¡Por favor! Ernesto Villegas y Nicolás, el "Manual de Carreño" es de la burguesía, y es racista

Ernesto y Nicolás, ¿ustedes de verdad se leyeron el Manual de Carreño? Se lo pregunto porque estoy leyendo en la cuenta de twitter del Presidente un mensaje en el cual nos recomienda leer el Manual de Carreño:

Nicolás Maduro @NicolasMaduro

Comparto un libro de Manuel Antonio Carreño: "Manual de urbanidad y buenas costumbres para uso de la juventud de ambos sexos". Una obra que se inmortalizó en el imaginario popular, desde su primera edición, hace más de 160 años.

11:58 a. m. · 6 ene. 2022·Twitter for Android

Luego me dispuse a investigar por qué el Presidente está recomendando leer este libro, y me encuentro que forma parte de la Colección Bicentenario Carabobo que edita el CENAL, y que tú, Ernesto, nos lo ofreciste como regalo de navidad el 24 de diciembre:

https://twitter.com/VillegasPoljak/status/1474397562035703812

Pero bueno, Ernesto, ¿no se supone que ustedes están haciendo un esfuerzo por la descolonización de las conciencias?

Pues no parece, mi pana, porque este es un manual de disciplina que forma parte de la ideología de la clase dominante para someter y domesticar a la clase trabajadora.

La oligarca María Corina Machado Parisca Zuloaga se va alegrar mucho cuando se entere que los militantes del PSUV van a observar las normas del Manual de Carreño recomendado nada más y nada menos que por el presidente del partido. Recordemos que cuando Chávez aún estaba con nosotros, ella dividió a los venezolanos entre gente decente y gente indecente.

Si, Ernesto y Nicolás. El Manual de Carreño habla de la decencia de mediados del siglo XIX, cuya idea y experiencias sobre qué es eso de "gente decente" se han transmitido de generación en generación en las familias más conservadoras.

Las clases dominantes de la Venezuela del siglo XIX aspiraban a convertirse en ciudadanos modernos. Tenían que parecerse a los europeos. Este manual fue muy útil en la domesticación de los trabajadores de las capas medias para emplearlos al servicio de los intereses de la burguesía.

Se requería domesticar la "barbarie" del campo para dar paso a la "civilización" que exigía la vida urbana. Es decir, se requería formar ciudadanos útiles y dóciles al liberalismo económico, y prestos a colaborar en la reorganización del nuevo orden jerárquico de la sociedad. Orden necesario para continuar la explotación y la exclusión de los de siempre. Esto no tiene nada que ver con el socialismo chavista.

Ernesto y Nicolás, de ninguna manera este manual puede formar parte de la Colección Bicentenaria Carabobo porque habla de gente decente y de gente vulgar, habla de personas superiores y de personas inferiores. Podemos leer pequeños detalles ideológicos como estos:

"La urbanidad estima en mucho las categorías establecidas por la naturaleza, la sociedad y el mismo Dios: así es que obliga a dar preferencia a unas personas sobre otras, según (…) el rango que ocupan, la autoridad que ejercen y el carácter de que están investidas".

"Cuando una persona ha de pasar por delante de otra, el inferior cederá siempre el paso al superior…".

Para entonces, al igual que ahora, en la cima de la pirámide estaban quienes imponen la ideología y las normas, es decir, los propietarios de los medios de producción, que por supuesto son los de piel blanca, la gente más "decente", y quienes les interesaba que se difundiera este manual.

Y en la base de la pirámide estaba la población racialmente más cercana al indígena y al africano en sus fenotipos originales. Es decir, la gente más "vulgar", los excluidos. No es casualidad que la pirámide social coincida con la pirámide racial. Es una ideología que se puso en práctica desde la colonia y que la burguesía pretende mantener para no perder sus privilegios.

La investigadora y profesora Betty Mendoza de UNEARTE lo dejó bien claro cuando le respondió al Presidente:

Betty Mendoza @betymuga

En respuesta a @NicolasMaduro y @conadecafrove

Este Manual establecía los parámetros de la disciplina a la que la Colonialidad del poder sometió a las personas que consideraban inferiores y subalternas. Ha sido un ejercicio de descolonización dejarlo atrás...olvidarlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1469 veces.



Fernando Saldivia Najul

Lector de la realidad social y defensor de la sociedad sin clases y sin fronteras.

 fernandosaldivia@gmail.com

Visite el perfil de Fernando Saldivia Najul para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: