Del apuro no queda sino el cansancio

Todas las cosas necesita su tiempo para que se forme, se desarrolle y madure, y si se acorta ese tiempo el resultado final no es de óptima calidad. Eso pasó con el proyecto de reforma constitucional, él se presentó ante la Asamblea Nacional el 15 de Agosto de 2.007 y a pesar de lo delicado y profundo de los cambios contenidos, en solo 77 días continuos, unas 40 sesiones, la Asamblea Nacional los discutió, los analizó, los estudio y los aprobó; no solo los 33 artículos presentado por el proponente de la reforma, sino otros 36 que ese Poder Legislativo Nacional incluyó; fueron en total 69 artículos más las disposiciones transitorias. Después ese texto fue remitido al Consejo Nacional Electoral para que en 30 días se llamara a un referéndum aprobatorio.

¿Qué hubiera ocurrido con el proyecto de reforma constitucional si antes de presentarse a la Asamblea Nacional se hubiera examinado, discutido y aprobado por la gente del chavismo, llámese esta gente Circulo Bolivariano, Comando Patriótico, Comando Maisanta, Comando Florentino, Comando Zamora, Pelotones, Batallones, MBR-200, MVR, PSUV, los cinco motores de la revolución, o cualquier otro organismo político que se haya formado a lo largo de estos últimos años; o algún otro que se hubiera creado para llevar a cabo este análisis? ¿Será que eso no le hubiera ofrecido al proyecto de reforma constitucional una fuerza inmensa, blindándolo con un enorme número de votos internos a su favor con los cuales se asegurara su aprobación holgada en el referéndum?

De todos modos, lo que sucedió el 2 de Diciembre pasado no se puede calificar como una rotunda derrota para Chávez y el chavismo, no, allí ganó la democracia, quedó establecido nacional e internacionalmente que el régimen de gobierno del presidente Chávez no podrá seguir siendo llamado, por sus adversarios, dictadura, absolutismo, autocracia ni nada que se le parezca, pues en este pasado acto electoral se determinó que en Venezuela existe un régimen democrático a toda prueba, más que en ningún otro país de la tierra; y más cuando el presidente Chávez reconoció antes de terminar los escrutinios que la opción del no había ganado la contienda electoral.

Ahora bien, al chavismo lo que le toca es hacer un ejercicio de reflexión, debatir muchas cosas, ver si es necesario que en cada proceso electoral se cambie de nombre al comando, el sistema operacional y a los integrantes de ese órgano interno esencial que con anterioridad rindió unos resultados exitosos, contabilizar cuantas personas que se dicen chavistas se abstuvieron de votar por la reforma constitucional, oir sus razones políticas, etc.; de manera que esa discusión, encuentro o debate deberá darse antes que otra cosa, pues es fundamental para que en el futuro próximo se evite otros fracasos. Así como también habrá que insistir en que los Gobernadores y Alcaldes chavistas tienen que comportarse de forma decorosa, ser diligentes y ser creativos, porque ellos tienen su responsabilidad para con el pueblo y es esa responsabilidad, o irresponsabilidad, lo que influye en la decisión de sus gobernados; si éstos no están contentos, cuando Chávez los llame expresarán a través del voto negativo su descontento con sus gobernadores y alcaldes.

Los Ministros, Gobernadores y Alcaldes chavistas no ayudan a Chávez, y si ellos siguen ejerciendo una individual gestión de gobierno, Chávez ira perdiendo el favor de la mayoría del pueblo, por cuanto ese pueblo poco a poco ira votando en contra de estos señores para manifestar así su contrariedad; y esto al final se traducirá en una grave derrota para Chávez. En muchas partes de Venezuela se oye ¡Es que Chávez no tiene quien lo ayude y por eso es que no tiene un minuto de descanso, él tiene que hacerlo todo y eso no es posible por mucho empeño que le ponga!

En fin, el chavismo tiene que revisarse profundamente, tiene que saberse quienes de verdad están con Chávez y quienes quieren jugar al chavismo sin Chávez. En la actualidad y por un tiempo prudencial, en el chavismo tiene que venir un período de crítica interna y una muy lógica recomposición de los cuadros políticos y directivos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3427 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a46671.htmlCd0NV CAC = Y co = US