestras necesidades y carencias. Y lo que a la final produjo y siguen produciendo es esa caterva de médicos dedicados a matar para enriquecerse, un montón de académicos saca-niguas que jamás han creado nada de valor, ingenieros y arquitectos que han convertido a la nación en la representación del palacio de Satanás, abogados verdaderamente hienas del comercio del dolo y de la trácala, del robo y del chantaje. Por eso para ellos No era NO y lo seguirá siendo hasta que sus huesos estén hechos polvos. Ahí está demostrado, pues.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2353 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72758.htmlCd0NV CAC = Y co = US