Terror municipal en Maracaibo

El terror parece no tener freno en la Alcaldía de Maracaibo. Empleados y trabajadores chavistas son víctimas de los desmanes ordenados por el alcalde Manuel Rosales, para que la gente abandone los cargos.

Ahora promete que la persona que firme la renuncia le cancelará sus haberes en dos partes, pero no hay otra garantía más que la palabra de portavoces que supuestamente envía Rosales, quien no quiere nada que huela a chavismo a su alrededor.

Por ende, la gente que se resista tiene que exponerse a vejaciones y humillaciones o en su defecto, dejar los cargos y padecer las terribles consecuencias del desempleo, con el agravante de que tampoco conseguimos trabajo en las instituciones del Gobierno nacional.

Y es que lo advirtió el presidente Hugo Chávez en la campaña regional del 23 de noviembre: dónde gane la oposición habrá conspiración, saboteo e intentos de erradicar el trabajo de diez años de proceso bolivariano.

No tuve dudas sobre lo que el comandante decía, sin embargo, en Zulia, Táchira, Carabobo, Miranda y el Distrito Capital, las votaciones no favorecieron al chavismo, pero el domingo ganamos sobrado la enmienda y la vida y la política siguen, sólo que yo me pregunto, ¿Y quién nos defiende en estos estados que continúan bajo mandatarios enemigos de los chavistas?

Una a una las advertencias de Chávez se cumplen. De cara al referéndum del 15 de febrero, los opositores protagonizaron disturbios estudiantiles, ataques con explosivos y la expulsión de padres y madres de familia de gobernaciones y alcaldías, en la cual me incluyo, porque en el ayuntamiento de Maracaibo, repito, ha sido cruel la venganza de los opositores

Cada pueblo tiene lo que se merece y, ciertamente, aquí eligieron a Rosales, pero también me parece injusto que marabinos quienes desde la aparición de Chávez en la política estamos resteados con la revolución, nos encontremos a la deriva, sin trabajo siquiera. A mí sólo me falta encadenarme en las instituciones “revolucionarias” a ver si me dan empleo. He entregado el currículum a Pdval y Carbozulia. Lo envié al portal de Cantv que brinda esa oportunidad y supongo que lo hace formar parte de una lista para cuando haya una vacante, pero nadie me tiende la mano. Sigo desguarnecido.

Mi caso, para colmo, es un poco difícil. Mi condición de periodista y articulista me convierten en un chavista público ¡y a mucha honra!, lo seguiré siendo hasta la muerte, pero si el currículum cae en manos de un opositor que hay por montones en Maracaibo, no quiero imaginar cuál será su destino.

Igualmente coloqué mi hoja de servicio a las agencias de empleo de internet, de modo, que si hace click al explorador de window y en lugar de salir su página de inicio, le aparece un currículum, no se asuste, no llame al técnico, no es un virus, son mis datos navegando el ciberespacio, sin éxito, pero no importa, seguimos en la lucha revolucionaria y buscando trabajo ¿Aunque no sé si será que debo entregar mis datos a Chávez en sus manos, para ver si así alguien me escuche en esta país y me da empleo? De todas formas, mi correo está en el pie de página.


albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1911 veces.



Alberto Morán (*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72733.htmlCd0NV CAC = Y co = US