Religiosidad y poder (III)

TERCERA HIPOTESIS: "LA RELIGIÓN ES EL OPIO DE LOS PUEBLOS" (Marx). Cierto, las religiones, suelen adormecer la consciencia humana. Este adormecimiento inducido, lo es de clase. Va de arriba hacia abajo. Naturalizada la dominación, se auto legitima en sus víctimas. La dominación no aparece como tal, sino como selección natural de las personas. Los más bárbaros lo llaman "destino". Controlados por el poder económico, esto es, CON EL APARECIMIENTO DE LA PROPIEDAD PRIVADA, los creyentes religiosos serán los propagadores de su propia dominación; ideologizados, reproducen su domesticación, llegando a sentirse libres. Desde la superestructura, el poder logra controlar todo el sistema. EL MANDADO ESTA HECHO.

Es de advertir, que no hay una historia universal; cada sociedad histórica ha tenido sus propias características y temporalidad. Por ejemplo, los científicos afirman, que el matriarcado y el patriarcado, han tenido variadas formas, así, en el neolítico, hubo un periodo donde la religiosidad sustanció la igualdad de géneros. Confirman los científicos, que el tiempo del matriarcado fue mayor que el del patriarcado. Los descubrimientos arqueológicos en América, en particular de las civilizaciones más ancestrales, muestran el respeto común por la naturaleza, y las creencias religiosas como factor de igualdades de género. La presencia de la propiedad privada cambió la historia. El metabolismo de la propiedad privada, cambió el metabolismo humano. La propiedad se yergue contra los que no la tienen. La propiedad es para los menos, quienes con "consciencia para sí", saben del verdadero origen de la propiedad privada y de la pobreza mayoritaria, por ello, permanentemente apelan a cuantos mecanismos le sirvan para la justificación de sus villanías.

Privatizada la naturaleza, controlada lo cultural, las religiones domesticadoras, repiten la vieja mentira que todo es obra de Dios. Espinoza lo hizo naturaleza, no fue creado ni creador, es LA SUSTANCIA que habita en la naturaleza. La propiedad privada, domestica a la naturaleza con todo lo que hay adentro; lo hacen MERCANCÍA. Valor de uso y valor de cambio como mercancías. La ley, hechura interesada de una clase, se encargará de mantener la permanente amenaza a sus infractores. Se trata de un sistema que todo lo controla. Solo su liquidación libera.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús M. Vivas P.

Jesús M. Vivas P.

Más artículos de este autor