Error conceptual

No hay nada más odioso que explicar lo que no necesita explicación. Es odioso porque el explicador puede caer en la tentación de calificar de estúpida a su audiencia. Sin embargo, después de leer, escuchar y ver opiniones en radio, TV y redes sociales, opté por explicar lo que no necesita explicación. Líbrame señor de no caer en la tentación.

Si para vencer al Polo Patriótico en una elección se necesita la unidad de todos los demás partidos, entonces el Polo Patriótico tiene la mayoría y esa "unidad cartelizada" esta derrotada políticamente, pues el elector vota por una oferta electoral, es decir, por una idea, por un programa. Dicho de otra manera, "el voto castigo" es un concepto equivocado, una desviación política, no se vota para castigar se vota para elegir.

Otro concepto bien interesante es el de revolución, pero antes de mi comentario debo expresar cuatro cosas; 1) chavista soy. 2) Al socialismo lo acepto, a pesar de las re-conceptualizaciones que deben hacerse, más para corregir desviaciones de interpretación en el tiempo que errores de origen. 3) Definitivamente soy bolivariano, pues me sorprendo y me lleno de admiración cada vez que releo a Bolívar. 4) Defiendo a mi país. Estoy plenamente convencido que la dirigencia que secuestró a la oposición al chavismo ha sido la culpable de absolutamente todo lo que hemos padecido, para mi es culpable hasta de los errores que han cometido los gobiernos chavistas.

Las revoluciones se activan o catalizan cuando el gobierno es ejercido por una familia. La revolución de independencia de los EEUU fue contra la familia reinante en Inglaterra, la latinoamericana contra la familia real española, la rusa contra el Zar y su familia, la china contra Emperador y su inmenso séquito, la francesa contra Luis XVI y su familia, y así por todo el mundo y en diferentes épocas. Así

que, el socialismo, como propuesta política, nace para sustituir a las monarquías, noblezas y aristocracias por movimientos sociales y comerciales, básicamente tres grupos, la burguesía (propietarios), los proletarios (empleador y/o trabajadores) y los burócratas (empleados públicos). Esto es conceptual, es así. El dilema entre burócratas, burgueses y proletarios para determinar quién debe gobernar es otro rollo, tal vez sea algo tan simple como la consecuencia de no comprender la estructura de una sociedad y la necesidad de preservar la aventura de cambiar.

La elección a la gobernación de Barinas este 9 de enero las pierde el PSUV. Las anteriores, las del 21 de noviembre las perdió Argenis Chávez, pero en ambos casos, el error político cometido es claro, intentar preservar a la familia Chávez en el gobierno del Estado Barinas. Esto lo escribo con todo el respeto que merece la familia Chávez. En el fondo no se trata de castigo a problemas de corrupción o de mal gobierno, cosa que puede haber, el error táctico fundamental es un error de concepto. No es compatible revolución socialista con familias gobernantes. De manera tal que en Barinas no ganó la gobernación la derecha o el liberalismo económico, ganó el socialismo.

La peor de las consecuencias de esta derrota electoral del PSUV es haber activado al opositor abstencionista, pues por lo visto en las primeras reacciones de euforia ha sido usar la victoria en una gobernación como tizón para encender una hoguera. Debo confesar que en las primeras de cambio supuse a esto posible, pero recurriendo a la matemática y al reposo informativo, dado por la caída e la internet estos tres últimos días, he manejado algunos datos, veamos:

El 21 de noviembre dejaron de participar un 58% de los electores, por lo que, si en Venezuela la máxima participación histórica ha sido 80%, con un 60% para el polo patriótico, entonces el máximo para el polo ha sido (80x60) 48% del total. Entonces, si la participación del 21N fue 42% y un candidato del Polo Patriótico ganó con el 50%, entonces obtuvo un (42*50) 21 % del total general, en consecuencia (48-21), el polo obtuvo un 27% menos, lo que equivale a decir que si hoy no votó un 58%, la abstención máxima extrapolada fue (80*58) 47,4 %, de los cuales (47,4-27) 20,4% son votos de la abstención en la oposición. Conclusión, no asistieron a votar el 2N el 27% de los chavistas y el 20% de los opositores a NIVEL NACIONAL.

Ahora, si en Barinas hay 600 mil electores y votaron el 21N y la participación fue de 52%, entonces Superlano ganó con 105 mil votos, el 14% del total general, y Argenis Chávez pierde obteniendo 16,7 %. Por lo tanto, si 9E la participación se incrementó a 52% entonces Sergio Garrido gana con el 30% del padrón electoral, superando en 6,7%, del padrón electoral, a Arreaza. En conclusión, se estimuló a votar a un 18% más de opositores y a un 7 % más de los chavistas.

Es claro que la situación de Barinas es muy difícil, tal vez más difícil que el resto del país por múltiples razones, técnicas y de gestión, estructurales o por mal gobierno, pero el error conceptual de haber intentado preservar la gobernación como un elemento familiar o simbólico es grave, pues fue un error que sumado al sabotaje contra el país terminó desbalanceando la balanza de 1% a 14%, escandalizando una derrota.

Predecir no me gusta, no por el riesgo que significa errar en la predicción, sino porque se les da la oportunidad de evitar los errores al oponente. Así que partiendo del hecho que un error de la oposición, ahora gobierno, en Barinas perjudica a los venezolanos en general, voy a emitir una opinión.

El Gobernador electo el 9E es Sergio Garrido. El ganador del 21N esta allí, al lado o atrás. Este personaje le debe a cada santo una vela, recordemos que por su irresponsabilidad se desmoronó el plan de invasión camuflado con el concierto de Cúcuta. Por eso dije una vez que quien debió inhabilitarlo fue la mismísima MUD. Bajo este escenario hay tres posibilidades 1) que se peleen entre ellos, cuando el electo se dé cuenta que él es el gobernador. 2) Que se peleen cuando el del 21N haga negocios para pagarle a sus acreedores post concierto y post Penélope 3) que ambos se hundan, anótenlo, la deuda existe…y la cobrarán. Quienes eligieron a la MUD para gobernar a Barinas lo saben. De seguro aspiran un gobierno y un programa político para mejorar a Barinas, pero cometieron el error conceptual (decir otra cosa seria caer en tentación y debo respetar a mis compatriotas) de elegir a uno para ratificar a otro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 613 veces.



Manuel Gragirena

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: