Disculpen la irreverencia

Cien veces he escrito sobre el curioso silencio que los intelectuales de izquierda -de aquí y de afuera- han mantenido en relación al proyecto comunal que el comandante Chávez nos presentó en el 2007. Lo digo porque no cejaré en este reclamo. En realidad, he ido más lejos, he señalado que el Partido lo traicionó. Tres millones de chavistas no fueron a votar por su propuesta de incorporar el Poder Comunal a la Constitución. Se quedaron en sus casas, no sé si por intelectuales, a lo mejor fue por no entenderlo, o tal vez, porque les pareció una mierda.

Pero, volviendo a los intelectuales, que son gente entrenada en la reflexión, y en el hablar -lo hacen de manera incontenible- cuesta entender ese curioso mutis que señalé, pues se dicen defensores de la participación protagónica de la gente en los asuntos políticos -tal vez sean fingimientos-. Por eso pregunto:¿No es el protagonista el personaje principal en el teatro, la literatura o el cine? ¿Hay acaso una mejor forma de protagonismo que el del colectivo comunal? ¿De verdad creerán estos intelectuales que el colectivo comunal delegó su poder en quienes se auto nombraron sus representantes?

Pero, volviendo a ese grupo de privilegiados del pensamiento y la palabra, cuando noguardan silencio sobre lo comunal, le colocan las talanqueras que ellos consideran necesarias. He estado revisando algunos escritos de Enrique Dussel sobre la expresión de los movimientos sociales en el campo político y lo que, en su última visita a Venezuela, le declaró a "Prensa MinComunas": El pueblo siempre es la sede del poder, aunque este delegue, mediante el principio democrático. Los que mandan deben mandar obedeciendo... Miren que cosa, la delegación resultó un principio democrático, ¡viva la democracia representativa!

Menciono el asunto de las talanqueras porque Dussel en "Política de la Liberación Arquitectónica"(2009), al describir quienes integran la sociedad civil, la sociedad política, la institución del Estado y las estructuras de la sociedad civil; no menciona por ningún lado, la "Nueva Geometría del Poder" de Chávez que él ya conocía -por cierto, la arquitectura es geometría-. Lo que sí dijo fue: No se puede eliminar el Estado porque, en el caso de los países como Venezuela, Brasil, México... puede pasar no sé qué diablos. Y no es tontería, esta última afirmación lo empareja con la Comisión Especial de la AN para la Transformación de las Leyes del Poder Popular que, igualmente temerosa de ese "no sé qué diablos", pidió: evitar por cualquier vía hablar de la categoría Estado Comunal… Este extravío de Dussel lo alinea con lo que él llamaba el "ejercicio obediencial del poder". Yo lo llamo tutelaje.

Por cierto, la Asamblea Nacional acaba de aprobar la nueva ley del poder popular, no he podido encontrarla en la página de la AN, pero ya aparecerá y la comentaré



Esta nota ha sido leída aproximadamente 494 veces.



José Manuel Rodríguez


Visite el perfil de José Manuel Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Manuel Rodríguez

José Manuel Rodríguez

Más artículos de este autor