Ganó Chávez, la Democracia y Venezuela, antichavistas perdieron

El triunfo del NO, por menos de 200.000 votos, reconocido por el CNE y por el Presidente, lejos de constituir una derrota para Chávez y el proceso socialista, ha sido el triunfo más resonante en la historia política del Comandante Presidente.

Los derrotados fueron el Imperio y sus planes para desprestigiar y derrocar a Chávez, perdieron igualmente nuestros neofascistas, miedosos y egoístas, que ahora se han quedado sin argumentos para acusar al Presidente de Venezuela de: Autoritario. Dictador. Irreflexivo. Sanguinario. Loco. Bruto. Irrespetuoso de las Instituciones. Peligroso enemigo de la libertad de expresión y opinión, etc, etc.

Quedó desmontada toda la matriz creada y ordenada por la CIA e instrumentada principalmente por Globoterror y seguida ciegamente por la oligarquía y los retrógrados con sotana (CEV), de que Chávez controlaba a la Fuerza Armada, al CNE, al Tribunal Supremo, a “Raimundo y todo el mundo”, es decir, que vivíamos en un país donde todos éramos marionetas cuyos hilos solo los manejaba Chávez.

Chávez le ha dado una lección de DEMOCRACIA A LOS VENEZOLANOS Y AL MUNDO ENTERO

En que cambia la situación ahora con respecto al sábado 1 de diciembre, en nada. Los oposicionistas siguen teniendo sus 4 millones de adeptos, el Presidente sigue en el poder, la Constitución del 99 sigue igual, pero ahora reconocida y blindada por los opositores a ella DURANTE OCHO AÑOS. Los que antes la derogaron este domingo la defendieron.

Como todo no puede ser rosado, hay que recalcar que Chávez perdió, con respecto a la última elección, casi 3 millones de votos, PERO ESTOS VENEZOLANOS NO SE FUERON A LA OPOSICIÓN, porque esta saco lo que siempre ha sacado, ni un voto más. Hay que ver que pasó con esos que no votaron y que tampoco se fueron del lado contrario. Personalmente creo que hay que revisar al PSUV, y hacerle una disección.

Creo que en estos momentos muchos están pasando lo que se llama “alegría de tísico” y otros “depresión post-traumática”. Pero cuando pasen los días, nos daremos cuenta que en Venezuela hay una de las democracias mas bellas y fuerte del mundo, y que tenemos ahora a un Presidente legitimado no solo en elecciones, sino en lo más importante, por su acción y honestidad ética y moral, que lo consolida como líder americano y porqué no, mundial. Chávez nos salvó nuevamente de un baño de sangre.

En el arte de la política, muchas veces se gana perdiendo, y en otras, ganando… se pierde.

Creo que Chávez gano y los oposicionistas perdieron sus banderas, porque a la hora de una próxima confrontación Presidencial, irán divididos como siempre, porque en sus mentes solo esta el poder, el dinero y no Venezuela.

maos44@cantv.net




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2650 veces.



Miguel Antonio Osío Sandoval


Visite el perfil de Miguel Antonio Osío Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas