Chávez y la doctrina bolivariana

Por estos días el presidente Maduro señalaba, hablando de la necesidad de la actualización y expansión de la doctrina bolivariana, que tiene que venir el desarrollo educativo, una nueva Venezuela en la ciencia, en la tecnología, en la cultura... Imagino que estaba recordando aquello que Bolívar afirmó en el Congreso de Angostura en 1819: La educación civil y literaria de la juventud es uno de los primeros y más paternales cuidados del gobierno… Y seguramente también recordaba aquella reunión "de todas las clases en un estado" que pedía Bolívar en ese discurso. Algo que es muy similar a lo que, 188 después, Chávez llamó: el "gobierno de la gente".

Pues bien, al hablar de estas cosas, los profesores de la UBV no debemos olvidar que esta Universidad, soñada y creada por Chávez, en su documento constitutivo, decía: La UBV debe cambiar al Estado venezolano…Y, además, pedía que ella fuera una universidad territorial apuntalando las potencialidades de cada región. Así nacimos, además de en Caracas, en Zulia, Falcón, Táchira y Barinas. En los Valles del Tuy y Aragua. En Monagas y Bolívar.

Si vamos, en serio, a actualizar y expandir la doctrina bolivariana con los aportes de Chávez, deberíamos entender sus esencialidades. En el "Discurso de Angostura" -en mi opinión el más notable de sus documentos- Bolívar hablando del parlamentarismo, les dice a los legisladores: Yo deposito en vuestras manos el mando Supremo de Venezuela... Vuestro es ahora el augusto deber de consagraros a la felicidad de la República… Mi opinión es que el principio fundamental de nuestro sistema depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela. Que los hombres nacen todos con derechos iguales a los bienes de la sociedad… Es la reunión de todas las clases en un estado, en que la diversidad se multiplicará… Esas son las esencialidades. Como lo fue aquello que Chávez llamó la "nueva geometría del poder", dejada también de lado como sucedió con el parlamentarismo de Bolívar.

Y digo dejada de lado, porque la situación de las grandes universidades, las nacionales y también las experimentales, está bien lejos de encaminarse en esa dirección. Casi pareciera que, existe la convicción de ser ellas cosas del pasado. Y no nos equivoquemos con las obras que se realizan en la Ciudad Universitaria de Caracas, pues no son para recuperar la UCV como universidad, sino para conservar las edificaciones y espacios urbanos que son patrimonio material de la humanidad, y esto está bien, pero, cómo entender que, en la Universidad de Oriente, las edificaciones, con sus equipamientos y mobiliario, hayan sido saqueadas, parcialmente demolidas y su gran biblioteca incendiada. Y esto sin ningún responsable.

Cómo entender que a los profesores universitarios -porque algún burócrata supone que no producimos riqueza alguna- nos hayan disminuido a una especie de supernumerarios ilustrados. Cómo entender que, en paralelo con esta realidad, están apareciendo múltiples y anómalas instituciones que dejan de lado la diversidad del conocimiento, para dedicarse, en exclusividad, a un determinado saber; me refiero a esas supuestas universidades de la Comunicación, de la Seguridad, de los Hidrocarburos, de Especialidades Eléctricas, del Deporte y no sé cuántas más, algunas de ellas sin pregrado, sin docencia presencial y donde la investigación, más allá de la producción de papers, es inexistente.

Convencido que debemos buscar, con lo digital y lo virtual, un equilibrio reflexivo que apunte hacia la inter y transdisciplinariedad del conocimiento, que obligue al esfuerzo científico a ir de la mano de una ética política tal, que profundice en la democracia real, es decir, en la justicia, la equidad y la soberanía; se hace imperativo devolvernos de esas escuelas de la unidimensionalidad que son las universidades singulares y retomar aquel proyecto de Chávez de las "Aldeas Universitarias" que propugnaba municipalizar las universidades públicas existentes para construir en cada municipio campos multidisciplinarios del saber. Hay que hacerlo porque en la sociedad socialista la diversidad se debe multiplicar, haciendo posible, dada su extensión territorial, la presencialidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 500 veces.



José Manuel Rodríguez


Visite el perfil de José Manuel Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Manuel Rodríguez

José Manuel Rodríguez

Más artículos de este autor