Presidente Hugo Chávez

Pastoras y Pastores protestantes solicitan inclusión en la Seguridad Social

Hugo Rafael Chávez Frías.
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.
Palacio de Miraflores, Caracas.



"El justo toma en cuenta los derechos del pobre"

(Proverbios 29:7.)


Estimado compatriota:

Reciba un saludo revolucionario y solidario en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Escribo esta carta desde la inquietud de un corazón que se ha dedicado a mantener vivo el ideal revolucionario, a través del rescate de la Teología de la Liberación. Este ideal nos ha acompañado a mucha gente de las Comunidades de Fe Populares, toda la vida en nuestras acciones en medio de nuestro pueblo. Desde hace muchos años un grupo de personas hemos trabajado en las comunidades populares, sobre todo en aquellas mas marginadas y olvidadas por gobiernos nacionales, regionales, locales de otros tiempos políticos.

Cada uno de los pastores, pastoras y sacerdotes que hemos estado en esta tarea, durante toda nuestras vidas, lo hemos hecho de manera voluntaria, gozosa y responsable, recibiendo muchas veces como recompensa la persecución, hostigamiento, la cárcel y el olvido. Muchos vemos con mucha incertidumbre muchas cosas que tienen que ver con nuestro futuro. El Proceso Bolivariano nos trajo la inmensa alegría de ver de manera concreta de alguna forma el inicio de ese Reino de Dios o Nueva Sociedad por la que mucho tiempo hemos soñado y luchado.

Particularmente, viví unas experiencias muy dolorosas y peligrosas, aun para mi familia. Por este compromiso hemos quedado muchos de nosotros y nosotras, luchadores populares, sin trabajo, sin hogar, sin ninguna clase de recursos. Hemos tenido que comenzar de nuevo, hemos demostrado que nos han quitado muchas cosas pero nunca nos han podido arrebatar las dignidad, ni nuestro compromiso con esta Revolución que usted dirige. Jamás nos podrán amedrentar las agresiones de varios tipos que hemos vivido, porque lo hemos hecho desde nuestro compromiso cristiano de la liberación.

Muchos de nosotros, sufrimos el rechazo y el olvido dentro de nuestras Iglesias, yo puedo decir que muchos hemos tenido que conformar hermandades y relaciones de compañerismo, a nivel de lo Ecuménico, porque nos han marginado las propias personas que hemos considerado toda la vida nuestros amigos y hermanos y hermanas en la Fe. No hemos abandonado nuestro compromiso con la Revolución Socialista y Bolivariana. Ante el rechazo y la agresión de diferentes tipo hemos tenido que hacer alianzas con sectores liberadores religiosos o políticos. Nosotros hemos sentido en nuestra vida diaria el dolor de la soledad y el rechazo, aún de personas que creíamos muy cercanas .

La Presente tiene como finalidad la de pedirle que se estudie el caso de pastores y pastoras en el campo Evangélico- protestante que no nos ampara ninguna Seguridad Social y mucho menos podemos aspirar a cualquier pensión o jubilación digna, porque hubo el descuido de las Iglesias, o de nosotros, y no pudimos acceder a ningún programa del IVSS, la gran mayoría. A veces la angustia de llegar a la vejez sin ninguna perspectiva de Seguridad Social que nos ampare después de muchos años dedicados al servicio al prójimo.

Solicito a usted, como presidente de este país, que se estudie la posibilidad que los pastores y pastoras puedan ser tomados en cuenta para que podamos disfrutar como cualquier ciudadano o ciudadana útil a la patria, de los beneficios que nos merecemos como gente que ha aportado a la construcción de nuestro país. Nos lo merecemos como venezolanos y como personas trabajadoras.

Nosotros y nosotras, también construimos desde nuestras Comunidades de Fe y desde nuestro reconocido y permanente compromiso con la Teología de la Liberación, la Venezuela Otra, Necesaria e imprescindible. Construimos el Reino de Dios construyendo el socialismo entre y desde los pobres. Somos en cierta forma parte de esa base del pueblo que ha hecho posible la construcción del socialismo en nuestra Patria. Somos desde hace mucho tiempo revolucionarios y revolucionarias a tiempo y fuera de tiempo.

Señor Presidente, tome en cuenta esta petición y considere el derecho que tenemos muchos venezolanos y venezolanas a tener una Seguridad Social, que nos garantice un nivel de vida digno, como lo merecemos. Somos Venezolanos y gente que ha estado siempre de parte del pueblo y conviviendo con el pueblo mismo en sus luchas y en sus aspiraciones.

Confiamos en usted, que como Presidente de la República ha demostrado una sensibilidad muy especial hacia quienes han sido siempre los más débiles entre los débiles de Venezuela. Confiamos en nuestro máximo líder. Así como usted nos confió la realización de las Primeras Jornadas de Teología de la Liberación que se realizaron en Caracas, en el marco de los noventa años del natalicio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Confiamos en su sensibilidad y en su buen corazón para quienes desde nuestra fe comprometida también construimos el Socialismo Bolivariano.



¡Patria, Socialismo o Muerte!


Para contactos:

Comunidad Reformada de Maracaibo.
Esquina Avenidas Universidad con Santa Rita.
Teléfono: 0261-7571663.
Celular: 0414-0693322.
Culto: Domingos a las 11:30 am.
Creforma@gmail.com
Maracaibo- Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2706 veces.



Rev. Obed Juan Vizcaíno Nájera.


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor