Enmienda constitucional El mecanismo del poder popular que permitirá un SI rotundo.

Desde aquel 30 de Noviembre del año pasado hasta estos días, el
Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, sembró la necesidad de que se
enmendara la Constitución de la República a los fines de que se
permita la sucesiva postulación al cargo de Presidente.
Esa siembra fue acogida tanto por el pueblo como nuestro partido el
PSUV y propuso su cosecha el 15 de Febrero, fecha en la cual el
pueblo decidirá con un rotundo SI este requerimiento patriótico.
Ahora bien, como punto de información, que no sobra en estos momentos,
me permito, como abogado, hacer algunas reflexiones sobre este tema.
En efecto la enmienda es un verdadero mecanismo, que se encuentra en
nuestra Constitución, en su artículo 341, que permite adicionar o
modificar uno o varios artículos de la Carta.
Es harto conocido, que se pretende modificar el artículo 230 que
preceptúa: "El período presidencial es de seis años. El Presidente o
Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida, de
inmediato y por una sola vez, para un nuevo período".
Hay que, por otra parte, saber quién es el que puede proponer la
enmienda y el artículo 341 nos da la respuesta.
El numeral 1 de este artículo señala de quien puede partir la
iniciativa y es asi que fija que la iniciativa podrá partir del quince
por ciento de los ciudadanos inscritos y ciudadanas inscritas en el
Registro Civil y Electoral, o de un treinta por ciento de los
integrantes de la Asamblea Nacional o del Presidente o Presidenta de
la República en Consejo de Ministros.
igualmente de la lectura de este articulo nos encontramos con el
numeral 2, que expresa, que cuando la iniciativa parta de la Asamblea
Nacional, la enmienda requerirá la aprobación de ésta por la mayoría
de sus integrantes y se discutirá, según el procedimiento establecido
en esta Constitución para la formación de leyes.
Tenemos que saber igualmente como se decide?
Para ello tenemos que la enmienda requiere ser presentada a referendo
aprobatorio, acto este donde los electores y electoras debidamente
inscritos en el Registro Electoral, mediante un acto secreto, votan
por si es o no aplicable.
En consecuencia, para su aplicabilidad debe, su resultado, haber sido
aprobada por la mayoría de aquellos que asistan
Una vez aprobada mediante el referendo aprobatorio, el Presidente
deberá y es así que lo exige la Constitución, en forma imperativa a
promulgarla dentro de los diez días siguientes a su aprobación todo de
acuerdo a lo expresado en el artículo 346 in-comento.
Con ello tendremos la certeza de que una vez aprobada el 15 de
febrero, será promulgada el 25 de ese mismo mes por el ciudadano
Presidente de la República.
Ahora bien, hay que observar que si es aprobada la enmienda, de
acuerdo al numeral 5 del artículo 341, serán, imperativamente,
enmendados él o los artículos que fueron objetos de la modificación,
numerándose consecutivamente y publicados a continuación de la
Constitución, sin alterar el texto de la misma, anotando al pie de los
artículos enmendados la referencia de número y fecha de la enmienda
que lo modificó.
Mediante este proceso electoral, el pueblo determinará definitivamente
si otorga o no el derecho al Presidente a la postulación continua a
dicho cargo.
Esta enmienda permitirá, no una reelección ilimitada, sino que
permitirá que para el cargo de Presidente y otros de elección popular,
se podrá optar a la reelección, sin obstáculo alguno. Solo el pueblo
es el que permitirá la salida del gobernante, en caso de que sus
actuaciones al frente del mismo sean nugatorias para el soberano.
Como hemos podido observar, la enmienda ha transitado por el principio
de legalidad que debe imperar en estos casos. Ya la oposición, mermada
en la Asamblea ya que solo se opusieron a esta en una cantidad de 8,
trata de señalar a voz populi, que esta enmienda entierra el principio
de la alternancia en el poder y obedece, de acuerdo a sus seudos
planteamientos, a los deseos de Chávez de perpetuarse en el poder.
Disparate mayor, que solo entra en la mente de quienes se encuentran
desesperados.
Lo cierto es que cuando estos opinan que con la enmienda se entierra
el principio de la alternancia, lo hacen sin basamento alguno, como
nosotros os abogados decimos sin hechos ni derechos en las que se
puedan sustentar dichas aseveraciones, solo son "opiniones" vagas que
no son demostrables.
Les daré las 10 razones, ya publicadas, que todos debemos conocer para
otorgar el SI a la enmeinda:
1.¿Qué es una enmienda constitucional?
La enmienda tiene por objeto la adición o modificación de uno o varios
artículos de la Constitución, sin alterar su estructura fundamental.
2.¿Es igual la reforma constitucional votada en 2007 que la enmienda
propuesta ahora?
A diferencia de la reforma consultada el 2 de diciembre de 2007, que
proponía el cambio o modificación de 69 artículos y tenía por objeto
una revisión parcial de la Constitución y la sustitución de varias de
sus normas, la enmienda constitucional sugerida ahora apenas plantea
la modificación de cinco artículos sobre un mismo tema.
3.¿Cuál es el objetivo de esta enmienda constitucional?
Eliminar la restricción que impide al pueblo elegir al Presidente de
la República, a gobernadores, alcaldes y diputados (nacionales y
regionales) cuantas veces sea posible si esa es la voluntad popular.
4.¿Quién la promueve?
La iniciativa parte de la Asamblea Nacional, y ha sido respaldada por
millones de firmas del pueblo.
5.¿Es democrática y constitucional?
La propuesta de enmienda se ajusta plenamente a lo establecido en la
Constitución y permite ampliar los derechos democráticos del pueblo.
6.¿Por qué convocar el referendo por la enmienda ahora si a Chávez
le quedan otros cuatro años en el gobierno?
Porque:
Despejaría el camino hacia el futuro; permitiría trabajar en paz en
los próximos cuatro años y concentrarnos en resolver los problemas del
pueblo.
Frente a los posibles impactos de la crisis económica mundial para
Venezuela, se necesita unidad de comando, dirección, organización y
firmeza para tomar decisiones adecuadas, oportunas, que no afecten al
pueblo, como ya lo hace el Presidente Chávez.
Ante las derrotas en algunas gobernaciones y alcaldías la derecha
fascista mostró sus garras, atacando a las misiones y agrediendo a los
bolivarianos; un adelanto de lo que pasaría en el país si llegaran al
poder.
Neutralizaría al adversario en sus intenciones de convocar un posible
referendo revocatorio contra el Pdte. Chávez el próximo año o en el
uso de cualquier variante anticonstitucional o desestabilizadora.
Cuando se va ganando el juego no se cambia al pitcher.
7.¿Por qué incluir a todos los cargos de elección popular en la propuesta?
Porque:
La Revolución precisa de un liderazgo colectivo.
El Presidente solo no puede asumir la gran responsabilidad que implica
la continuidad del proceso de transformación de la sociedad
venezolana. Para cumplir con las expectativas y necesidades del pueblo
requiere del apoyo y la participación de todos los dirigentes que son
respaldados democráticamente por el pueblo.
El líder de la Revolución necesita estar acompañado por los mejores
cuadros a todos los niveles. Nada más alejado de la intención
personalista y totalitaria que se pretende achacar al Presidente.
Todos los ciudadanos tenemos los mismos derechos consagrados por la
Constitución.
Se rectifica el concepto anterior por uno más incluyente lo cual nos
fortalece, hace más coherente la democracia revolucionaria. No hay
temor a admitir cuando nos equivocamos.
8.¿Votar a favor de la enmienda significaría reelegir por siempre a
Chávez y a los demás cargos?
La enmienda constitucional propuesta no garantiza la reelección
automática del Presidente. Chávez debería medirse con los candidatos
que se postulen para las elecciones presidenciales de 2012.
Votar a favor de la Enmienda permitiría a Chávez postularse como
candidato a Presidente en el año 2012 y el pueblo decidiría si
continúa o no en la Presidencia. De igual manera sucedería con el
resto de los gobernadores, alcaldes, diputados y concejales.
9.¿Por qué votar Sí?
Porque:
En caso contrario no podríamos votar por Chávez en el 2012,
perderíamos desde ahora a Chávez.
Fortalecería y consolidaría la unidad interna de las fuerzas
bolivarianas en torno al líder de la Revolución, sería un mensaje
contundente frente a los enemigos de la Patria, dentro y fuera de
Venezuela.
Permitiría continuar haciendo los cambios necesarios para tener una
sociedad mejor y derrotar los males entronizados en muchos años de
gobiernos adecocopeyanos: pobreza, desigualdad, corrupción,
ineficiencia, inseguridad.
Ampliaría los derechos democráticos establecidos en la Constitución, y
sería el pueblo y no el tiempo lo que decidiría quién podría ser
postulado para un cargo de elección popular.
Cuando alguien ostenta un cargo público y lo hace bien debería tener
derecho al reconocimiento; de la misma manera que cuando lo está
haciendo mal debería ser sustituido a través de un referendo
revocatorio, según lo establece la Constitución.
10.¿Qué pasaría de no ganar el Sí?
La oposición percibiría que se abre su gran oportunidad para activar
el referendo revocatorio contra Chávez.
Sería el comienzo de una auténtica guerra de desgaste con el objetivo
de volver ingobernable el país, y obligar al Presidente a resistir
todo género de agresiones en los cuatro años que le restan de mandato.
Sería volver a los años del golpe de Estado y el sabotaje petrolero.
El envalentonamiento de la oposición estimularía a los enemigos
internos y externos de la Revolución para planificar, organizar,
financiar y ejecutar acciones de todo tipo para acelerar no solo "el
fin de Chávez", sino el de todo vestigio revolucionario.
Se activarían las más variadas formas de retaliación y venganza
política contra el pueblo por parte de los oligarcas, cuyas verdaderas
esencias fascistas permanecen agazapadas esperando su momento. Solo la
fuerza del pueblo revolucionario organizado con su líder al frente ha
permitido contener los instintos violentos, discriminatorios,
explotadores de grupos económicos y políticos que militan en la
oposición.
El enemigo utilizaría todos sus recursos y métodos para debilitar la
Revolución y dividir sus filas, fomentando la traición.

Por todo ello debemos asistir masivamente el día 15 de febrero a votar
por el Si que será en definitiva un SI por la República; un SI por el
desarrollo social y económico de Venezuela; un SI para que nuestros
hijos y nietos puedan vivir en un mundo mejor y un SI por VENEZUELA a
la cual todos debemos querer y proteger.

(*) Dr.
reveron.jose@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4454 veces.



(*) José Agustín Reverón Orta


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a71384.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO