¿Acelerador a fondo para la industrialización del litio?

¿Acelerador a fondo para la industrialización del litio?

https://fundacionsolon.org/2022/04/05/acelerador-a-fondo-para-la-industrializacion-del-litio%ef%bf%bc/

El 14 de junio de 2021, el actual presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, realizó una entusiasta afirmación en su cuenta de Twitter: "Estamos pisando el acelerador en la industrialización del litio, uno de los pilares fundamentales de nuestro plan de reactivación económica. De enero a mayo (de 2021), YLB captó Bs. 42 millones por ventas de cloruro de potasio y carbonato de litio". El carro de la industrialización de los recursos evaporíticos, para retomar las palabras del presidente, se lo ha ido comprando por partes. Como quien primero prueba el funcionamiento del motor, se comenzó por la construcción de plantas piloto. Luego se avanzó con plantas semi-industriales y hoy se cuenta con una planta industrial de cloruro de potasio y se espera que pronto se termine la construcción de la planta industrial de carbonato de litio.

Nos fuimos comprando un carro por partes y para poder hacerlo nos prestamos dinero; el Banco Central de Bolivia prestó 771 millones de dólares para la puesta en marcha del proceso de industrialización. Desde hace varios años, la intención principal del proceso de industrialización es entrar en las grandes ligas, participar de las carreras internacionales con la pretensión de, como dijo en su momento Álvaro García Linera, "regular el precio del litio en el mundo". Sin embargo, entre 2013 y 2019, las ventas del proceso de industrialización alcanzaron apenas 11,8 millones de dólares, una gota en un mercado internacional inmenso. Según documentación oficial, entre 2013 y 2019, el cloruro de potasio, habría contribuido con el 73,10% de las ventas, mientras el carbonato de litio con el 23,48%. Estuvimos lejos de determinar los precios internacionales del litio.

El año 2020, marcado por la pandemia y la defectuosa gestión de YLB por el gobierno de transición, mostró uno de los peores años en cuanto a la comercialización de los productos del proceso de industrialización del litio. A diferencia de 2019, donde las ventas alcanzaron los 35,5 millones de bolivianos, el año 2020 se alcanzó a penas una recaudación de 12,2 millones. Es decir que, en 2020 se recaudó apenas un tercio de lo que se vendió el 2019. El 2020, en tiempos de pandemia, el 99,95% de las ventas corresponden a cloruro de potasio, mientras que, en el caso del carbonato de litio, se vendió a penas 450,35 bolivianos. Ese año, YLB vendió más cloruro de sodio, es decir, sal que litio. La ridícula cifra, de 450,35 bolivianos, es justificada en la memoria de YLB del año 2020 bajo el argumento de que: "se vendió muestras para su análisis internacional con el objetivo de mostrar la calidad del producto y así generar ventas a mayor escala".

Las cifras totales por ventas para el año 2021 no han sido publicadas, sin embargo, la afirmación del presidente Luis Arce Catacora por ventas de 42 millones de bolivianos para un periodo de 5 meses (enero a mayo) muestran un avance y un cambio sustancial en comparación al 2020. Apretar el acelerador es importante, sin embargo, no por ello se imprime la velocidad necesaria; algunos aprietan el acelerador en neutro y otros anuncian que vamos a imprimir altas velocidades y no logran prender aún el carro. En concreto, es necesario ir pagando la deuda con el Banco Central de Bolivia.

En esta línea, el actual gobierno de Luis Arce Catacora, anunció a través del Plan de Desarrollo Económico Social 2021-2025 (PDES) la voluntad de mostrar que puede apretar el acelerador y alcanzar 3.134 millones de dólares de recaudaciones por ventas de productos del proceso de industrialización del litio. El PDES utiliza como línea base el 2019, con una cifra de 5,1 millones de dólares. ¿Cómo multiplicar por 614 veces los ingresos anuales? ¿De qué acelerador estamos hablando? Quizás ni siquiera están hablando del mismo carro.

A principios del año pasado, el gobierno de Luis Arce Catacora, abrió una convocatoria internacional para Extracción Directa de Litio, también conocida como EDL. Esta vez, no solo se encuentra en juego el deposito de litio más grande del mundo, el Salar de Uyuni, también se busca la implementación de EDL en los salares de Coipasa y Pastos Grande. A diferencia de la técnica de "concentración del litio por evaporación solar", técnica seleccionada en el Salar de Uyuni, se afirma que las técnicas de EDL permitirían acelerar dramáticamente los procesos de recuperación de litio en salares. La convocatoria a empresas internacionales terminó el 31 de abril de 2021, hace casi un año, y, se presentaron diferentes empresas procedentes de diversos lugares del mundo. En noviembre de 2021, ocho empresas firmaron acuerdos de "entendimiento y confidencialidad", con la finalidad de realizar demostraciones de sus respectivas técnicas de EDL en el territorio boliviano.

Las ocho empresas seleccionadas son CATL BRUNP & CMOC (China), Fusion Enertech (China), CITIC GUOAN/CRIG (Chinas), TBEA Group (China), EnergyX (Estados Unidos), Lilac Solutions (Estados Unidos), Tecpetrol (Argentina) y Uranium One Group (Rusia). Algunas son pequeñas empresas nacientes, como EnergyX que se denomina como una Startup y otras son empresas con presencia internacional en diferentes rincones del mundo como Uranium One Group, la empresa rusa. Recientemente, el viceministro de altas tecnologías, Álvaro Arnez anunció en la cadena de televisión estatal que "el último día de abril, nosotros estamos recibiendo los resultados, algunos preliminares y algunos consolidados, de tal manera que en mayo ya exista esta evaluación para poder presentarlo a nuestro hermano presidente". El gobierno de Bolivia, aparenta la oportunidad de tener un gran abanico de opciones y está al borde de tomar una decisión crucial para el proceso de industrialización del litio.

Al respecto de la implementación de EDL en Bolivia, el PDES 2021-2025 anuncia que para el 2025 se prevé "4 nuevos procesos para la generación de materia prima con la inclusión de nuevas tecnologías de extracción directa de litio" en los salares de Uyuni, Coipasa y Pastos Grandes. ¿Se realizarán diferentes acuerdos? ¿Se adjudicarán diferentes salares a diferentes empresas? ¿Cómo afectará el contexto global de la guerra en Ucrania a la toma de decisiones? ¿Estadounidenses y rusos estarán en territorio boliviano extrayendo litio, en un contexto como el actual?

Por su lado, el proceso de industrialización estuvo marcado por una puesta en marcha de un alto endeudamiento interno y de inversión para la construcción de plantas piloto, plantas semi-industriales y plantas industriales. La implementación de EDL en el país plantea varias preguntas: ¿Qué pasará con las grandes inversiones en piscinas del Salar de Uyuni? ¿Pasarán a un segundo plano? ¿Cómo cohabitarán las inversiones ya realizadas con las nuevas técnicas de extracción directa de litio? Volviendo a la analogía del carro: ¿Bolivia quiere comprar repuestos para su automóvil y además comprar uno o varios nuevos carros de última tecnología capaces de ir más rápido?

En febrero de este año, durante la conmemoración de la gesta libertaria de Oruro, Luis Arce Catacora anunció que se tiene planificado comenzar con una planta industrial de extracción EDL en el salar de Coipasa y que se tiene prevista una inversión de 1.322 millones de bolivianos. ¿De dónde vendrá este dinero? ¿Saldrá nuevamente del Banco Central de Bolivia, como antes? ¿Serán fruto de la inversión de capitales internacionales? Por otro lado, el presidente se refería exclusivamente al salar de Coipasa ¿a cuánto ascenderán las inversiones para la implementación de EDL en los salares de Uyuni y Pastos Grandes?

Hoy por hoy, una de las cuestiones más importantes es: ¿Quienes tomarán las decisiones y cuales serán los diferentes mecanismos de participación social? ¿Será una decisión tomada por el "hermano presidente" acompañado de funcionarios de gobierno y de YLB o tendremos un proceso participativo donde las poblaciones locales, los actores de la región y la sociedad civil están informados a fondo y puedan aportar elementos para las decisiones? ¿O es que el gobierno va a repetir el proceso de selección de ACISA que terminó en un desastre que hasta ahora no se resuelve? Es importante notar que existen diferentes técnicas de EDL en el mundo, a nivel global casi todas están en proceso de estudio. ¿Acaso Bolivia se convertirá en un laboratorio para ensayar y probar nuevas técnicas de EDL? Queremos entrar en las grandes ligas, pero esto ¿qué implica para el medioambiente? ¿para los salares? ¿para los pobladores de la región? ¿para la economía nacional? ¿para nuestra soberanía productiva?

Artículo relacionado:

El Litio y el Público Fantasma

https://fundacionsolon.org/2021/05/04/el-litio-y-el-publico-fantasma/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 831 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas