Aventis

Alí y MCM en un solo sentimiento de agresión a la patria de Los Libertadores de América

El populismo detrás de las nuevas izquierdas, viene afectando los movimientos de reflexión sobre la realidad latinoamericana y, en vista de las tensiones creadas con la democracia en u doble juego, nos hemos visto en la decisión de publicar algunas ponencias académicas por la censura impuesta a nivel del Estado y paginas Web, que en el contexto geopolítico en que vivimos no canalizan las categorías alternativas para lograr una verdadera democracia constitucional. Lo que implica que nos ubicamos en un autoritarismo o una dictadura comisarial entre otras, en los medios impresos y redes sociales. El panorama es claro, Venezuela desmovilizo a las fuerzas militares, desde sus guarniciones, y colocó agentes policiales custodiando bombas de gasolina y alcabalas. Que es una labor de vigilancia trascendental en lo nacional y fronterizo., por lo cual, le dio oportunidad a los paramilitares y grupos de guerrilla entrelazarse en la Tierra de Los Libertadores, que incluye El Esequibo

Dicho concepto de populismo, como categoría teórica no existió en el Mundo Antiguo, aunque ciertos atributos complementaron el pensamiento político de la antigüedad. La propia noción de pueblo viene provista de ambivalencias, cuya constitución se inscribe en el pasado clásico.

Guyana, versificó de una manera vulgar la articulación política multiclasista, una teoría ampliada que cuenta con el apoyo de María Corina Machado y su grupo Vente Venezuela. Es una retórica medianamente política que, aparece en la escena política, dando un criterio de productividad global, resignificando los territorios para lograr un capital privado, gracias a la intervención pausada hacia Surinam, con quien tiene problemas fronterizos por una cuchilla de espacio lacustre y en cuanto al territorio Esequibo. Quieren aplicar el termino soberanía de una manera autoritaria, por eso, el presidente Maduro facultado por La Asamblea Nacional eleva una consulta al soberano- pueblo- para desmontar el criterio del títere de la Exxon- Mobil Alí sobre el poder que se quiere tener, sobre estas tierras en discusión por doscientos, (200), años.

A mayor identidad y representación de las organizaciones políticas y civiles, se declara una imagen adecuada a los intereses de la nación, lo que implica que el propio Estado debe brindar expectativas de asumir en base al consultivo, los derechos sobre estas tierras. Lo que indica que María Corina Machado se ha declarado en desobediencia una vez más por apoyar a militares enemigos de nuestra patria, lo que indica su conexión con Alí Raffián, presidente de Guyana y las multinacionales petroleras que dinamizan la economía en el Sur, mediante un sistema político colonialista. Ya todo, se ha explicado en foros y, vamos hacia una desobediencia civil que, es la contestación ciudadana más radical hacia el gobierno de Guyana.

Este país pequeño, busca establecer una identidad que no le pertenece. Siempre el Esequibo ha sido nuestro, lo sucedido es un cruce entro lo político y el Estado de Derecho. Ya hay suficientes documentos que atestiguan la legalidad jurídica hacia nuestro proceso de consultas que verifican la legalidad de nuestro territorio.

Ya no puede existir una política humanitaria. Hay un intervencionismo militar directo, donde la ideología esta despolitizada, porque hay intereses económicos y geopolíticos de carácter público acompañado por un carácter despótico de una maquinaria, que es manejada desde el Estado. Buscan las transnacionales identificar la concepción biopolítica con el criterio de una subjetividad política. Lo que implica una encrucijada para motivar a la violencia y asirse de nuestro territorio con nuestros propios políticos. Tal como viene sucediendo con María Corina Machado, quien ofendió al presidente Chávez en La Asamblea Nacional, se sentó al lado de George Bush, hijo, en la Casa Blanca cuando Venezuela pasaba por un momento apremiante, acompañó a Leopoldo López en las guarimbas, y ahora apoya al presidente guyanés en su cometido de autodeterminación para controlar territorios en Surinam y El Esequibo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 877 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas