La ideologización del discurso y la protesta social

Cada vez que aparece una crisis política, social o económica coyuntural o estructural en una sociedad dada, siempre aparece la ideologización del discurso para ocultar la realidad. Ha sido utilizado por la derecha, por la izquierda, por los centristas y todos sus derivados, para encubrir las causas que originan, en un momento determinado, los conflictos sociales.

Es necesario destacar, que cuando los trabajadores se movilizan para reclamar sus reivindicaciones sociales, bien sea por la carestía de la vida, los bajos salarios, el déficit de los servicios públicos, el aumento del pasaje, entre otras, los que gobiernan, y no voy hacer distinciones entre en la cuarta y ahora en la quinta república, al unísono utilizan la misma estrategia de ideologizar el discurso para descalificar la lucha de sus oponentes. Eso ha sido periódico en la sociedad política venezolana.

Varios ejemplos se pueden señalar como referencia, no solo del momento actual sino del pasado cuando los que gobiernan satanizan y siguen descalificando la protesta del pueblo. La historia política de Venezuela ha sido un laboratorio de esas experiencias. Recordemos algunos momentos específicos-concretos de la ideologización del discurso para desacreditar a los adversarios:

La historia política de Venezuela ha sido un laboratorio de esas experiencias. Recordemos algunos momentos específicos-concretos de la ideologización del discurso para desacreditar a los adversarios:

  1. Rómulo Betancourt, con su discurso del castro-comunismo para desprestigiar la lucha política de todos aquellos que se opusieron a su gobierno.
  1. Caldera, en 1971 sataniza la huelga de los trabajadores de SIDOR y despide 514 trabajadores de esa industria nacional y entre 1970-1971 interviene la UCV con el discurso de que en la casa que vence las sombras existía un reducto de la lucha armada.
  1. Carlos Andrés Pérez, primero calificó los hechos del caracazo en febrero de 1989 como actos vandálicos y después demonizando a Chávez.
  1. Hoy, en el 2023, el gobierno para descalificar la lucha de los maestros, profesores universitarios, enfermeras, pensionados, jubilados y a los empleados públicos por un salario digno, utiliza el argumento de que es la oposición la que está detrás de esas movilizaciones para derrocarlo. Descalificaciones que han tenido como propósito ocultar las verdaderas causas de la pobreza actual de los trabajadores venezolanos.

En ese sentido, he escuchado y leído en los medios tradicionales (Radio, prensa escrita y la TV) y en las redes, a connotados y altos dirigentes del gobierno central, a dirigentes de SINAFUM y dirigentes nacionales del PSUV y diputados, colocando las protestas de los educadores y de los trabajadores en general en un plano distinto al verdadero objetivo en cuanto a una justa reivindicación salarial que tratan de conquistar, en el momento actual, todos los trabajadores venezolanos.

Sin duda alguna, no se puede ocultar que los maestros y los trabajadores en general en lo va de año se han puesto en movimiento para solicitar pacíficamente aumentos de salarios, restitución y acatamiento de las Convenciones Colectivas de trabajo y cumplimiento del artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que literalmente expresa de manera taxativa: "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales."

Aquí se debe subrayar la reciente declaración del Diputado Jesús Farías, quien desde Globovisión, en el programa Primera Página, el día jueves 19 de enero, desconoció el espíritu de los legisladores de la Constituyente del año 1999 que deliberaron y aprobaron la nueva Carta Magna de 1999 cuando con su monserga, https: //youtu.be/pWA5CGwr_PU, afirmó, que la Constitución: "NO DEBERÍA INTERPRETARSE DE MANERA LITERAL." Y además, dejó escurrir que el aumento del salario "NO ES RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO." ¿Entonces quién es el responsable? Allí está otra vez la ideologización del discurso.

Lo cierto es que la razón de las protestas y manifestaciones de los docentes de la escuela básica y de los universitarios, como portaestandartes de la lucha por un salario justo, ha logrado incorporar a los trabajadores en general, a jubilados, pensionados y desempleados. Y en consecuencia, las causas de esa situación se producen por la acumulación de una serie de factores que el gobierno no ha podido controlar, como son:

1) La inflación y la especulación que deprime y pulveriza el salario de los venezolanos desde hace 10 años.

2) El paquete neoliberal implantado y las política monetarias erradas del BCV,

3) Los bajos salarios como resultado de la devaluación del bolívar,

4) El incremento permanente del dólar sin que nadie lo frene,

5) Ahora la decisión velada del gobierno de establecer como marcador de los precios de bienes y servicios al dólar del al BCV.

La retórica traducida en la frase "Ahí viene el coco", aparece en todas las disertaciones de quienes gobiernan. Veamos dos ejemplos: "Alerta pueblo, mucha conciencia y mucha sabiduría para no caer en los brazos de nuestros verdugos." "El bloqueo del imperio es el culpable de nuestra miseria". "No debemos aumentar los salarios porque aumenta la inflación." "La culpa de la inflación es el dólar paralelo." Eso se repite aguas abajo, en los grupos de Telegram y Whatsapp, no obstante, muchos han comenzado a ver la realidad y asumir una actitud crítica ante la situación de los salarios, que cada día se reducen a la nada y colocan a los trabajadores en un estado de depauperación y pobreza.

En síntesis, la ideologización del discurso aparece y se traduce como un mecanismo de quienes gobiernan para ocultar la realidad. Muchos videos, audios, a cada momento se escuchan en la radio y la TV y se cuelgan en las redes sociales para justificar la situación de miseria que arropa a la mayoría de los venezolanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 388 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: