Hacia Santa Marta

El 1 de diciembre de 1830 Simón Bolívar se marcha a Santa Marta (en el norte de la actual Colombia). Se embarcó muy enfermo y débil en el bergantin "Manuel", escoltado por la fragata "Grampus" de los Estados Unidos.

En su estadía en la hacienda San Pedro Alejandrino le atendieron dos médicos: el francés Dr. Alejandro Próspero Révérend, quien diagnosticó una lesión pulmonar y el Dr. Mac Night que estaba convencido que el padecimiento de Bolívar era un paludismo crónico.

Era su última morada, estaba en los días finales de su vida, de su ostracismo. Nunca más, el héroe de la independencia suraméricana, volvería a tocar tierras Venezolanas.

Fue condenado al destierro por el Congreso de Valencia.La hacienda San Pedro Alejandrino era propiedad de Joaquín de Mier.

El Libertador está acabado moralmente, siente el peso de haber realizado un esfuerzo inútil en 20 años de guerra por la independencia y la unidad de los países hispanoamericanos.

Las famosas palabras que representan un lamento, son el dolor interno en su ser despedazado: "He arado en el mar".


Indudablemente su visión expandida al mundo entero, no fue comprendida por la gran mayoría de sus compañeros de armas. Todo se desmoronó porque las Repúblicas recién surgidas necesitaban encontrarse así mismas. Todo el tejido, los lazos de la unión, fueron rotos por los sentimientos de territorialidad y la incomprensión de los líderes locales sobre el proyecto de Bolívar de unificación continental, tal como lo proyectó Francisco de Miranda basado en el legado del Jesuita Juan Pablo Vizcardo y Guzmán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 828 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: