Operación Zamora o el sueño de Tribilín

El 4 de Febrero del año 2002, un movimiento conocido como “COMACATE”, porque entre sus miembros estaban comandantes, mayores, capitanes y tenientes coroneles, casi todos pertenecían a la promoción Simón Bolívar, egresada de la Escuela Militar en 1975, trabajaba clandestinamente desde su creación en 1983.

Un joven integrante de la promoción, larguirucho, flaco y con un tono de voz recio y destemplado, cuyo timbre estremecía al mas tenso de sus subordinados y cursos, como se dice en el argot militar, irrumpe en la escena convulsionada de aquellos años, su nombre, Tte. Coronel Hugo Rafael Chávez Frías, “Tribilin”, como cariñosamente le decían algunos amigos de infancia, por su aspecto desgarbado y largos pies. Acompañado de otros jóvenes imberbes como Felipe Acosta Carlés y Jesús Urdaneta Hernández formaban un movimiento llamado, Movimiento Bolivariano MBR200.

Este grupo de soldados soñadores, preocupados por la situación política y social reinante en Venezuela, bajo la argumentación del descontento popular , la subordinación de la Fuerzas Armadas a un liderazgo político considerado incapaz y corrupto y además, la utilización de la misma, para reprimir los disturbios del 27 de Febrero de 1989 y toda una ingobernabilidad fascista, conducida por Carlos Andrés Pérez, conlleva a que se consolide la asonada militar dirigida principalmente por el oficial Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Joel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta Hernández y Jesús Ortiz Contreras.

Estos aguerridos soldados en una acción quijotesca, se enfrentaron al sistema terrorista reinante y atacaron Miraflores con una unidad de paracaidistas y tanques, en cruentos combates desiguales donde murieron algunos valientes del bando golpista y otros defensores del caudillo gobernante.

Al fracasar la operación Zamora en la capital, no logarse los objetivos y para evitar mas derramamiento de sangre, el comandante de la operación Hugo Chávez se entrega y asume personalmente la responsabilidad del golpe, siendo arrestado y confinado a la cárcel de Yare, desde donde sigue soñando el joven soldado, luego de un “Por Ahora”, en lograr la libertad de su querida patria, patria que mas tarde le abriría las puertas de su corazón y su alma al aguerrido oficial.

Hoy, hace 17 años de aquella gesta liberadora de pensamientos, de sueños, de la moral de un pueblo y su conciencia, celebramos con orgullo patrio infinito, el enrumbamiento definitivo hacia la libertad y la democracia, pero ahora socialista y revolucionaria del pueblo de Bolívar, el del delirio del Chimborazo, el del juramento en el Monte Sacro y ahora en este siglo, el del sueño de Hugo, el de Tribilin, el de nuestro comandante. ¡En horabuena Presidente!


Patria, Socialismo o Muerte…..Venceremos


eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3301 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor