Natera dixit

En Vargas ganó el Sí, pero…

Hemos leído en Aporrea un material de título ¿Por qué en Vargas ganó el Sí, de la autoría del Sr. Natera, donde utiliza el triunfo del Sí en Vargas, como un argumento que echa por tierra las observaciones hechas por cientos de compatriotas, que desde su más humilde condición, hasta los más relevantes analistas, léase: Luis Brito García o Vladimir Acosta, han dejado ver su opinión tan legítima como la del mentado Natera.

Ninguno de estos camaradas, y eso lo entendemos como un acto de sencilla honestidad, ha realizado esas críticas con ánimo de destruir a nadie, muy por el contrario, manifestaron su preocupación auténtica, su preocupación, dolor, vergüenza o acicate para continuar en la lucha.

Cuando hablo de observaciones, es porque en nuestra lectura no se coló un ápice de fantasía, leíamos observaciones críticas compartidas cientos de veces ¡Antes del Referéndum!

Ahora lo que si pude notar y eso a leguas, fue que ninguno de los compatriotas que como yo escribimos aquí, utilizamos esta tribuna como una oportunidad para hacerle apologías a ninguna persona que ocupa un cargo de responsabilidad, porque eso ahora es difícil, inútil y por demás del peor gusto. Tan de mal gusto como pretender endilgarle al gobernador Rodríguez San Juan la victoria del Sí en Vargas…

Sobre los problemas de Vargas que el Sr. Natera menciona está la crisis del viaducto (“La hermosa batalla de “La Trocha” como usted la llama), pues como usuario del transporte público debo decirle que nunca habíamos sido tan vejados los habitantes de Vargas como entonces, cuando en medio de la pesadilla de La Trocha, los conductores de esas líneas de paracos del volante nos despellejaban cobrándonos lo que les diera la gana para llevarnos en esos carros de lástima hasta Caracas. Entonces estuvimos solos, porque ninguna de las autoridades se hizo presente para hacer valer nuestros derechos ¡Por favor Natera no se mande! Así mismo fue el pueblo de Vargas el que metió el pecho a los desastres causados por el deslave y ha tenido la paciencia de esperar y esperar por mejoras, sobre todo en las zonas del oeste de Vargas, donde no se han sentido los privilegios de vivir en el este privilegiado de Vargas.

Sobre el PSUV en Vargas, usted mismo deja colar la visión tutelar que tienen muchos de lo que debe ser un partido, en donde se dejó ver “la mano diestra” (¿no era mejor zurda Natera?) del “núcleo duro” comandado por el gobernador y no por el pueblo- o es que el pueblo no se sabe gobernar y hace falta la mano conductora y dura del gran delegado – el big brother vigilante, que nos condujera por los parajes seguros de su eficiente elegancia… tan elegantes como el “automonumento” que se ha erigido por todo el ámbito territorial con la frase “Otra obra de Antonio Rodríguez”. Un personalismo que nadie temería en criticar ¿o no, Natera?

Ni tan calvo, ni con dos pelucas.

elmacaurelio@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1734 veces.



El Macaurelio

Periodista, Politólogo, poeta, escritor, humorista y ensayista. Columnista en varios medios, digitales e impresos.

 elmacaurelio@yahoo.es

Visite el perfil de Marco Aurelio Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a47166.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO