El nuevo bolívar-fuerte ante la caída del dólar

Como venezolanos observamos con preocupación la situación de la economía capitalista mundial por la caída del dólar estadounidense, divisa esta que ha sido y lamentablemente es todavía patrón de las operaciones comerciales internacionales.  Decimos esto porque Venezuela ha sido por mas de 100 años uno de los mas importantes productores petroleros del mundo contemporáneo.  La economía venezolana seguirá dependiendo por mucho tiempo dependiente de los ingresos petroleros por tener las mayores reservas de hidrocarburos del planeta.  Nuestros ingresos por las exportaciones han sido y todavía son en dólares estadounidenses entre otras razones porque la OPEP mantiene todavía el establecimiento de los precios del barril petrolero en esta divisa. 

En la actualidad la caída del dólar estadounidense se ha acentuado a tal nivel que por ejemplo frente al euro ha caído en más del 42%.  Mientras tanto nuestro bolívar sigue amarrado al dólar en su caída porque el bolívar mantiene el cambio fijo en 2150 por dólar.  Por esta razón se hace necesario revaluar nuestra moneda durante el año 2008, después de la reconversión monetaria al bolívar-fuerte en Enero de 2008.  Nosotros los Defensores del bolívar propusimos el 14-01-06 quitarle los tres ceros al bolívar actual  (http://www.aporrea.org/actualidad/a18901.html ), y simultáneamente planteamos revaluar el 32% para recuperar las injustas devaluaciones de 2004 y 2005.   La revaluación del bolívar-fuerte para el 2008 o 2009 que hoy proponemos al Ejecutivo Nacional, la hacemos para recuperar la pérdida de valor de nuestra moneda por la caída del dólar que indefectiblemente continuará, además de las devaluaciones al bolívar ya realizadas en esos años 2004 y 2005.  Hoy sufrimos los venezolanos los incrementos de precio de los productos japoneses y europeos que importamos, cuyas monedas se han apreciado frente al dólar en los últimos meses.

Con la reforma a nuestra Constitución Nacional propuesta por el Presidente Chávez, se plantea desarticular el control financiero y monetario del Banco Central de Venezuela, para hacerlo compatible con las demás políticas sociales y económicas en pleno desarrollo.  Estratégicamente es necesario que el Ejecutivo Nacional ejerza control y disponibilidad de nuestras reservas, así como controlar el valor de nuestra moneda para evitar que los grandes capitales nacionales y extranjeros lo hagan.  Romper la hegemonía mundial financiera por su influencia en el valor de nuestra moneda es altamente estratégico, correspondiendo al ejercicio de nuestra soberanía.  La migración realizada de nuestras reservas internacionales a otras divisas mas estables y fuertes que el dólar, fue y es una medida muy justificada para salvaguardar nuestras finanzas y así evitar pérdida de su valor.  Pero además internamente en el país hace falta revaluar el bolívar-fuerte frente al dólar para compensar su caída ante otras divisas como el euro. Así lo han hecho el resto de países del hemisferio. ¿Por qué no lo hacemos nosotros? Es por esta razón que proponemos a nuestras autoridades financieras revaluar lentamente el bolívar-fuerte el próximo año 2008. Una de las causas de la subida del valor en dólares del barril petrolero, además de la creciente demanda mundial de petróleo es precisamente la caída del dólar frente a las otras divisas como el euro. OPEP vende petróleo valorado en euros a los países de la Comunidad Europea.

Con la llegada de la Revolución Bolivariana en Diciembre de 1998, transcurrieron unos años hasta el 2005 en los cuales continuaron inercialmente esas nefastas políticas devaluacionistas del bolívar, que afectaron notablemente los ingresos de todos los venezolanos.  La causa de esta situación fue que el Banco Central de Venezuela y las Leyes de Presupuesto estaban operados por personeros neoliberales que prosiguieron “autónomamente” a preparar las plataformas financieras que justificaron las sucesivas devaluaciones del bolívar. Recordamos al ministro  de finanzas Tobías Lóbrega cuando anticipadamente anunció públicamente la devaluación del bolívar para el 01-01-2005 en Nueva York en Diciembre de 2004, creando pánico en los comerciantes que subieron inmediatamente los precios esas Navidades y cuando realmente ocurrió la devaluación del 12% en Marzo de 2005. ¿Quiénes se beneficiaron con ellas?  Los sectores del gran capital, especialmente la banca nacional y los grandes grupos económicos que han vivido muchas décadas del Estado venezolano sin mayores riesgos como ocurre con los emprendedores de otros países. 

Acertadamente el Presidente Chávez se dio cuenta de las manipulaciones de los neoliberales en las Leyes de Presupuestos de los últimos años, en las cuales se subestimaba los ingresos petroleros para crear déficits artificiales que justificaron leyes de Endeudamiento que a su vez sirvieron de plataforma para realizar las devaluaciones ocurridas entre 1998 y 2005.  Quizás la medida mas acertada del Presidente Chávez desde este punto de vista fue establecer el control de cambio después del paro petrolero de 2002-2003.  De esta forma se evitó la sangría de nuestras reservas internacionales que siempre había operado a través de la banca nacional por el hecho de existir libre cambio de nuestra moneda a otras divisas extranjeras. Fue hasta el año 2005 cuando el Gobierno Nacional estableció el cambio fijo en 2150 bolívares por dólar, comenzando a recuperar el poder adquisitivo del bolívar para beneficio de todo el pueblo venezolano. Dicho cambio fijo acertadamente se ha mantenido hasta el presente y anunciado hasta el 2008. La reacción de la oposición dirigida por los grandes grupos económicos no se hizo esperar. La procura de auspiciar la devaluación del bolívar no ha cesado desde entonces. Si en el 2008 se revalúa el bolívar manteniendo control de cambio, además de bajar los costos de los insumos importados el dólar ilegal paralelo caerá drásticamente.  Eso si sería revolucionario porque a pesar que es común en el resto de naciones del hemisferio, aquí en Venezuela ocurriría por primera vez y muy justificado. 

En el pasado reciente, ejerciendo la Presidencia de la A.C. Defensores del bolívar, participé en las luchas para concienciar a los venezolanos de la urgente necesidad de revaluar nuestro signo monetario para evitar proseguir con esa tendencia devaluacionista del bolívar. Durante los 22 años comprendidos entre el Viernes Negro de 1983 hasta el año 2005, el bolívar fue devaluado el 50.000% o sea desde 4,30 hasta el cambio actual de 2150 bolívares por dólar.  Para que ocurriera este desastre entre otras causas se debió a las erradas políticas neoliberales que permitieron la fuga de inmensas cantidades de dólares de las reservas.  La mano de la hegemonía financiera internacional a través de la banca nacional venezolana se hizo presente, con la bendición cómplice de nuestras autoridades financieras. De otra manera no se explica por qué el bolívar se devaluaó a lo largo de los últimos años mientras todas las demás monedas del hemisferio se revaluaron lentamente para equilibrar la caída del dólar estadounidense. 

Queremos recordar que el 12-08-2005 introdujimos ante la Sala Constitucional del TSJ un Recurso de Amparo (Exp. No. 05-1761)  (ver http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1522.htm ) contra el CONVENIO CAMBIARIO N° 2, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.138, de fecha 2 de marzo de 2005 por cuanto la ley de Presupuesto 2005 que le sirvió de sustento al mencionado Convenio Cambiario No. 2 violó flagrantemente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el Artículo 313.  Lamentablemente el Magistrado Luis Velásquez Alvaray lo declaró inadmisible, porque a pesar de estar bien sustentado significaba revertir el cambio de 2150 a 1920 bolívares por dólar, y esta situación afectaba a los grandes grupos capitalistas venezolanos.  Sin embargo este recurso de amparo además de aterrorizar a los grandes capitales nacionales, llamó la atención para que el Gobierno tomara las medidas ya conocidas de fijar el cambio y así evitar la fuga de divisas y las sucesivas devaluaciones que alimentaron a esos grandes grupos económicos que se acostumbraron a vivir de las devaluaciones.  Antes de devaluar sacaban miles de millones de dólares, y después de devaluar regresaban una parte. 

La oposición política y económica al Presidente Chávez no se ha quedado callada ante el control de cambio.  La guerra financiera contra nuestra moneda ha sido instrumentada con campañas mediáticas sostenidas en el tiempo, para engañar confundiendo a la gente sobre la pérdida de valor de nuestra moneda, con argumentos falsos como baja en la producción petrolera por ineficiencia de la nueva PDVSA, provocando guarimbas y acaparamiento de los alimentos para especular con los precios de todos los bienes de consumo, etc.   A pesar que el barril petrolero seguirá subiendo de los $90 actuales, esa misma oposición seguirá conspirando contra nuestra economía a través del mal llamado “cambio paralelo” que valora especulativamente el dólar con la finalidad de justificar una futura devaluación del bolívar.  Los medios privados televisivos e impresos se han hecho cómplices y principales actores de esta campaña desestabilizadora. “Expertos economistas” sesgadamente se constituyen en profetas del desastre económico de Venezuela, a pesar del asombroso crecimiento económico sostenido del PIB más alto del hemisferio en los últimos 5 años.  En este año 2007 el PIB es el doble del PIB de 2002: record mundial. 

Desde esta humilde tribuna aplaudimos al Presidente Chávez apoyando la reforma constitucional por él propuesta, que será sometida a referendo el próximo Diciembre.  Celebramos también la creación del Banco del Sur y la futura moneda común suramericana (http://www.aporrea.org/actualidad/a11220.html ).  Respaldamos la creación de UNASUR como clave para la integración suramericana.  Celebramos la creación de Petrosur, Petrocaribe, Petroamérica, así como celebramos la integración gasífera mediante gasductos para abastecer energéticamente a Suramérica y el Caribe desde Venezuela. Nada de esto se hubiera podido plantear e implementar sin liderazgo del Presidente Chávez, que ha sido de primordial importancia para consolidar la Revolución Bolivariana en este hemisferio y su extrapolación a nivel mundial para derrotar la hegemonía unipolar.   Lograr nuestra independencia económica dentro de un mundo pluripolar, garantizará la paz mundial basada en la eliminación de la pobreza y la exclusión en su más amplio sentido.  Revaluemos el bolívar-fuerte durante el 2008 y así lo haremos más fuerte. 
 

(*): Ingeniero Civil, M.Sc. CIV No. 8511 – Expresidente de la Asociación Civil Defensores del bolívar - email: jairolarottas@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 19458 veces.



Jairo Larotta Sánchez (*)

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: