Los traidores y corruptos serán derrotados

El Estado Mayor del Partido Socialista Unido de Venezuela, el destacamento político-organizativo que conduce y conducirá la construcción del socialismo del siglo XXI, debo decir que sería un error de grandes proporciones, creer que la presente trama de traición y corrupción significa un punto de quiebre de la Revolución Bolivariana. Afirma el diputado Fernando Soto Rojas,tal como presumen los críticos de oficios y los personajes de visiones catastróficas que permanentemente alucinan con el descalabro y punto de quiebre del Chavismo.


Negando, obsesivamente, que vivimos tiempos interesantes, de sólidas esperanzas como pueblo y a nivel mundial, el hecho real de que el chavismo avanza de victoria en victoria.

La trama de traición y corrupción nos pregunta, a las mujeres y hombres del PSUV, a todas y todos los chavistas, si es de verdad verdad qué avanzaremos como pueblo hasta al final de una obra destinada a lograr la mayor suma de felicidad para la patria que parió a Simón Bolívar y al Comandante Eterno.

Debemos preguntarnos si un puñado de traidores y corruptos, puede lograr lo que ha sido y será imposible para los imperios que nuestro pueblo virtuoso siempre ha derrotado y derrotará.

Camaradas, nuestra verdad es que quien traiciona a la patria, quien se mete a corrupta o corrupto ¡SE SECA! porque nuestro pueblo magnánimo no perdona ni olvida.

Mujeres y hombres del PSUV, cuadros y militantes chavistas, claro está que hay responsables directos que están siendo enjuiciados y serán penalizados de acuerdo con nuestra Carta Constitucional, el sistema jurídico y las leyes orgánicas a aprobar como la "Ley de Extinción de Dominio".

¡Que nadie tenga dudas al respecto!

Ahora bien, para poner los pies firmes sobre la tierra, es necesario hacer algunas precisiones:

Primero. Un análisis de la correlación de fuerzas a nivel mundial, en Nuestra América y en Venezuela; apreciar que el capitalismo tardío padece el mal de una prolongada recesión económica; y tomar nota que está en curso la configuración de un sistema mundial antihegemónico nos permite concluir que las luchas de los pueblos han consolidado un movimiento planetario, una tendencia favorable e irreversible hacia la democracia de los pueblos y la construcción del socialismo en el Siglos XXI.

Segundo. Esta tendencia de cambios revolucionarios, significa el fin de un modo de vida que tiene su origen y desarrollo en los vicios del liberalismo, de la propiedad privada y la sociedad de clases; del agravio de males que inunda al mundo a partir de la expansión mundial del capitalismo.

Tercero. Nuestra América ha padecido, como muy bien sabemos, un agravio incalculable de males, desde la invasión del imperio español.

El liberalismo de medio pelo, al modo santanderiano y de las oligarquías de Bogotá y Caracas, durante la IV República y; particularmente. en el periodo del Pacto de Punto Fijo, de los gobiernos dictatoriales y democráticos burgueses altamente represivos, perpetraron y recrudecieron la ignominia que dilapida, malbarata y entrega a potencias extranjeras, no solamente la riqueza petrolera, sino también cada uno de los bienes públicos y comunes de la Patria.

¡Atacando así el virtuosismo, la ética de El Libertador y nuestro Pueblo!


La Revolución Bolivariana es un acontecimiento histórico signado por un legado imperecedero: Simón Bolívar, Hugo Chávez y la lucha invencible de nuestro pueblo pluricultural, multiétnico, pacífico y rebelde.

Fundamentada en una ética y moral bolivariana, chavista y socialista, que es inmune a los lastres de la traición y la corrupción, que marca y define el rumbo de la nación:

¡Formamos parte y somos protagonistas de la conformación de un poderoso frente mundial de resistencia democrática y socialista, de lucha para la autodeterminación de los pueblos, la soberanía de las naciones, la autodeterminación y la paz!

Compatriotas, mujeres y hombres del PSUV, chavistas, venceremos todas y cada una de las dificultades. Y no será la mala hierba, el agavillamiento de traidores y corruptos lo que nos hará temblar el pulso para continuar consolidando el socialismo a la venezolana.

Las grandes mujeres y hombres de la Patria han sido profundamente éticos, significan una vida de combate contra la malversación de los bienes comunes y públicos.

La traición y la corrupción tienen por consecuencia inmediata el descontento e indignación de las mujeres y hombres del pueblo venezolano que se ganan la vida honestamente y echando un camión de trabajo pa’lante; mujeres y hombres que demandan la aplicación justa de "medidas fuertes y extraordinarias" a la altura de su resistencia y rebeldía heroicas.

La lucha contra la corrupción une al chavismo y a la nación; mientras que esta degradación moral nos expone a circunstancias penosas, ¡y, sobre todo, nos divide!

Caiga quien caiga no es una consigna de ocasión, es el compromiso del presidente Nicolás Maduro y de la Dirección Nacional del PSUV para movilizar los recursos constitucionales, jurídicos y administrativos a fin de erradicar el flagelo que vulnera la dignidad de la Patria.

La magnitud de la actual trama de traición y corrupción nos exige que jamás olvidemos que durante la década de 1820, este hecho político incidió rigurosamente en la derrota de la idea bolivariana de Nuestra América, a tal punto que El Libertador considerase necesario aplicar la medida de pena de muerte.

Cuadros y militantes del PSUV: estoy absolutamente seguro que si movilizamos la conciencia del pueblo venezolano y el poder del Estado revolucionario, el chavismo consolidará el combate bolivariano contra la traición y corrupción, tomando en cuenta este principio del comandante Chávez:

¡No podemos subestimar al adversario! Ni en la guerra ni en la política. ¡Hay que darle su justo peso!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1149 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: