¿Y ahora resulta que esta vaina no sirve?

Acompáñenme, vengan todos... hagamos un pequeño recorrido juntos...

Tú pedro, al igual que aquel apóstol que tuvo la cobardía de negarlo tres veces.

Tú Juan, que olvidaste muy pronto los tiempos de hace 10 años donde el patrón te pagaba lo mínimo exigiéndote lo máximo.....

Cuéntame Ramón que seguramente te reubicarán en el mercado de San Martín, o en el que estarán terminado pronto en Sabana Grande...

Será que olvidaste o eres muy joven...

pregúntale a tu padre, y si él no está o no llegaste a conocerlo, porque fue una de las tantas víctimas de aquella sociedad de excluyentes que lo obligó a ser irresponsable, habla con un pana tuyo, pregúntale cuando mendigaban trabajar en las calles y los dejaban trabajar sólo en diciembre a manera de limosna.

Cuéntame compañero, qué hiciste tú en estos años que esta cosa que llaman revolución te dejó tomar las calles para chambear y palear tus miserias.

Por qué permitiste una anarquía galopante acompañada de montañas de basura en una de viva la pepa, en vez de mostrar tu agradecimiento al proceso por poder trabajar, regalando ejemplo de orden y limpieza para tratar de concienciar a los que nos adversan.

Tú pana Wilmer, que ya olvidaste cuando en un pasado cercano no tenías permitido circular por la autopista con tu moto y te caían a rolazos, y hoy resulta que este gobierno te permite trabajar de taxista con tu moto.

Habla con la enciclopedia viviente que es tu abuelo y pregunta, si no sabes y olvidaste.

¿Por qué Wilmer? Si tu pure comandante te la presenta pancita, para que lleves la papa todos los días a tus chamos, no concientizas a tus panas burdas a que respeten las señales, a que no anden en flechados adversos, andar con placas, para que la contra vea que gracias a ustedes por agradecimiento a la revolución, “como que la cosa funciona”.

Conchale Antonio recálcale a tu geva que no se olvide, del loco que llamamos comandante que inventó un regalo tipo subsidio de 17 melones y un interés insólito de sólo 8% para el que carga en su barriga nazca con techo propio.

Recordarle compañero, lo difícil que se hacía pagar alquileres milenarios por algo que nunca sería tuyo y que si intentabas un crédito por los bancos en tiempos de Caldera no bajaban del 40%.

¡¡José!! Habla con tu hijo, dile que nunca fuiste a una universidad por más que lo soñaras, porque no te dieron la oportunidad que hoy le regalan a él.

Ramona habla con tu suegra para que te cuente de esos días grises de rutinas infinitas en la punta de un cerro, sin nadie capaz de dar una pensión para las madres del barrio.

María nómbrame uno solo, que le haya dado una comida caliente en alguna casa de alimentación a los miserables de Víctor Hugo antes que nuestro comandante, en el cerro de tus amores.

Ramón cuéntale del vaso de leche de los adecos a tu hijo, para que valore más la papa completa que le dan hoy en nombre de la revolución.

Fernando dime cuántos del barrio, le llevaron un café caliente al médico cubano, el mismo que lleva en su corazón a Martí y vela por tus hijos, en su huequito de Barrio Adentro, cuando tú sales a chambear.

Será que no sabes que a los jubilados les pagan hoy completo, por culpa de un loco que habita Miraflores.

Abuelo venga... cuéntele a nuestros nietos el dolor que cargamos los viejos por una esclavitud que pretende perpetuarse en el tiempo.

Apretemos los dientes, y hablémosle sin tapujos realidades que hieren de sólo recordarlas...

¡¡Ayúdame hermano!! digamos a los muchachos de tiempos de dictaduras, de muertes sin sentido, de desaparecidos con ansias de vivir, de sangre derramada por el sólo delito de nacer pobre.

Vengan compañeros... ayúdenme a olvidar a alguien que dijo hoy...

QUE ESTA VAINA NO SIRVE.

(...) Los farsantes de siempre, a pesar de nuestras estúpidas disputas, estuvieron con el Ministro Acuña, entregando un no se qué, comandados por rapidito Sánchez, (así lo llamo yo, hablas mas rápido que los profesionales embaucadores que pretenden vendernos una trampa en el medio de una farsa), no reunió más de 300 personas al igual que en la plaza Brion de Chacaito que no llegaron a 200, con Leopoldo y compañía.

El otro loco de Baruta fastidia hasta el cansancio con el pico y placa...

¡¡Muchacho!! si es como tú lo cuentas, para qué tanta alharaca con el referendo por el pico y placa... la mayoría son intelectuales, ¡¡ellos entienden muchacho!!... que lo hagan a conciencia y seguramente veremos una autopista como vemos los domingos, inténtelo Alcalde, a conciencia, ellos te seguirán.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

jovarela33@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2089 veces.



José Varela El Charrúa Latinoamericano


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a52044.htmlCd0NV CAC = Y co = US