¡Por supuesto que Chávez sí se equivocó! El Sambil de la Candelaria debió ser "demolido"

Claro que fue un error del Comandante no haber demolido ese monstruo que levantó la oligarquía en La Candelaria. Él debió crear un precedente aleccionador para que la burguesía comercial y quienes otorgaron el permiso no se burlen de la revolución. No es posible que la oligarquía haga lo que le da la gana solo porque tienen amigos en las alcaldías. La clase trabajadora no lo puede permitir. Esto es una humillación. El Estado burgués está intacto.

Nunca he visto que le metan martillo hidráulico a una edificación de la oligarquía para construir viviendas. Aquí lo único que se demuelen son las viviendas del pueblo para levantar edificios de oficinas, centros comerciales o apartamentos de lujo para los ricos. Ya basta de expulsar al pueblo a la periferia de la ciudad para dar paso al Capital. ¿Dónde dejamos el derecho a la ciudad que empezó a garantizar el Comandante en su afán por pagar la deuda social?

Recuerdo que Chávez regañó a Freddy Bernal, el entonces Alcalde del Municipio Libertador, cuando se enteró que construyeron un adefesio tan grande que abarca una manzana completa, ubicado a una cuadra de la Plaza La Candelaria, en plena Avenida Urdaneta, camino al Palacio de Miraflores. Esto dijo Chávez:

"(…) nunca ha debido darse la autorización para hacer un Sambil en La Candelaria. Ahora, ¿quién la dio?, bueno ahí le cae. Así como dije hace poco que a Bernal lo que es de Bernal, la Alcaldía de Caracas, ve, ahora cuando yo me doy cuenta es porque ya levantaron un monstruo ahí (…)". (Aló Presidente 323).

Cuando Chávez regaña a Bernal desde la Clínica Popular El Valle, el alcalde era Jorge Rodríguez (hijo). Casualmente, en el momento cuando Chávez ordenó la expropiación del monstruo de La Candelaria, el actual Presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, con su gorra roja bien puesta, se encontraba entre los asistentes aplaudiendo la decisión. Todo en el marco de la lucha contra el latifundio urbano y el consumismo. Además, Chávez alarmado, se preguntó:

"¿Cómo vamos hacer el socialismo entregándole los espacios vitales del pueblo al Sambil, o a ese comercio desmesurado, consumista?".

Chávez de buena fe confió a sus autodenominados hijos la tarea de convertirlo en una edificación a favor de las necesidades reales de los vecinos de La Candelaria, y del pueblo en general, y no a favor del Capital. Les dio algunas ideas: "(…) vamos a expropiar eso y a convertirlo en una clínica, no sé qué, en una escuela, en una universidad, no sé qué".

Incluso en el Aló Presidente 362 desde Guarenas, pensó en habilitar la edificación para instalar un Abasto Bicentenario grandote: "(…) en El Sambil que iban hacer en La Candelaria, ahí va haber tremendo Bicentenario grandote (…)".

Ya sabemos que hizo Maduro con los Abastos Bicentenarios. Se los entregó al burgués Alex Saab, actualmente secuestrado por el gobierno yanqui, en el marco de la lucha intercapitalista e interimperialista. Lamentablemente, los Abastos Bicentenarios de Chávez los convirtieron en bodegones.

Ahora el presidente Nicolás Maduro le devuelve la edificación del Sambil de La Candelaria a la oligarquía Cohen. Que por cierto, fueron cómplices del paro-sabotaje-terrorista petrolero de 2002 y 2003 cuando impidieron que los comerciantes de sus centros comerciales abrieran al público.

Ahora, nos surge la pregunta: ¿Cuántos bodegones caben en el Sambil de la Candelaria? ¿No será que la burguesía revolucionaria parásita está detrás de esta nefasta decisión a favor del capital especulador y en detrimento del pueblo?

También es oportuno recordar que Chávez siempre señalaba al Centro Comercial Sambil de Chacao como el reino del derroche de energía y del consumismo capitalista. Decía que el Sambil de Chacao consume el equivalente a una ciudad de 50 mil habitantes, y que "muchas veces esos Sambil no pagan la energía". (Consejo Presidencial de Ministros N° 5)

"El Sambil que está allá en Chacao consume más corriente eléctrica equivalente a lo que consumirían dos pueblos como Elorza. ¿Se dan cuenta las magnitudes? Es una locura. Bueno van a tener que comprar su planta, si no, les corto la luz, se las corto, porque, entre energía pa’ el pueblo y pa’ el Sambil: Pa’ el pueblo compadre". (Aló Presidente 342).

Finalmente, desde la Clínica Popular El Valle, y frente al Alcalde Jorge Rodríguez, el Comandante hizo una contundente advertencia a la oligarquía y a la derecha endógena: "(…) me tendrán que sacar de Miraflores para que haya un Sambil en La Candelaria, no va haber un Sambil en La Candelaria".

Ahora las élites políticas y militares nos recuerdan que ya Chávez no está en Miraflores. Qué vaina.

#BastaDeBloquearAporrea

20/03/22



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1355 veces.



Fernando Saldivia Najul

Lector de la realidad social y defensor de la sociedad sin clases y sin fronteras.

 fernandosaldivia@gmail.com

Visite el perfil de Fernando Saldivia Najul para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: