Detrás de la propuesta del "Frente Amplio" y del enfrentamiento Tascón-Cabello, se esconde la venta del Comandante Chávez

Los Judas de la Revolución

Aprovechando -cual zamuro la carroña- los nuevos escenarios de batalla planteados; por su batalla contra la transnacional Exxon Mobil; y contra todo plan maquiavélicamente diseñado y orquestado por el imperio para destruir a la Revolución Bolivariana, dos corrientes políticas internas – (que bien podríamos definir como: la pequeña burguesía y los ingenuos de “izquierda”) - han planteado, juntos, la conformación de un supuesto “Frente Amplio” de lucha, y a la vez, se han hecho eco de la sospechosa lucha intestina, por las denuncias recíprocas entre Cabello y Tascón. Pero veamos el fondo.

La pequeña burguesía interna, habilidosa y oportunista como sabemos, reconoce el peligro y la amenaza que representa para sus bastardos y egoístas intereses la profundización de la revolución (tanto en lo político como en lo económico). Ellos saben que mermando el liderazgo del Comandante Chávez y desmoralizando al pueblo, por eso de pactar con la oposición, mantendrían por mayor tiempo sus privilegios y negocios.

Estos hijos de Fouché, los oportunistas de siempre, por un lado, plantean crear un “frente amplio” en donde participen en la batalla contra la Exxon Mobil aquellos personeros de esta supuesta “oposición” –agentes del capital- que así lo desean. Por otro lado, se inmiscuyen en el sospechoso enfrentamiento que libran Cabello y Tascón, tomando bandos y repitiendo los mismos calificativos y denuncias. también de manera pública, que entre ellos mismos se atribuyen.

Es de la anarquía política del que sacan provecho estos oportunistas.

Ellos son la expresión de la ideología de la pequeña burguesía, la misma que se expresó después del golpe de Estado de Abril de 2002; la misma que nos condujo a la derrota del 2D. Es la ideología de la conciliación de clases; la ideología del reformismo y no de la revolución; del revés histórico, del adormecimiento de los pueblos y sus sueños; es la ideología de la pequeña burguesía que intenta apoderarse de la revolución y doblegarla en función de sus intereses económicos y de clase.

Los otros son los dogmáticos, los que nunca entenderán las tácticas y las estrategias del Comandante Chávez para la Revolución Bolivariana. Los perdidos en el limbo de los manuales. Los revolucionarios de escritorio, de siglas y consignas. Ellos también, hacen el mismo llamado de la pequeña burguesía por crear un “frente amplio antiimperialista”, pero haciendo la salvedad de que este espacio debería conducirlo una dirección revolucionaria.

Nunca se darán cuenta que ya hemos quemado muchas etapas en esta revolución. Siguen planteando la etapa de liberación nacional sin entender que lo que se impone, hoy, es la etapa de la liberación social, en otras palabras, construir el socialismo. La Revolución Bolivariana posee soberanía económica y política, las condiciones necesarias, según el Ché, para haber quemado nuestra etapa de liberación nacional. No poseemos, es verdad, la soberanía alimentaria y tecnológica necesarias, pero sí un músculo económico para conseguirla.

En un “elefante blanco” resultaría este “frente”, y también en un espacio para la conciliación. Estos camaradas parecieran no ver el torpe juego que, con esta propuesta, le hacen a la pequeña burguesía y al imperialismo.

El antiimperialismo es una bandera y una posición implícita en nuestro movimiento revolucionario. En vez de hacer llamados para crear “frentes” deberíamos, más bien, movilizar a nuestras organizaciones, a nuestro pueblo, en pro de crear conciencia y destruir el cerco mediático nacional e internacional (de Globovisión, CNN, Reusters, BBC, etc.) contra Venezuela; debemos internacionalizar la batalla; pero también interiorizarla, ir a los barrios y llevarles, directamente al pueblo, nuestro mensaje.

Confundimos y desmoralizamos a nuestro pueblo presentando a estos agentes del imperio como aliados por esta lucha nacionalista. Es un imperdonable error.

La burguesía está clara. Ella nunca perdonará al Comandante Chávez por el "pecado" de haber despertado al pueblo de Bolívar de su letargo; por hablarles de socialismo; por haberles dado las banderas del por qué luchar. Y quienes marchen en pro de esta absurda propuesta de crear un “frente” con la participación de los lacayos del imperio, y quienes también se hagan eco de la lucha sospechosa de entre Cabello y Tascón, simplemente, como Judas, están vendiendo al Comandante Chávez.

basemtch@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2599 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: