Del “Por Ahora” del 4F al del 2D

¡EL SOCIALISMO NO FUE DERROTADO!,

SOLO HAY QUE OÍR, SIN INTERMEDIARIOS MEZQUINOS, LA VOZ DEL PUEBLO Y ACCIONAR CODO A CODO CON ÉL

A tres años de la rebelión popular del “Caracazo”, un 27/02/92, a las 7 p.m., me encontraba en una esquina de la avenida Urdaneta con el Prof. Adán Chávez. Cuidábamos a distancia la vida de los insurgentes del 4F – 92, prisioneros en el cuartel San Carlos cuando fuimos sorprendidos por la respuesta que el pueblo le dio a la insurgencia militar ocurrida veintitrés días antes. Expresiones del sentimiento popular: ¡VIVA CHAVEZ!, acompañados por toque de cacerolas, luces que prendían y apagaban en los apartamentos, toque de cornetas, y la plegaria “Chávez nuestro”, versión de la oración cristiana “Padre nuestro”, nos indicaban que habíamos fracasado militarmente el 4F pero habíamos triunfado políticamente. Percibimos que el pueblo, hastiado de la seudo democracia que vivía, vio en Hugo al líder que buscaba. NO nos quedo duda, al presenciar, el 10 marzo 1992, la marcha multitudinaria, dentro de lo que permitía la represiva “democracia”, y el fuerte cacerolazo que resonó en la zona metropolitana, con la mayor participación popular que haya conocido este país. El pueblo expresó su descontento y el apoyo a la acción insurgente del 4F.

Habiendo oído la voz del pueblo nos abocamos, con los familiares, a recorrer el país para informarle a éste sobre las razones que llevaron a esos jóvenes militares a insurgir, y de sus ideales bolivarianos, también para mantener el “Por Ahora” vivo. Frase que, sin ser calculada por Hugo Chávez, caló en el pueblo venezolano porque le sembró esperanza. Fue así que durante más de dos años mantuvimos viva la famosa frase que expresa la decisión del guerrero de ir hasta la Victoria siempre. Al momento de la liberación de los insurgentes, en marzo 1994, estaba tan vivo el “Por Ahora” que el 26 y 27 de marzo 94 el pueblo se volcó a la calle para ver y tocar a Hugo Chávez (quizás a verificar que era de carne y hueso) y expresarle sus sentimientos, al punto que algunos, en acto religioso, le tocaban y se persignaban. Demostrando que durante el periodo de reclusión la comunicación entre el comandante y el pueblo (discursos en casete, entrevistas, escritos, folletos, libros, cartas abiertas, postales, cartas personales, dibujos etc. Etc.) funcionó, a pesar de estar aislado físicamente, más no moralmente ni espiritualmente, los canales de comunicación, aunque bajo presión y riesgo, que utilizó el comandante Chávez con el pueblo funcionaron. Evidentemente quienes actuamos en 92-94 como coraje lo hacíamos por convicción en el proyecto revolucionario bolivariano, con desprendimiento y entrega total, sin intereses personales, ni inversiones políticas personales, sin ningún tipo de remuneración, echándonos el miedo a la espalda y asumiendo (en un gobierno represivo y asesino) los riesgo y consecuencias de la ganancia que aportaba identificarse con Chávez y sus ideales: persecución, allanamiento, torturas, prisión, desaparición y asesinato.

Logramos evitar corrieran los insurgentes del 92 la misma suerte de quienes actuaron en las rebeliones militares del “Porteñazo” y “Carupanazo”: el olvido y /o desconocimiento por parte de la mayoría, darle continuidad a la insurgencia y triunfamos pues Hugo Chávez se convirtió en el líder del pueblo y lo guió a lo que hoy vive el país: La revolución Bolivariana Venezolana, logrando concretar parte del sueño de los insurgentes.

Los hechos acaecidos hasta hoy nos llevaron a descubrir, con dolor, la miseria humana de unos pocos insurgentes: unos tenían la intención de asesinar a Chávez para quedarse con el poder, otros de tendencia muy reaccionaria, y también esos hechos nos convencieron que la derrota militar del 4F fue lo mejor que nos pudo haber pasado, pues nos permitió tomar las riendas del país, 6 años después, en condiciones más favorable para el movimiento revolucionario venezolano.

El éxito de esta etapa, creo, fue “Oír la voz del pueblo”, hacerle y venderle una propuesta política: el “árbol de las tres raíces”, interpretar sus sentimientos, canalizar sus inquietudes, proponer soluciones e incorporarlos a las mismas: Constituyente y toma del poder popular.  

Días antes del 2D, en las calles de Caracas, pateando cerros y busetas oí, como nunca antes, múltiples expresiones de descontento con el gobierno bolivariano. Me preocupó mucho, pero nunca espere estos resultados electorales. Por eso en el momento de conocer los resultado el 2D, todo esa vivencia después del 4F pasó por mi mente y me dije: “no está muerto quien pelea” (quizás reacción del guerrero y mecanismo de defensa ante el dolor que ese resultado me produjo), este proceso a puesto al pueblo, frente a situaciones muy, pero muy, duras y dolorosas, y las hemos superado todas; Hemos aprendido mucho de cada situación vivida y hemos salido fortalecidos, entonces ¿Por qué no aprovechar estos indeseados resultados electorales, para profundizar y consolidar el proceso revolucionario?

Considero que para lograr convertir esos resultados electorales en una verdadera victoria popular para la construcción del socialismo del siglo XXI se debe:

 

I. Tener claro que EL SOCIALISMO NO FUE RECHAZADO NI DERROTADO EL 2D

Siendo objetivos podemos afirmar que el pueblo venezolano el 2D rechazó la propuesta política que le hiciera la oligarquía y el imperio norteamericano, incluidos Baduel e Ismael García, “Podemos”. Fueron éstos quienes intentaron vendernos la tergiversación que hicieron de la versión definitiva que entregó la Asamblea Nacional, nos bombardearon de publicidad, tocaron la puerta casa por casa, intentaron convencer persona a persona de su propuesta política y a pesar de todo los dólares invertidos y todos sus militantes activamente montados, siete millones les dijo NOOOOOOOO compro tu propuesta ………………………………………y cuatro millones voto por la opción del SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII………………………………

El sabio pueblo demostró, una vez más, que tiene muy claro: para la derecha y con la derecha NADA, haga ésta lo que haga para ganárselo y para engañarlo. 

La propuesta del socialismo se la intentó vender el Presidente Chávez, pero en paralelo no tuvo a todo su equipo vendiendo la oferta. Al contrario, parte de los funcionarios del gobierno y líderes políticos NO vendieron la propuesta, NO apoyaron el proceso de información sobre la misma, NO apoyaron el proceso electoral, ni la operación “remolque”. Incluso algunos, no tan poquitos numéricamente, que están concientemente en contra de la propuesta de Chávez trabajaron abiertamente para sabotearla (por ejemplo algunos patrones del gobierno no cancelaron a los trabajadores, ni pagaron las pensiones-INAGER) y para bloquearla llamaron a Votar NO. Conductas totalmente incoherentes con la ética socialista. Otros allegados al señor Presidente, por miopía política y por la indolencia que caracteriza al oportunista, inconscientemente, accionaban en contra de la propuesta socialista.

Por lo tanto los socialistas que hicimos un gran esfuerzo, y en primer lugar el camarada Hugo Chávez, para vender la propuesta podemos considerar que: 

1. La mayoría (me refiero a los siete millones de personas que se abstuvieron más los cuatro que votaron por el SI) NO rechazó al socialismo, puesto que el acto de venta de la propuesta socialista no se realizó en las condiciones ni con los vendedores adecuados.

2. Estos resultados electorales nos dan la valiosa oportunidad para que el mismo pueblo dibuje e internalice la propuesta, que quiere y necesita, del socialismo venezolano del siglo XXI y luego presentarla para someterla a votación. Seguro será aprobada y legitimizada, mediante el voto masivo de la población, y protegida pues lo que se pare se ama y se defiende, al igual que la madre lo hace con su hij@, hasta con la vida cuando es necesario. ! Socialismo patria o muerte, venceremos! se convertirá en la consigna que saldrá de lo profundo del ser de la mayoría de los hombres y mujeres de esta nación al igual que expresamos en una época “tierras y Hombres libres”, o “inventamos o erramos” “maldito el soldado que dispara contra su pueblo”

 II. Construir, codo a codo, con el soberano un Plan de Acción para la elaboración y concreción de la propuesta del socialismo venezolano del siglo XXI. Plan que promueva la participación activa del pueblo en el debate abierto sobre el socialismo, la internalización en la mayoría, del proyecto político y el fortalecimiento del Proceso Revolucionario Socialista. 

III. Oír la Voz del pueblo. Hacer, lo que hicimos en el 92, luego de nuestra derrota militar del 4F: “Oír la voz del pueblo”. Para ello hay que ir donde se encuentra el mismo, con mecanismos idóneos que nos permitan conocer su verdaderos sentimientos y las causas de sus reacciones para luego procesar la información recabada. Necesario conocer por qué tres millones de personas que votaron por el presidente Chávez en Diciembre 2006 ahora no lo hicieron. También es el momento de consultar a los que siempre se han abstenido, pues no se explica que un presidente, el primero en la historia de Venezuela, que entrega las ganancias del petróleo a su verdadero dueño (a través de programas de educación integral, de salud preventiva y curativa, de vivienda digna, entre otros), invierte en el desarrollo del país, gerencia en función del beneficio de las mayorías, rescató la soberanía del país y el respeto que nos merecemos como nación y ha convertido nuestra patria en una referencia política del planeta, entre otras tantas acciones, una población, mayor de tres millones, No lo haya apoyado a través del voto, en las múltiples contiendas electorales realizadas desde 1998. Urge detectar si esta abstención es una manera de reclamar ser oídos o de exigir correctivos, no de fondo si no de forma. Para una vez oída esa mayoría realizar los cambios necesarios.

IV. Implementar un mecanismo de comunicación directa entre el soberano y el Presidente Chávez. Se requiere comunicación transparente entre el soberano y el Presidente, sin intermediarios mentirosos, oportunistas o reaccionarios 5tas columnas; Interesados en ocultar la responsabilidad directa o indirecta que tienen en los resultados del 2D, en esconder la negligencia, la indolencia, la incapacidad, los mezquinos intereses personales, grupales o políticos ( 5ta columnas) y el oportunismo que los caracteriza. No se debe permitir que los bandidos hablen por el soberano.

V.  Elaborar un plan de Comunicación nacional e internacional. Sin duda que ha hecho falta un plan comunicacional ofensivo a nivel nacional para informar, formar e incorporar al pueblo en el proceso de la construcción del socialismo, y a nivel internacional para dar respuesta a la guerra asimétrica mediática que nos tienen también en el exterior del país. Ni siquiera un plan comunicacional defensivo hemos hecho, una muestra: No es lógico que mientras “Globovisión” desde las cuatro de la tarde repetía y repetía imágenes de los “pistoleros “ de la escuela de Trabajo Social de la UCV, nosotros los bolivarianos, trasnochadores, debimos esperar hasta las 10: 30 p.m. para enterarnos, a través del programa del camarada Mario Silva, “la hojilla”, que los “pistoleros” de “Globovisión” estaban realmente rescatando a un grupo de personas que los disociados de oposición intentaban quemar vivos en ese recinto universitario. 

En plena batalla electoral se requería estar montado sobre la realidad de los hechos y la veracidad de la información. 

Un plan comunicacional que permita la comunicación en ambos sentidos. El Presidente Chávez es un excelente comunicador social, su carisma, su sinceridad y transparencia con el soberano hace que éste le oiga pero el programa “Alo Presidente” permite la comunicación en un solo sentido, pues la metodología utilizada hace que no haya la comunicación necesaria en sentido contrario. Insisto que es necesaria la comunicación entre el pueblo y el líder, asimismo entre la mayoría y los funcionarios del gobierno y los líderes políticos (aquellos que tengan, al menos, la voluntad política de hacer la revolución) del proceso bolivariano. Plan que permita, además de oír al pueblo, también el monitoreo de la gestión de gobierno, de los correctivos que se requieren así como de los que se instruyen, de la información y de la formación del soberano. Plan comunicacional que va más allá de lideres y funcionarios hablando en los medios de comunicación TV, radio y escritos.

 VI. Necesario rescatar la credibilidad y la confianza en los funcionarios del gobierno y en los lideres políticos bolivarianos. En el máximo líder, Hugo Chávez, hay confianza y credibilidad, pero no pasa lo mismo con su equipo, el clamor popular es muy negativo sobre algunos de ellos. No existe, ni siquiera un solo opositor, serio, que afirme que el Presidente es corrupto. A modo de ejemplo puedo decir que Domingo Alberto Rangel me manifestó “Chávez es el único bolivariano que hay en el gobierno”, a pesar de sus acentuadas diferencias con Hugo Chávez y las críticas a su gobierno, diferencias que NO lo han llevado a sentarse con los enemigos del pueblo: oligarcas y pro imperialistas de nuestra nación. Actitud que hace mantenga el respeto que siempre le he tenido como intelectual de este país. Le tomé aprecio y afecto, por su coherencia entre otras cosas, desde 92 cuando se incorporó a ese grupo de hombres y mujeres bolivarianos de izquierda que construíamos el movimiento MBR 200 civil. 

VII. Reconocer y valorar la sabiduría del pueblo venezolano. El pueblo venezolano ha dado muestra de sabiduría en diferentes oportunidades: Detectó, luego de derrocar a Marcos Pérez Jiménez, que era una farsa lo de la “democracia”, las instituciones, los partidos del sistema y los líderes políticos de los mismos. Comenzó a abstenerse mayoritariamente en las elecciones (la abstención real debe contar a los que ni siquiera se inscribían, a pesar de la obligatoriedad, en el CSE); Se rebeló contra Carlos Andrés Pérez, “el Caracazo” en 1989; Avaló las insurgencias militares del 4F y 27N 92 y apoyó, directa o indirectamente, los movimientos políticos que resultaron de ellas, actitud que obliga al poder político venezolano de la época a sacrificar a Carlos Andrés Pérez para mantener el control del país; Respondió al llamado del MBR200 de mantener el “Por Ahora” vivo; Buscando alternativas elige al educador Aristóbulo Izturis, en las elecciones municipales de 93, alcalde de Caracas, para sorpresa del mismo; Rechazó la propuesta presidencial de 1993 con una abstención de casi 70 % y los pocos que votan se pronuncian por lo que creían era una opción diferente a la derecha AD y COPEI: Andrés Velásquez. Elección totalmente ilegitima en la cual, presuntamente, cambiando la voluntad de los electores le entregan la presidencia al Dr. Rafael Caldera; Votó mayoritariamente por Hugo Chávez en 1998, optó por la opción bolivariana de la Constituyente y derrotó a la derecha, la cual para vencer al comandante H. Chávez se unificó, por primera vez en la contienda electoral, e hizo una fuerte campaña terrorista contra éste; Participó en la elaboración de la Constitución; Votó por la constituyente; Refrendó a Chávez como Presidente; Apoyó masivamente, en las primeras elecciones, los candidatos de Chávez aunque no los conocía o le fueron impuestos por el partido “ V Republica”; Respondió al llamado del referéndum presidencial; Dio la mayor muestra de madurez en abril 2002, cuando sin líder que lo guiara salió a la calle a rescatar el poder político y a su máximo líder, logrando los objetivos, en unión con el pueblo en armas, y evitó con su presencia en la calle cualquier negociación que quisiera hacer con los fascista la derecha endógena del gobierno bolivariano; Otra gran muestra de madurez es que NO saqueó los días 12 y 13 de abril 2002, a pesar que le tiraron peines y provocaciones para que lo hiciera, demostrando que tiene claro que los saqueos atentan contra el proceso revolucionario; Dio otra gran prueba de madurez ante el “Paro petrolero” , con valentía y con alegría, rescató, defendió y puso en marcha la empresa Petrolera venezolana, PDVSA, aguantó digna y gallardamente todas las consecuencias del paro y tampoco saqueó ante la escasez creada por los golpistas; Se ha incorporado progresivamente a la constitución de los diferentes Comités, de tierra, salud etc. de las Mesas técnicas y a la de los Consejos Comunales. 

El sabio pueblo, aproximadamente siete millones de ciudadanos, siempre ha apoyado al presidente pero no ha dejado de enviar señales de alerta; por ejemplo en las segundas elecciones de Alcaldes y Gobernadores, un numero no despreciable, manifestó su descontento con los bolivarianos absteniéndose. Asimismo en las elecciones del 02 de diciembre 2006 mostró su descontento con el partido de gobierno, “V República”, votando por el Partido Comunista de Venezuela, no se fue a la derecha, se viró más a la izquierda, a pesar del descontento, no dejó de votar pues tiene claro que no votar era darle el poder a la derecha y además que confía en el Presidente Chávez. También ha rechazado, de diferentes maneras, el secuestro del PSUV. 

El soberano ha alcanzado cierto grado de madurez pero no ha llegado aún a la adultez. Una prueba de lo afirmado es que éste manifiesta: malestar con y rechazo hacia los funcionarios del gobierno y los representantes elegidos, pero no se ha organizado lo suficiente para ejercer la contraloría social con los primeros e implementar o exigir los correctivos que ameriten, y tampoco ha sabido utilizar el referéndum revocatorio, esa valiosa herramienta que Hugo Chávez les entregó, con los segundos. Le toca al Máximo líder y a la vanguardia del Proceso impulsar y acompañar ese proceso de crecimiento del soberano. 

 

En conclusión podemos afirmar que:

I. En la batalla por el socialismo, podemos y debemos derrotar a la oligarquía y al imperialismo, el heroico pueblo cubano nos ha demostrado, en múltiples ocasiones,  que es derrotable, a pesar que tiene menos recursos económicos que los nuestro.

II. Los grandes derrotados en estas elecciones fueron el imperialismo, la oligarquía y sus subordinados pues siete millones les dieron la espalda a pesar de sus millonarias inversiones, sus mentiras y sus bombardeos mediático. Otro derrotado fue el partido “Podemos” pues se puso en evidencia la casi nula convocatoria y ínfimo número de seguidores que tienen.

III. El pueblo no rechaza al socialismo, tiene el nivel de madurez suficiente para asumirlo y apoya, con conciencia, al presidente Chávez.

 Lo que implica que existen las condiciones para asegurar la reforma a la Constitución, la cual profundice la revolución bolivariana hacia el socialismo, para salir fortalecidos y para convertir, al igual que después del 4F, ese - “Por Ahora”- revés electoral en una victoria popular hacia el socialismo del siglo XXI.

IV. Por Ahora tenemos otra oportunidad y es deber ineludible de los revolucionarios aprovecharla pues el socialismo no fue derrotado, para lograr aprobar e implementar este proyecto político sólo tenemos que oír la voz del pueblo, sin intermediarios, y accionar codo a codo con él. 

¡Hasta la Victoria siempre!

Iris Felicia García
Insurgente del
4F
socialismo.ahora@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3305 veces.



Iris Felicia García


Visite el perfil de Iris García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas