"La caja negra" del sistema capitalista (V)

"…las relaciones sociales existentes, se hallan…en CONTRAPOSICIÓN con la fuerza productiva existente…división del trabajo y propiedad privada son términos idénticos…de donde se desprende que todas las luchas que se libran dentro del Estado…no son sino las formas ilusorias bajo las que se ventilan las luchas reales entre diversas clases". "Ideología Alemana".

Visto este asunto, la "sociedad civil" es en verdad un espacio de "contraposiciones"; un todo dialéctico social, donde compiten clases antagónicas, esto es, intereses opuestos: "No hay opinión pública, hay opinión de clase" afirmó el recordado poeta salvadoreño Rocke Dalton. En este modelo social, la paz ciudadana y la justicia social son ficciones, pues entre opuestos no puede haber paz verdadera y duradera. Aquí, el "orden" social, es el control que una minoría ejercen sobre una mayoría.

¿De cuál democracia hablamos? Por doquiera, la democracia tiene raíces burguesas, por lo tanto, es de suyo defender al capital; él es su hacedor interesado. Por su naturaleza y lógica, el capital es antidemocrático y la pobreza es su opuesto dialéctico. Capital y justicia son antagónicos. El capital es "un comprador nato que se reproduce como vendedor". Condenado a aumentar sus beneficios, se hace terriblemente destructivo. Necesita de la fuerza de trabajo y de la naturaleza, pero las destruye.

No faltan ilusos o interesados, que propalen intencionadamente la falacia, de que con reformas y reformitas harán del capitalismo un modelo humanizable. Tampoco es de extrañar, que los interesados en difundir este engaño, oculten a la dialéctica en "sus" análisis; no quieren que se develen las verdades intrínsecas del modelo: sus contradicciones insolubles, prefieren los relatos, las crónicas y las opiniones personales. Desde "sus interpretaciones", construyen o explican los procesos, no pocas veces como a ellos les interesan. Una historia construida a su manera. Así, no son las contradicciones económicas y sociales las que mueven la historia, sino las circunstancias tal y como son entendidas por ellos. "yo y mis circunstancias" diría el otro. Casi afirman, que el capitalismo ha estado siempre y lo seguirá estando. Por favor, a Fukuyama ya "ni lo ignoran"

En verdad, el metabolismo del capital contiene su mismísima esencia. Fue Marx, CON SU MÉTODO DIALÉCTICO CONCRETO CATEGORIAL, QUIEN LLEGÓ AL VIENTRE DEL SISTEMA; a sus interioridades contradictorias. El capitalismo en sus inicios y el de hoy, han tenido la misma naturaleza y la misma lógica: que todo sea mercancía y con máximas ganancias. Hegel (idealismo reformista), se quedó en el mundo de "las ideas", Marx penetró al INTERIOR del sistema y captó su metabolismo, pudiendo comprender como SON SUS ARTICULACIONES Y CONFRONTACIONES CATEGORIALES DIALÉCTICAS. Vociferó, que más que entender al mundo, de lo que se trata ES DE "TRANSFORMARLO". La ideología como "falsa consciencia" se presta para la defensa del capital. Sus contradicciones insolubles, serán su agotamiento definitivo.

"…toda clase que aspire a implantar su dominación…tiene que empezar conquistando el poder político". Es público y notorio, que ahora, la mayoría de las izquierdas no buscan el "poder político", prefiere sus migajas burocráticas. Obviedad conocida y poco de fondo debatida: la izquierda se ha social democratizado. "…las luchas que se libran dentro del Estado…son…formas ilusorias" pues dentro del Estado burgués, el poder lo tiene el capital. El capitalismo tiene que estar permanentemente revolucionándose, así funciona sistémicamente, su mercado lo requiere, sus revoluciones son tecnológicas y poco o nada sociales. Sus cambios son controlados y dirigidos para satisfacer su mercado. Manipular nuestros espejismos, nuestras emociones, le resulta clave.

El aparato del Estado capitalista, está confeccionado y permanentemente es mejorado, para frenar las contradicciones sociales, para que sean domesticadas y no implosionen: tiene el monopolio de la fuerza legal y la aplican a conveniencia. Aun así, el Estado no puede por completo eliminar sus contradicciones múltiples, pues en fin de cuentas, él es parte de estas contradicciones; le son inherentes. Cada tantos años, los gobiernos "democráticos" entran en crisis visibles y sus contradicciones afloran. Las elecciones sirven entonces, para ofrecer esperanzas y amainar tensiones sociales. De momento lo pueden lograr, pero al poco tiempo, ellas se recrudecen con más ferocidad.

"La sociedad civil abarca todo el intercambio material de los individuos, en una determinada fase de desarrollo de las fuerzas productivas". Este "intercambio material de los individuos", es desigual y entre desiguales. Paradojalmente, siendo la mayoría quienes producen las riquezas materiales, recibirán apenas lo necesario, para que penosamente se auto reproduzcan como fuerza de trabajo dominada. A esta injusticia, le llaman sociedad organizada, civilizada. La democracia burguesa, precisamente se encarga de legitimar y normalizar esta injusticia: el progreso. Las elecciones suelen servir también para esto. Toda la superestructura del Estado, se mueve en este propósito.

"…mantenerse siempre SOBRE EL TERRENO HISTÓRICO REAL, de NO explicar la práctica partiendo de la idea…por tanto las circunstancias, hacen al hombre en la misma medida en que éste hace a las circunstancias". Carlitos no construyó un "Lecho de Procustro", anduvo con "la mochila" de ALI al hombro. Es "el terreno histórico REAL", el espacio concreto de los conflictos concretos. Dejemos el mundo de las "ideas" para Hegel y sus seguidores. Desde las subjetividades, los cambios cuando más son gatopardianos y no pocas veces reconfortantes para el capital, ejemplo la democracia burguesa.

"La expansión del comercio y de la manufactura, sirvió para acelerar la acumulación del capital… crearon la gran burguesía…el estado es la forma bajo la que los individuos de una clase dominante hacer valer sus intereses…El derecho privado, se desarrolla conjuntamente con la propiedad privada". Los beneficiarios y sus mercenarios, han logrado hacer aparecer la barbarie colonizadora como civilizadora, y por lo tanto necesaria, y a la historia como cuentos, desprovistos de verdaderos análisis dialécticos de lo HISTORICO REAL CONCRETO, EN SU TIEMPO Y ESPACIO CONCRETO. El darwinismo social neoliberal está de moda. Malthus ha vuelto.

Sin la menor duda, el colonialismo, o lo que es lo mismo, el saqueo brutal, bárbaro y salvaje de África, Asía y América, fue la fuente fundamental para "el despegue" del capitalismo. El capitalismo "vino al mundo choreando sangre por todos sus poros". Hoy, el neocolonialismo se vale de todo lo que pueda, para continuar fagocitándose nuestras riquezas. El amedrantamiento, la conciliación de algunos políticos, o la crueldad de los dominadores, no cesa de amenazar y poner de rodilla a los pueblos que poseen lo que las transnacionales ambicionan. De cuál ética. De cuál moral estamos hablando. La explotación inmoral e inhumana, es ahora humana y moral. Inducido el pueblo a producir y consumir, termina por admitir como inevitable su desgracia, atribuyéndole a esta desgracia, factores insólitos y metafísicos. CONTINUARÁ.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 824 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: