Auditórium

Venezuela: ¡La gran *taguara* capitalista del siglo XXI!

"Le dolía su país como si se le hubiera podrido la sangre. Le dolía afuera y en la médula, en la raíz del pelo, bajo las uñas, entre los dientes. ¿Cuál era la realidad? No haber pensado nunca con su cabeza, haber pensado siempre con el quepis. Ser militar para mantener en el mando a una casta de ladrones, explotadores y vende patrias endiosados es mucho más triste, por infame, que morirse de hambre en el ostracismo. A santo de qué nos exigen los militares lealtad a regímenes desleales con el ideal, con la tierra y con la raza"... (Miguel Ángel Asturias, en El Señor Presidente, Barcelona, Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U., 2020, p. 225).

Los llamados bodegones o taguaras modernas son tiendas que venden productos importados a altos precios en Venezuela. Inalcanzables para la mayoría de la población.

Una de las miserias más visibles de esta aberrante economía en Venezuela es la proliferación de este tipo de negocios improductivos que venden productos de lujo.

Es lo que se llaman bodegas o bodegones, supermercados o taguaras del siglo XXI.

Un salmón noruego es cinco veces más caro del precio que vale en Noruega, me dijo un ingeniero venezolano que vive, y trabaja en ese país. Venezuela salto de una crisis económica a un capitalismo elitista bodegonero-taguarero.

Estos bodegones donde se esconden tramperos de baja calaña moral, se han transformado en una gonorrea de la profunda crisis económica venezolana, ya que este tipo de comercios son la cara más visible de una "dolarización anárquica para lavar dólares" de facto, y metiendo un elemento nuevo que profundiza las desigualdades existentes en el país.

Este tipo de lenocinios-taguaras, alejan más la recuperación de la economía de Venezuela. Las desigualdades que se ven en las calles, ahora son mayores, con la proliferación de vendedores informales, y de niños, mejor conocidos como "buhoneros", en un país donde el 95% de los venezolanos son pobres, y el 70% está en pobreza extrema, y la desigualdad se agudiza mas con este tipo de negocios, donde se explota, y esclaviza mas a la juventud venezolana.

Hace tres años atrás la mayoría de los venezolanos no conseguía los productos necesarios para subsistir, ahora, que abundan con este tipo de negocios mafiosos, no pueden pagarlos.

Los precios de ciertos productos en Venezuela son muy superiores a los de otros países.

La economía en Venezuela ha cambiado, tras un proceso de liberalización después de varios años de controles estatales.

La importación de productos, que siempre existió en una economía rentista petrolera como la venezolana, hoy ha regresado a gran escala en manos de mafiosos.

Hoy vemos con tristeza cómo la economía *socialista y revolucionaria* de Hugo Chávez en Venezuela acabó convertida en un "capitalismo de bodegas, y taguaras, en manos de mafias de árabes, y chinos"

Desde hace unos años el actual gobierno bolivariano en Venezuela ha venido liberalizando la economía a través de distintos mecanismos. Un resultado de esto es la proliferación de los bodegones, ‘taguaras de alta gama’ que venden productos importados de lujo. ¿Por qué surgieron este tipo de negocios? ¡Se lo consultamos a expertos en la materia, y esta son las respuestas!

Es debido al resultado de dos cambios en las políticas económicas. Una es la dolarización, ya que fue permitido el uso de dólares, y la otra es la excepción de aranceles. Muchos expertos suponían que iba a ser por un período breve, pero se ha extendido en el tiempo, cosa que ha permitido que se inunde el país de dólares sucios.

Aunque en estas taguaras del delito, se hacen transacciones en bolívares, la principal moneda son los dólares. Muchos de los productos tienen un precio alto. Son tiendas muy desreguladas.

En Venezuela antes de aparecer estos bodegones, existía la noción de que el gobierno en Venezuela era socialista. Pero lo que se ve ahora es que la economía que está emergiendo está basada principalmente en el principio de obtener ganancias, y lavar dólares en una forma desmedida, y sin control.

Venezuela no es ningún país socialista. Es un país con una economía capitalista bodegonera mafiosa. La economía de los bodegones está dirigida por personas, que tienen permiso para operar en base a contactos con el gobierno.

Pero eso es diferente. En definitiva, no aquí no hay una lógica alternativa al capitalismo controlado por las leyes tipo USA. No es el mismo capitalismo que opera en otros países, porque es mafioso.

Hoy Venezuela tiene una forma distinta de capitalismo de la que existe en otros países, donde el capitalismo está más regulado.

Es un modelo capitalista mafioso, muy diferente al capitalismo que existe en Noruega, el cual está muy regulado. Y los espacios no funcionan bajo la lógica capitalista, como la salud, la educación, y muchos otros.

Algunos idiotas lo asemejan a los procesos de liberalización ocurridos en la ex Unión Soviética o en China.

Es bastante lejano a la experiencia con China porque no está presente un Estado fuerte. Es el gobierno que trata de controlar, a través de métodos informales en una manera de regular, la economía, pero, el monitoreo, y las sanciones dependen de quién es el enchufado. No hay regulaciones que se apliquen a todos de la misma manera.

Respecto a la ex URSS, existen algunos paralelos con lo sucedido después de que fue desmantelada, con la creación de una economía capitalista bastante salvaje con las grandes privatizaciones. Una parte importante de la economía quedó finalmente en manos de unos oligarcas del partico comunista de la URSS. Existen parecidos entre ese proceso, y lo que está ocurriendo en la Venezuela del siglo XXI.

Hoy en Venezuela vemos empresas privadas de negocios improductivos, dolarización, apertura económica que está llevando a la creación de una nueva élite burguesa, una nueva forma de concentración económica. Hay un capitalismo que está generando horribles desigualdades. Basta con caminar por las calles de Caracas para verlo, el reciente caso de Avanti.

Los bodegones-taguaras comenzaron vendiendo productos importados como "Nutella". Luego fueron expandiéndose hasta convertirse en grandes supermercados de lujo donde encuentras de todo.

Los precios siempre están fijados en dólares, los trabajadores en los bodegones ganan su sueldo en bolívares.

Los asiduos clientes son principalmente la élite que puede permitirse comprar en los bodegones.

Los trabajadores asalariados que los vistan, solo pueden comprar un refresco de botellita, y un par de galletas con el sueldo mensual en bolívares que reciben.

Con el dólar superando la barrera de los 11 bolívares, se ve muy difícil, una estabilización económica a corto plazo, y menos una mejor calidad de vida para la mayoría de los venezolanos, y la lejana reducción de la pobreza, en pocas palabras estas políticas no están funcionando.

Dicen los expertos consultados que Venezuela se acerca, aunque no en la misma forma, a los negocios donde se compra con dólares en Cuba, los llamados: "diplomercados" que solo son accesibles para una pequeña élite, y para los turistas extranjeros. Venezuela avanza hacia el mismo barranco en la que cayó Cuba en el sentido de operar con monedas paralelas que funcionan en la misma economía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: