La preguntota de la enmiendita

Cinco Capítulos, cinco Artículos, cuarenta y dos líneas, onces párrafos y cuatrocientas cuatro palabras, es la cuenta de por donde anda aquello que el año pasado el Presidente llamó enmiendita para la no reformada Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Me temo que por este camino y en el corto tiempo que nos queda, a más de uno le dará hasta flojera leer la preguntota, que la inefable presidenta y la mayoría parlamentaria le harán a la mayoría de los venezolanos. Me temo también que esta “enmiendita” hijastra de aquella reformota, pudiera estar corriendo el riesgo de terminar con resultados parecidos a los del 2D; donde ninguno de sus padres putativos se hacía la pregunta acerca de si la mayoría entendía la respuesta que debería dar a aquella otra preguntota

A nadie le gusta que lo tomen por distraído o por incauto, y lo mejor sería explicar clarito y raspao que vamos a enmendar cinco artículos que involucra actores y escenarios distintos; y no como ha pretendido Carlitos “reforma” Escarrá, quien olímpicamente ha señalado que “que con la enmienda lo que se pretende es que todas las personas que están ejerciendo cargos de elección popular puedan postularse, sin restricciones, y someterse a la voluntad popular”. Esto que parece una verdad absoluta es una mentirilla a medias, ya que el punto en discusión es la reelección y no la postulación.

La reelección es tan el quid del asunto, que en materia constitucional y en los modelos democráticos la excepción es la reelección y la alternabilidad es la norma; de allí que desde 1830 nuestras constituciones así lo han normado. Ahora bien, al margen de estas disquisiciones históricas legales, el hecho cierto e inocultable es que la propuesta misma tiene a su vez una carga profundamente democrática y eso no lo puede negar ni el más recalcitrante de la oposición: la consulta.

Después de ojo sacao no vale Santa Lucia, dicen en mi barrio, y a decir verdad ya la pregunta se fue al CNE y de seguro así quedará; pero pudo haber sido más directa la interpelación, porque la vieja conseja señala que en política lo que más se explica es lo que meno se entiende.

Vamos a la reelección indefinida de legisladores regionales, Alcaldes, Gobernadores, Diputados y por supuesto a la reelección presidencial. Ello debemos explicarlo sin tapujos y sin dobleces. Vamos a enmendar los artículos 160; 162; 174; 192 y 230, y cada uno debe ser aclarado, incluso aclarar que el punto no es la postulación, porque eso nunca ha estado en discusión.

Vamos directo a empujar este acto democrático, pero exigiendo controles también democráticos, para evitar que quienes desde el poder pretendan imponer su “poder” para eternizarse en él. Expliquemos con sencillez la preguntota de la enmiendita, porque por postularse, en el mismo CNE existe un archivo aparte de candidatos a todos los cargos, que por no tener recursos, ni chance son eternos postulados.

douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1607 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas