CVG – BAUXILUM, la poca importancia que tiene el medio ambiente y los ciudadanos

Cuando no existe conciencia social ni humana, para la elite gubernamental y sus gerentes le dan poco importancia a los problemas ambientales que originan su mala praxis industrial como la contaminación, destrucción del ecosistema, ocasionar enfermedades ocupacionales y el daño que pueden causar en salud a las comunidades. De alguna forma buscan minimizar su gravedad y tratar de escurrir sus responsabilidades¸ De hecho, la reparación de estos daños no es pagada por las industrias sino por la sociedad en su conjunto, que los padece a través del acelerado deterioro ambiental observable a escala local, nacional y regional. Las empresas básicas de Guayana, sus altas gerencias en complicidad con los jerarcas del gobierno acostumbran colocar sus intereses por encima del bienestar colectivo y se niegan a respetar las leyes ambientales y la constitución nacional. En Ciudad Guayana, asiento de las empresas básicas de Guayana es una de la más afectada por esta política de arrancar las plantas y producir sin haber realizado inversiones, por haber despilfarrado los recursos asignados para mantenimiento y adecuación tecnológica. Los trabajadores en su mayoría con miserables sueldos y la gran mayoría desincorporados de estas empresas acuden al llamado de sus jefes, sin importar su salud ante riesgos de contraer enfermedades ocupacionales, por la contaminación ambiental en las urbanizaciones cercanas a estas plantas y el daño ecológico ocasionados por emisiones de polvos y gases. Además, no existen organismos responsables donde puedan acudir los trabajadores y la comunidad a denunciar esta irregularidad que a a denunciar esta irregularidad que atenta contra la salud, INPSASEL, el Ministerio del Poder Popular del Ecosocialismo (MINEC) y la Defensoría del Pueblo son cómplices y no procesan ninguna denuncia contra el régimen por temor a ser despedidos y perder su cargo.

En Puerto Ordaz las urbanizaciones y barrios cercanos a la Planta Bauxilum ante la irresponsabilidad de los jerarcas de la CVG , el presidente de la empresa y gerentes que han arrancado el Calcinador numero 1 sin tomar en cuenta las fallas y anormalidades que tiene estos equipos, en los años de parada en esa planta no se les ocurrió realizar mantenimiento ni invertir en la compra de filtros para no lanzar por las chimeneas el óxido de aluminio hacia la ciudad causando graves problemas de contaminación ambiental ni tener la más mínima seguridad industrial con los trabajadores que laboran en estas críticas y pésimas condiciones de polvos y gases en el ambiente, con un simple tapabocas no se controla los efectos de estos contaminantes. Irrespetando las normas de Higiene y Seguridad Industrial, según el artículo 125 del Reglamento de las Condiciones de Higiene y Seguridad en el Trabajo que dice: "El ambiente de los locales en los cuales, debido a la naturaleza del trabajo pueden existir concentraciones de polvo, vapores, gases, o emanaciones toxicas o peligrosas, se examinará periódicamente para determinar que las concentraciones ambientales se mantengan dentro de los límites máximos permisibles" y el articulo 124 en el literal (b) dice: "El aire aspirado de cualquier procedimiento que produzca polvos u otras emanaciones nocivas, no se descargará a la atmósfera exterior en aquellos lugares donde ofrecer riesgo a la salud de las personas, sin haber sido previamente purificado". Además, violentan e irrespetan la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) y sus reglamentos que tiene como objeto "…garantizar a los trabajadores y trabajadoras, condiciones de seguridad, salud y bienestar en un ambiente de trabajo adecuado y propicio para el ejercicio pleno de sus facultades físicas y mentales, mediante la promoción del trabajo seguro y saludable, la prevención de los accidentes de trabajo y las enfermedades ocupacionales…"

Las urbanizaciones más cercanas es poca la visibilidad ante el polvillo blanco generado por BAUXILUM y su horno de Calcinación. Los contaminantes atmosféricos se clasifican normalmente en: partículas en suspensión polvo, nieblas, humos), contaminantes gaseosos (gases y vapores) y olores. Las partículas en suspensión incluyen gases, cenizas, polvos y humos metálicos, Las partículas en suspensión, además de sus efectos respiratorios corrosivos, cancerígenos, irritantes y destructores de la vida vegetal, producen también daños materiales (p. ej., acumulación de suciedad), interfieren con la luz del sol (p. ej., formación de nieblas que dificultan la penetración de los rayos solares) y actúan como superficies catalíticas para la reacción de las sustancias químicas adsorbidas. Los que están más expuestos son los trabajadores de CVG BAUXILUM, según la Administración de Salud y Seguridad en el Trabajo siglas en ingles OSHA, El límite de exposición permisible, en el aire es de 15 mg/metros cúbicos para el total de polvo 5 mg/m cúbicos para el polvo respirable como promedio de un turno laboral de 10 horas.

En consecuencia, la exposición a la alúmina calcinada u oxido de aluminio cuya inhalación prolongada puede causar síntomas graves respiratorios en la garganta nariz, y el pulmón, causar irritación en piel y ojos, y daños neurológicos. Uno de los síntomas a la exposición del óxido de aluminio puede causar tos, respiración con silbido o falta de aire. Sin tener controladas las emisiones de alúmina calcinada a la atmosfera, por no tomar las previsiones de instalar los filtros, arrancaron el Calcinador emitiendo grandes cantidades de polvos, gases y humos a la atmosfera, causando un grave daño a los habitantes de Puerto Ordaz, el día 8 de septiembre, la empresa CVG BAUXILUM emite un circular o comunicado informando su desastre ambiental causado y con el mayor cinismo y maldad dicen que en aras de informar oportunamente a la colectividad, lo que tenían que haber hecho el primer días es parar el horno Calcinador de Alúmina y corregir la crítica situación ambiental que han creado, seguro que tampoco a esta hora han hecho mediciones de las emisiones de polvo, para conocer el daño de salud que están causando a los habitantes de Puerto Ordaz. No hay disculpa, cuando se actúa de mala fe, si seguro que le informaron a MINEC, a INPSASEL al Defensor del Pueblo que guarden silencio, porque lo más importantes es lograr unos cuantos dólares, para ellos la salud de los trabajadores y los ciudadanos de Puerto Ordaz no tiene importancia. Lo de ellos es obedecer las órdenes de sus amos. Porque para nadie es un secreto el deterioro del Calcinador sin filtros para retener el material por debajo de las especificaciones técnicas. Lo correcto es que funcionen los sistemas de control de contaminación atmosférica para la gerencia de BAUXILUM y para la CVG no es desconocido que estos sistemas están dañados, no funcionan y que haber arrancado esa planta en esas condiciones es un riesgos para la salud y el bienestar de los ciudadanos de la ciudad. Es un crimen ambiental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 714 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas