Juan Veroes y sus blasfemias parte lII

El trabajar por un salario envilece a quien lo realiza

Es durante los Periodos del ESCLAVISMO y después del FEUDALISMO, cuando los llamados nobles pusieron a los pueblos que conquistaban y vencían en guerras fratricidas a pagarles tributos obligándolos a entregarles parte de las cosechas que obtenían trabajando para si y su grupo familiar.

Los que sostienen que el sueldo o salario que hoy pagan los dueños de empresas a sus trabajadores tiene su origen en la SAL que daban a los soldados Romanos por los servicios que prestaban al imperio, no eran por trabajos realizados sino una compensación por cuidar, proteger y defender la majestad imperial y además era un honor hacerlo.

La Nobleza siempre consideró y aún sigue considerándolo, que El trabajo físico-manual es una actividad de "villanos" y peor aún si para realizarla hay que recibir un Salario. Eso para ellos es mas denigrante que la mendicidad. Un Ser Humano que tiene que extender su mano para solicitarle a otro Pan para alimentarse y no está en capacidad de obtener sus alimentos por cuenta propia, deja de ser humano y está en condiciones inferiores a las bestias y como tal debe ser tratado. Esas son las razones básicas que justifican las leyes sobre la propiedad privada y el castigo que recibirán a quienes las violen.

La única División Social que ha conocido la humanidad, desde la aparición de los primeros seres identificados hoy como humanos, ha sido la de Dominadores y Dominados; los cuales en su evolución han tenido que inventar Categorías axiológicas antagónicas como las de: Dios- Satanás; Verdad-Mentira; Cielo-Infierno; Buenos-Malos; Altos-Bajos; Bonito- Feo; Rico- Pobre; Bruto- Inteligente; Superior- Inferior; Frio- Caliente entre otros miles de Símbolos, usados para la comunicación y sobrevivencia y que por acuerdos imponen los Dominadores, para ejercer su dominio y poder sobre los Dominados.

El Dios Cruel y Sanguinario que aparece en el viejo testamento y que justifica la existencia de un Pueblo elegido, en ninguna parte dice que deba pagársele un salario a nadie para que trabaje para otro, es tal que ordena el exterminio a quien no se someta, pero nunca a trabajar por un salario. Léase el Deuteronomio y todos los libros del Pentateuco escrito por Moisés para mayor información.

En ninguno de los llamados Libros Sagrados, que orientan a la humanidad a escala planetaria, está escrito el que se le deba trabajar a alguien en particular para PODER COMER Y SATISFACER LAS NECESIDADES DE SUBSISTENCIA. La Biblia, la cual es la que trata el tema dice en Genesis:19: "Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra…". Alli no dice a quien. Tampoco existe ningún indicio que la tierra deba tener dueños y que unos deban usarla para expoliar a otros…" porque de ella fuiste tomado ; pues polvo eres, y al polvo volverás". Siendo esto así, quien tome para sí, la tierra de la cual están formado los seres humanos podría ser acusado de terrofago y necrófago.

El Capitalismo, CON SU REGIMEN SALARIAL, surge cuando El Sistema Esclavista y El Feudalismo dejan de ser fuentes de ingreso suficientes para mantener el boato de los reyes y príncipes y estos comienzan a depender de los Burgueses, así llamados porque habitaban en los Burgos o Villas, (actualmente serían los barrios), ubicados fuera del perímetro de los Castillos de los llamados Nobles. El sueño de todo Villano o Burgués, era llegar a ser Noble para obtener los privilegios que estos ostentaban y para impedirles llegar a esos niveles los Nobles inventaron los cuentos de: La "Realeza por la Gracia de Dios, el de la Sangre Azul y del honor que representaba el servir y ser vasallo del Rey y a su corona". Esos cuentos, que todavía alguna gente en el mundo cree, los mantuvo a raya hasta que la Revolución Francesa acabó con esos mitos y muchas cabezas coronadas rodaron por el piso, gracias a la guillotina del régimen de terror que se implantó en la Europa del Siglo XVII.

Es la naciente Burguesía del Siglo XVIII, quien hecha las bases del actual Sistema Capitalista, que luego la Revolución Industrial se encarga de amalgamar con la sangre de millones de niños, hombre y mujeres que murieron siendo explotados en las minas de carbón y en las insalubres factorías donde les hacían trabajar con horarios de hasta 18 horas continuas. La Pandemia más espantosa que ha sufrido la Humanidad en toda su historia, ha sido creada por El Capitalismo en su fase inicial. Después de muchas luchas y sangre derramada, los trabajadores asalariados se han ido organizando para lograr mejoras en las condiciones de trabajo, pero estas siempre están siendo vulneradas por los dueños del capital que solo está motivados a pagar menos salarios por más trabajo.

De todo lo anterior se puede extrapolar la Segunda Blasfemia: El Trabajo Asalariado convierte al Ser Humano (Hombre-Mujer), que nació para ser libre y vivir feliz, en esclavo sin dignidad.

Una cosa muy distintas son las actividades realizadas por los habitantes de una ciudad para Servir a la Comunidad donde habitan, en las cuales cada quien pueda aportar DE ACUERDO A SUS CAPACIDADES Y POTENCIALIDADES y recibir de ella LOS BIENES, SERVICIOS, ESTIPENDIOS O BENEFICIOS QUE SATIZFAGAN SUS NECESIDADES y otra es la de ser esclavizado por una Empresa durante un periodo de tiempo del dia por un SALARIO insuficiente y miserable. Las hambrunas, injusticias y desigualdades impuestas por EL CAPITALISMO a la humanidad", confirma la afirmación del Papa León XIII cuando en 1891, lo definió como un "Régimen económico intrínsecamente perverso". Decirse Cristiano y apoyar al Capitalismo es una contradicción, eso es como amar a Dios y a Satanás en forma simultánea.

Ahí les dejo mi tercera blasfemia para la reflexión. Nos encontramos en la próxima semana.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 559 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: