Mi manera de analizar el conformismo

La palabra "Conforme" viene del latín Conformis y significa "de acuerdo", muy semejante.

El diccionario nos trae la definición del vocablo en estos términos: "Actitud de la persona que acepta fácilmente cualquier circunstancia pública o privada, especialmente cuando es adversa o injusta"

Ustedes se preguntarán: -¿A qué viene todo esto?-

A nuestra vista, es fácil digerir la definición, cuando nos remitimos al aspecto enteramente gramatical, es decir, como está plasmado textualmente. Sin embargo, en mi modesta opinión, considero que va mucho más allá, en el instante que nos damos cuenta que la acepción comprende muchos contextos, verbigracia, en el sentido económico, laboral, académico, religioso, deportivo, entre otros. Ya con escribir, me siento un inconforme; ¿y usted?

En este orden de ideas, usted podrá escuchar con mucha frecuencia en terceras personas, decir: -"Perencejo, fulanito, es un conformista". A mi modo de ver, se enfocan siempre en un sentido arrogante y despectivo en un plano económico o de las finanzas personales. Si bien es cierto, que las personas presentan un espíritu de superación en sus ingresos; no es menos cierto, que en la inconformidad también están inspirados otros valores, no necesariamente tangibles, sin menoscabo de sus perspectivas.

Ahora bien, ¿Cómo se digiere lo anterior? En mi opinión, -sin creerme el Dios de la verdad- una persona "X" puede tener mucho éxito en el contexto de sus finanzas e ingresos; puede poseer un negocio o una empresa próspera; no obstante, eso no lo libera de que sea un conformista, mientras que una persona "Y" no podrá ser exitosa desde el punto de vista material, de riquezas superfluas, sin embargo, podrá reunir otras cualidades que para ella representan un valor trascendental, por ejemplo: un reconocimiento académico; un logro deportivo, entre otros, sin menoscabo de que pueda ser considerado conformista.

En consecuencia, así tenemos que, para los que unos es una inconformidad, para otros no lo es. En este sentido, creo conveniente añadir que toda persona posee niveles de necesidades que van desde la respiración, hasta la autorrealización. Bien podría una persona ser propietaria de un flamante yate (Bienes tangibles), pero carece de otras cualidades que lo harán ver como un sujeto conformista. Pienso que lo primero no lo ubica dentro de una satisfacción íntegra o total. Sólo él medirá su nivel de aspiraciones e intereses. Eso es indubitable, pero no lo empuja a argüir que los que los rodean son unos conformistas. Es un asunto de fondo, no de figura; de aptitud más que de actitud. Así lo veo yo.

Vista así las cosas, el conformista o el inconformista, ambos tienen sus predilecciones, bien sea en la ejecución de valores éticos o valores materiales; que de acuerdo con el grado de animadversión hacia unos y otros, de ahí dependerán sus éxitos y logros alcanzados. Así lo pienso, y así lo escribo. Sería lo mismo agregar que de acuerdo a nuestras expectativas y consiguientes desafíos, dependerá nuestra conformidad o inconformidad. Estimo que no puede censurarse la conducta de uno y otro, sin tener alcance de cuáles son sus propósitos.

A manera de colofón, en mi juicio, sin pretender convencer al apreciado público, no hay que dejarse llevar por las compulsiones materiales de la vida; creyendo, quizás en nuestra propia torpeza, que lo que nos rodea tangiblemente ya está definido como un éxito, y despreciando al semejante, quien también posee su grado de inconformismo, supeditado a su crecimiento personal y sus intereses; sin que ello represente que es un elemento conformista. El conformismo, a mi parecer, es un término acuñado, para pretender un objetivo de exclusivo interés avaro de terceras personas; obviando que cada ser tiene sus apegos y necesidades. No es mi intención hacerme ego pernicioso de la conformidad o la inconformidad. Como es natural, alguien podría diferir de estos breves argumentos ¡Bienvenidos serán! No soy psicólogo, ni pretendo serlo, pero…

(Es mi óptica de ver las cosas).

Se les aprecia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 644 veces.



José García

abogado. Coronel Retirado.

 jjosegarcia5@gmail.com

Visite el perfil de José García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: