La indolencia del madurismo, ayudaron a las lluvias a causar desastres en el "Sur del Lago"

A propósito de ciertas declaraciones que diera recientemente la Vicepresidenta Territorial del PSUV Zulia Jacqueline Faría, quién desconociendo obviamente el estado Zulia y las zonas fluviales del sur del lago, exime de total responsabilidad al gobierno, con el asunto de las recientes inundaciones, producto de las lluvias, la señora dice que son cosas de la naturaleza, y que nadie puede evitar las lluvias, cosa que es cierto. Pero como dijo en una oportunidad Martin Lutero: "No puedo evitar que las aves vuelen sobre mi cabeza, pero sí puedo evitar que hagan nido sobre ella".

No podemos evitar que llueva sobre esa zona, o cualquier lugar del país, pero con un gobierno eficiente, pudimos haber evitado el desbordamiento de los ríos, o al menos gran parte de ello, y así evitar de una forma considerable los daños causados por las inundaciones.

¿Cómo se pudieron evitar? Con el debido mantenimiento a los cauces de los ríos existentes en tan importante zona, que fueron detenidos a finales del año 2014. Y es necesario recordar qué; en la época Chávez-Ramírez se hicieron importantes inversiones en éstas zonas, para realizar el debido mantenimiento a todos éstos ríos, que de haber tenido continuidad, se hubiesen podido evitar tan lamentable situación, y producto del mal manejo de PDVSA, las alianzas que poseían PDVSA y las alcaldías, quedaron sin efecto, y el gran afectado cómo siempre, es el Pueblo.

Digo ésto con toda propiedad, ya que para finales del 2009, mi persona y un grupo de compañeros de PDVSA conjuntamente con los Círculos Bolivarianos, hacíamos jornadas de salud en Congo Mirador y Puerto Concha simultáneamente, y una de las peticiones que nos hacían los habitantes de éstos lugares era; hacer el mantenimiento respectivo a todos los ríos aledaños, aconsejaban aprovechar el tiempo, y caerle adelante a las lluvias, y así evitar daños debido a inundaciones. Haciendo compromiso con aquellas personas, le informé a mi supervisor en PDVSA, y así buscar la forma de atender con tiempo aquél requerimiento.

Fuí enviado por mi supervisor a realizar una inspección en varios ríos de la zona, contando con el apoyo en ese entonces, de la alcaldesa María Malpica, quién puso a nuestra disposición al economista Blagdimir Labrador, y juntos hicimos los recorridos pertinentes, para recopilar la información necesaria, de todos los lugares que necesitaban ser dragados, para refrescar los cauces fluviales.

Fué allí donde aprovechamos una draga, que estaba dentro de uno de los muelles nacionalizados en el 2009, y pedí autorización a mi supervisor, de llevarla con un remolcador de PDVSA, hasta Santa Bárbara del Zulia, dado que éste supervisor es alguien de Pueblo, y persona comprometida con la Revolución, autorizó a llevarme la draga y ponerla en manos de la alcaldesa.

Recuerdo que esto no agradó a otros supervisores de PDVSA, y amenazaron con informar de todo lo acontecido a la alta gerencia de PDVSA, situación que nos impulsó a hablar con la alcaldesa, y sugerirle hiciera inmediatamente un proyecto dirigido al Ingeniero Rafael Ramírez, donde se solicitaban más dragas, y que por medio de un informe, expusiera qué ya PDVSA había aportado una draga y por lo tanto, no era suficiente.

El proyecto se elaboró, y se entregó al entonces ministro Rafael Ramírez, quién lo aprobó, y luego de una forma mancomunada PDVSA y la alcaldía comenzaron a ejecutar el respectivo mantenimiento, llevando ésto a adquirir por medio del convenio China-Venezuela varias dragas, como parte de las maquinarias necesarias para dicha labor, la alcaldía aportaba lo suyo, y PDVSA hacía lo mismo, pero un día, Maduro movió de PDVSA a Rafael Ramírez, y fué entonces que PDVSA dejó de aportar lo suyo, pues ya el madurismo tenía el plan, para que PDVSA dejara de ser del Pueblo, con Chávez y Ramírez sin duda alguna, PDVSA era del Pueblo y para el Pueblo, hoy debemos reconocer que dejó de ser del Pueblo.

El Comandante Chávez había proyectado a PDVSA desde todos sus ángulos, a ser un pilar fundamental al servicio del pueblo, obviamente con la traición del madurismo al Comandante, ésto dejó de ser. Fueron prácticamente 8 años de abandono total a los ríos, donde la sedimentación entre otras cosas, hicieron lo suyo, quedando como resultado; una obra más de la negligencia y abandono del madurismo para con el pueblo.

Como podrán apreciar, el gobierno si tiene responsabilidad en éste asunto, sólo que nunca asumen ni asumirán responsabilidad alguna. Las lluvias llegaron con fuerza, y de estar limpios y dragados los ríos, los daños debieron ser menores.

PDVSA un tiempo fué del Pueblo, hoy sólo es el resultado del mal manejo por parte del madurismo, quienes la llevaron a ese estado, por concretar la traición al Comandante Chávez y al Pueblo de Venezuela. Pero en cualquier momento la sangre heroica de Bolívar y Chávez hará de nuevo efervescencia en el Glorioso Pueblo, y el Chavismo original se impondrá sobre el madurismo traidor.

Que viva Chávez carajo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 550 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter