Emmanuel de Troya

Solo a quien importe un comino la dignidad humana puede celebrar la suspensión de la Operación Emmanuel. Lo estableció el Sabio Salomón cuando falló en favor de la madre verdadera, que prefería que el niño en disputa quedara completo así fuese con otra madre.

La Operación Emmanuel fue un laberinto de espejos en que todos nos equivocamos. ¿Tuvo éxito Uribe? ¿Es éxito detener toda operación humanitaria y que siga la guerra por tiempo indefinido, sin treguas ni canje de prisioneros, o sea, una guerra de exterminio incluso de su gente? Es un “éxito” tan infame, que solo puede celebrarlo la oposición venezolana, sobre cuya contextura ética declino pronunciarme, por recato; baste con que veas cómo reacciona ante esto. En lugar de alabar la libertad de Emmanuel, como cabe, festeja el triunfo de Uribe y el supuesto fracaso de Hugo Chávez. ¿No fue gracias a su intervención que Emmanuel recuperó su familia? ¿Es eso un fracaso?

Toda guerra es espinosa, sobre todo su variante colombiana, en que luce imposible no embarrarse, sea cual fuere el camino transitado. Las FARC nos deben muchas explicaciones. Algunas las presumo, llevando tal vez demasiado lejos la afición a Sherlock Holmes. Pero no basta. Además, conjeturarlas no es disculparlas ni compartirlas, por atroces que sean las condiciones objetivas, porque hay muchas que son subjetivas, éticas, y no son menos atroces. Es más lo que ignoro y no entiendo que lo que sé y comprendo como para opinar con plenitud. Me limito, pues, a lo poco que sé y entiendo.

En 2000 el niño cubano Elián González tuvo que ser eje del enfrentamiento entre dos bandos de copiosos anales, contando con solo seis años de tener mundo (ver analitica.com/BITblioteca/roberto/elian.asp). Fue Elián de Troya, tal como Helena de Esparta fue luego Helena de Troya por una seducción y un rapto, es decir, protagonista de una guerra en que ardió una ciudad con toda su gente adentro. Así sería Helena de bella que causó sucesos cantables por poemas épicos esenciales. Es una de esas cardinales e impecables metáforas griegas.

Espero que las FARC usen su bronca palabra y cumplan algún gesto palmario, porque de Bush no espero nada constructivo y, en su situación, Chávez no puede ir más allá de lo que ya ha dicho. Por ahora.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2575 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a48893.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO