Enmienda: teoría y práctica

Primera pregunta ¿Por qué hacer la enmienda en este momento y no dentro de uno o dos años? Por cuanto es necesario dejar claro, desde ahora, la cuestión de la reelección, para ajustar los cuatro años del actual período que le restan a Chávez, a su continuidad o a su relevo del cargo.. No se puede llegar al 2012 sin haber definido este asunto. Tema de interés tanto para la oposición como para el oficialismo.

Segunda ¿Por qué hay necesidad ahora de recurrir a la enmienda para aprobar la reelección, que debió haber sido aprobada en la Reforma Constitucional del 2 de diciembre del 2007? Por la sencilla razón que el presidente Chávez y sus asesores, en ese momento, no tuvieron confianza en el pueblo. Si la reelección se hubiera votado sola, el pueblo la había aprobado, sin importar lo que pudiera ocurrir con los restantes 68 artículos que conformaban la reforma constitucional y que le dieron a la oposición mucho tema para sus especulaciones, campañas mediáticas, amenazas, atemorizaciones. El pueblo hubiera votado ¡Si! Por cuanto el presidente Chávez es un fenómeno de masas, que está por encima de cualquier otro interés popular.

Tercera. La reelección abierta para todos los cargos (Presidente, Gobernador, Alcalde, etc.), tiene una parte teórica muy atractiva: la plenitud de la democracia, la exaltación de la democracia, el derecho del individuo a presentarse cuantas veces pueda a la reelección y el derecho del pueblo a reelegirlo. ¡Eso es muy bello en teoría! Pero en la práctica, como decía el doctor Pérez Alfonso, “aquí no estamos en Suiza ni en Suecia”.Lo cual no tiene carácter peyorativo ni de exaltación a lo foráneo, es nuestra realidad y que le vamos a hacer. Tanto en el pasado como en estos diez años hemos visto a candidatos que validos de los privilegios que les brinda el poder y el presupuesto, crean su camarilla de aduladores, para la reelección. (El caso de Rosales en el Zulia es un ejemplo patético). ¿Dónde está la raíz de esto? En el partido. El candidato elegido, pasa a ser jefe del partido. Lo vemos en el PSUV, de igual manera a como existió en AD y COPEI y fue la causa de su quiebra política y pérdida del poder. Situación parecida ocurrió en la Unión Soviética, el partido era todo: Pueblo, Gobierno y Estado. Siempre hemos entendido que debe existir la diferenciación: (1) El pueblo, con sus organizaciones autónomas de base, motor de donde dimanan los propuestas revolucionarias. (2) El gobierno, la maquina que recibe esas propuestas para ejecutarlas. (3) El partido, la banda de transmisión entre el motor (el pueblo) y la maquina (el gobierno). El partido no puede ser pueblo y gobierno a la vez, como es la práctica de los partidos políticos tradicionales y a la cual no escapa el PSUV. El presidente, ministros, gobernadores y alcaldes han sido nombrados para gobernar, pero, a diario los vemos cumpliendo funciones de partido. O Gobiernan o dirigen el partido. Para finalizar valga una pregunta ¿Qué es el partido? ¿Asociación de individualidades o asociación de organizaciones? Por esto y mucho más siempre hemos creído que la democracia es un laberinto.

leonmoraria@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1896 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor


Notas relacionadas