Prepararse en vez de temer al ilegal reclamo venezolano y sus posibles efectos

La Universidad de Guyana realiza este foro con ese título dónde se debaten las posiciones sobre qué acciones tomar ante lo que aquí califican de “ilegal reclamo de los venezolanos”

Queridos vecinos, se que somos diferentes porque venimos de una formación históricamente diferente: Nosotros educados por los españoles y ustedes por los ingleses, ustedes producto de una esclavitud miserable e inhumana de la que fueron liberados cuando el esclavista perdió interés en sus esclavos, porque les era más productivo liberarlos que mantenerlos, por lo que no tuvieron la necesidad de enfrentarse a ellos, ni exponer su vida en una guerra y nosotros producto de un coloniaje del que tuvimos que sacudirnos tras 12 años de guerra donde mas de la mitad de la población dio su vida y la otra mitad estaba presta para hacer lo mismo si el imperio español no dejaba su empeño en dominarnos.

Pero a pesar de nuestras diferencias de origen, somos vecinos, eso no podemos evitarlo y no tenemos por que quererlo, como vecinos debemos tratarnos con el mayor de los entusiasmos y alegría. Ahora bien, ¿Por qué tenemos esta amargura acumulada en años? La tenemos por un acto gestado desde hace más de 150 años por unos bandidos en el que ambos somos inocentes: Inglaterra nos robó a los venezolanos un pedazo de nuestro país, en un momento en que aun estábamos limpiando la sangre de nuestros campos de guerra, si, aún el nuevo país que logró su independencia con tanto sacrificio estaba secándose las lagrimas de los hijos, los padres y también muchas hijas y muchas madres sacrificadas en la lucha contra España, cuando Inglaterra viéndonos en esa situación, se aprovechó y se apoderó de un pedazo de nuestro territorio.

Nuestro reclamo fue firme en ese mismo momento a pesar de nuestras circunstancias, tan firme fue, que Estados Unidos tuvo que intervenir en nuestra ayuda, los Estados Unidos, Si, esos que en 1823 parecían destinados por la providencia a plagar a la América de miseria en nombre de libertad y que hoy en 2023 se ve que fueron destinados a plagar al mundo entero en ese mismo nombre; bueno vecinos guyaneses, ellos se pusieron de acuerdo con Inglaterra para hacer una obra de teatro y en nuestra representación se fueron con un barco cargado de mapas y documentos venezolanos a Paris, allá se encontraron con los ingleses y sus manos vacías y un juez ruso nombrado por ellos mismos y listo!, en una semana dijeron que el territorio en cuestión era de Inglaterra.

Cuando en 1949 muere uno de esos gringos, dejó en su testamente un documento para intentar reivindicar su alma difunta dónde cuenta todo el fraude de Paris de 1899 y su laudo arbitral. Fíjense guyaneses qué si alguien les pide documento de propiedad de la tierra, el único documento que tienen es ese: el Laudo de Paris. Allí se le dio ese territorio a Inglaterra y ustedes lo heredaron, anterior a eso sólo tiene el documento donde Holanda le entrega a Inglaterra sus posesiones de Demerara, Berbice y Esequibo de 37.000 kms cuadrados (20.000 millas cuadradas) y que tiene por frontera oriental a la actual Surinam y occidental al rio esequibo.

Vecinos guyaneses no tienen ningún motivo para sentir temor por sus vecinos venezolanos, nosotros no sólo no les estamos reclamando un milímetro de su territorio sino que nos ofrecemos a ser los primeros en salir en su apoyo si alguien lo intentara, ustedes no son un pueblo de delincuentes, ustedes son un pueblo de gente honesta, ustedes no puedes ser cómplices de un robo, ustedes saben que ese territorio que Inglaterra les dejó es producto de un robo a un pequeño e indefenso país llamado Estados Unidos de Venezuela, nombre con el que nos identificábamos en ese entonces, pero los mismos de la extinta Capitanía General de Venezuela que fundó el imperio español en 1777 y los mismos de hoy: República Bolivariana de Venezuela.

Guyana debe prepararse, eso sí, para dar el paso histórico de salir de ese bochorno en que los ingleses los pusieron, ya deben salir de esa situación para que puedan dormir tranquilos sin estar pendientes de que el dueño de lo robado les toque la puerta algún día, ustedes guyaneses jóvenes no pueden permitir que su padre llegue a casa con algo que no fue adquirido en forma legal y guardarlo para sí y si lo hicieran saben muy bien que les tocaría pasar la vida esperando el momento que la víctima aparezca en su puerta reclamando lo que su padre algún día le robó.

Inglaterra no ha muerto, Inglaterra sigue ahí, pídanle, exíjanle a ella; no a nosotros que tenemos documentos para cargar un barco completo, pídanle a ellos los documentos que comprueben la titularidad de esa tierra, verán que no los tienen porque nunca les perteneció, sólo tienen el documento de esa obra de teatro llamado Laudo Arbitral de Paris de 1899 dónde ellos pusieron el local, la comida, la bebida, los regalos, los pagos y lo que hiciera falta para obtener esas firmas a espaldas de una Venezuela a la que no se le permitió ir porque los ingleses no podían tratar con indios sudamericanos así supieran comer con cubiertos.

En fin Guyaneses, queridos vecinos, aquí estamos, un pueblo de paz que se les pone a la orden para lo que esté a nuestro alcance y que los invita a reflexionar y salir de ese embrollo bochornosos en que Inglaterra los metió, devuélvannos los 155.542 kms cuadrados que los ladrones ingleses de hace 124 años nos robaron en esa parodia llamada Laudo arbitral de Paris de 1899. El acuerdo firmado en Ginebra en 1966 nos pone la mesa limpia para que hablemos del tema y acordemos lo que tarde o temprano vamos a acordar, no le sigan dando largas a ese asunto, cerrémoslo de una vez y duerman tranquilos contando con el apoyo de sus buenos vecinos los venezolanos, no tiene nada que temer de nosotros, sólo prepararse para la celebración de la entrega del territorio secuestrado y la vuelta de Guyana al honor y a las buenas costumbres que por mandato de Inglaterra los mantiene al margen de la ley.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Jiménez

Oscar Jiménez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas