Auditórium

Anzoátegui: ¡Terminen de incorporar el alacrán al PSUV!

"Mientras unos arribistas, se disfrutan la revolución con sus tramas de corrupción, otros como: "los militantes, simpatizantes, y pueblo mayoritario, pasan la desagradable, y humillante dentera, con inflación, especulación, y alto costo de la vida".

Anónimo.

En este articulo-reflexión, a pedido de unos militantes, qué me han manifestado hasta la saciedad, que una de las fallas como partido es el olvidarse del pueblo, es decir, después que los apoyaron para sacar Venezuela adelante, nuestros lideres se hacen los WILIS, ante el clamor popular. Hay que recordarles que la escalera tiene sus peldaños que los ayudan a subir, y es necesario que se mantenga fortalecida, ya que nunca se sabe, cuanto peso se puede aguantar arriba en las alturas del poder, y que para bajar es necesario usar sus eslabones, y no venirse abajo, y caer hecho pedazos. En muchos simpatizantes, juventud, y adultos mayores que creen aún en este proyecto país, no existe resentimiento, lo que existe es desgano, desmotivación, y dejadez, producto de tantos grupitos, que pareciera que la revolución fuera nada mas de ellos. Fin de la cita.

El PSUV, debe de terminar de incorporar al alacrán a su alta dirección política. Para que se termine la hipocresía: "estamos en la hora del cambio". Muchos militantes se sienten secuestrados en el ejercicio de su militancia simpatizante no activa, por unos grupos que monopolizan el poder. Se hace necesario un mayor equilibrio entre las clandestinas tendencias políticas internas, la militancia, y la sociedad.

Hace ya tiempo que el partido ha dejado de representar a estos militantes; su distanciamiento, y falta de credibilidad social (las encuestas hablan por si solas) es algo tan preocupante como urgente de resolver, y la actual sensación general de corrupción política, con el alacrán pavoneándose con el denigrante mal uso del poder revolucionario, y de unas riquezas mal habidas, que no aguantan la mas leve auditoria de la Policía Nacional Contra La Corrupción, como la cadena de emisoras radiales Orbita, 90.1, 96.3, y 107,5 FM. Todas en manos de testaferros, el cual esta semana del 22 al 26 de mayo, fui agredido públicamente, en un programa mal llamado "el pueblo pregunta" que se transmite a las 7am en todo el estado Anzoátegui, y CONATEL, muy bien sorda, ciega, y muda, cuestión esta que propicia la desconfianza, y la indignación, ampliando el divorcio entre el partido, la militancia, y la población simpatizante del psuv. Muchos ciudadanos se sienten incluso secuestrados en el ejercicio de sus derechos de simpatizantes, por esta aberración alacrán que monopoliza el poder político en Anzoátegui, y lo demuestra cínicamente, controlando ‘presuntamente’ tanto el poder legislativo como todos, y cada uno de los niveles de gobierno, así como su presunta injerencia en la composición de las más altas instituciones del Estado. Esta parcela de la cogollocracia del alacrán limita sustantivamente el ejercicio real de la democracia interna, y los militantes-simpatizantes, tienen poco margen en la práctica para decidir sobre la marcha de la sociedad. Se hace necesario, en definitiva, un mayor equilibrio del poder, en donde las situaciones sean debatidas en asambleas participativas, y así denunciar las desviaciones, y corruptelas, como las de esta alacrán de marras.

Son numerosas las ubches que me denuncian esta situación para que la haga pública, que vienen evidenciando esta negativa sensación sobre el partido, y la corrupción.

Los militantes que me mantienen informado, y que escuchan esa cloaca radial Orbita en Anzoátegui reprueban claramente tanto al partido que permite estos desmanes, como a los propios dirigentes, calificándoles a ambos con la valoración más baja en su complicidad con el alacrán —con la diferencia, que al alacrán le acaban de entregar la alcaldía de la ciudad de El Tigre-Anzoátegui, y como operadora colocó como alcaldesa, a su concubina, para su amplio manejo libre de polvo, y paja— entre todas las agresiones, en mi contra, al vociferar que el tiene el apoyo del alto gobierno, y está cómodo, y que yo soy un pobre güevon, que ando mamando, y loco. Cuando no puede hablar con el gobernador, y toda la dirección regional del psuv le tiene arrechera por criticón, y escribir en www.aporrea.org

Cuando un tema da mucho que hablar, hay que leer, y escribir todo lo que haya que decir.

Aunque no dudo en principio de la honradez individual de la mayoría de los dirigentes del psuv, en los cargos, políticos, públicos, es evidente que algo falla en el funcionamiento del partido, y su relación con los militantes-simpatizantes no activistas. ¿Y esta situación habrá de cambiar?

Tienen que auditar las cuentas de este alacrán, para saber de donde salió su súbita riqueza, y de donde salieron los fondos, para comprar la lujosa vivienda donde habita en Lechería. Y no fue precisamente del salario de locutor cuando laboraba en la antigua Orbita de Zaurin.

El PSUV no pueden ignorar esta clara situación de rechazo de la sociedad anzoatiguense, y los ciudadanos, simpatizantes, y militantes, además debido a esta crisis económica de ser activos, y contundentes exigiendo urgentemente al partido una actuación clara e inequívoca por la transparencia, y contra la corrupción. Y para ello los simpatizantes no están solos, los acompañan en este empeño muchos aliados: un buen número de influencers realmente beligerantes contra la corrupción, una opinión publica de -radio bemba- eficaces, y con personal altamente pensante, unas redes sociales cada vez más activas e incisivas contra los corruptos, y unas organizaciones sociales, y universidades, todas prácticamente en las sombras etcétera, cada vez más proactivas en combatir la corrupción. Quienes, por el contrario, se han quedado solos con los alacranes, y algo van a tener que hacer algo, de forma urgente para salir de este importante atolladero social, en el que se encuentran los anzoatiguenses.

Dado que el partido han sido incapaz de llegar a un pacto o compromiso colectivo contra la corrupción del alacrán, es el momento de que los ciudadanos exijamos este compromiso con la sociedad, y que controlemos si lo cumplen a través de nuestro voto en las próximas elecciones presidenciales del 2024, que es de los pocos instrumentos —por no decir el único— que tenemos para hacer algo que pueda influir sobre el partido.

A la hora de decidir el voto en las próximas elecciones, los ciudadanos deberían exigir, y valorar la actuación y el compromiso de lucha contra la corrupción —si es que lo tienen—, para que los ciudadanos que lo deseen puedan evaluar la situación y expectativas del partido político en este terreno de la transparencia, y la corrupción, y disponer así de un posible elemento de juicio más a la hora de decidir cuando vayan a votar. Exigiendo los distintos niveles informativos en materias, y contenidos éticos, de valores, y contra la corrupción. Porqué si el alacrán dentro de la oposición va como un esquirol, y con el psuv de aliado, no estamos haciendo nada, estaremos arando en el mar.

En todo caso, y al margen de que los simpatizantes puedan evaluar al partido según los anteriores criterios, voy a tratar de colaborar en este control social divulgando en estos próximos meses la opinión de los ciudadanos, militantes, y simpatizantes sobre estos criterios, e informando sobre el nivel de su cumplimiento por el partido en la batalla, hacia las próximas elecciones del 2024.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2134 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: