Diálogos con Bitcoin

Vivo en una ciudad (aproximadamente 150mil habitantes) donde su principal fuente de economía es la agricultura de cereales y en estos días estando en una larga cola (entre camiones, vehículos y tractores) de una estación de servicio para surtir combustible, me apoye de los cauchos de un tractor y escucho la conversación entre 4 compañeros de cola, evidentemente todos con sus indumentarias del trabajo agrícola que lucían de diferentes rubros -como dice el dicho, por la maleta se saca al pasajero-, el del tractor venia de ganadería, otro me parecía comerciante de queso, y los siguientes dos claramente de la siembra de cereales. Afino mis capacidades auditivas y escucho la conversa, antes les digo que sus edades a pesar del trabajo agrícola por años, eran muy parecidas a excepción del comerciante de queso que lucia de unos 35 años, los demás oscilaban los 50 años.

La conversación de los amigos de cola giraba entorno al Bitcoin, minería e intercambio, entre ellos se explicaban, se replicaban y se preguntaban, un dialogo con Bitcoin. Creo que ninguno de los amigos tiene realmente inversión en Criptomonedas, por su conversa, hablaban sobre el costo de un minero, sobre el precio del BTC sus subidas y bajadas, donde lo podían usar o cambiar a dolares, como es la inversión en infraestructura para mantener los mineros (ya no confunden los términos de minero BTC con los mineros de El Callao), en todo momento hacían comparaciones con su actividad actual, costos de siembra, costo de reparación de maquinarias, la escases de combustible, la calidad de repuestos y lubricantes, delincuencia agrícola, alcabalas, entre otros, y decían que muchos de esos insumos necesarios lo traen de Europa para garantizar calidad, y como vengo narrando todo esto en una constante comparación con el mundo del Bitcoin.

Venezuela esta en el ranking mundial como uno de las tres países que más comercia con Criptomonedas, todo esto ha ocurrido en los últimos 5 años, con una aceleración exponencial en los últimos 3 años . Pero esas estadísticas están referidas al intercambio que ocurre en las plataformas exchange. Lejos estamos los venezolanos en conjunto de estar en los primeros lugares del mundo con la usabilidad de las criptomonedas, nos falta que el comercio y el sistema bancario de el paso hacia una integración multimonedas en el país, y deberían de hacerlo pronto o seguirán dejando de ganar.

Las crisis, son escenarios de necesidades y por tanto ambientes de oportunidades. El venezolano profundo como mis amigos de cola, ya no están alejados en la provincia (fuera de Caracas) la globalización de la información, la prolongada crisis del país y la masiva migración ha hecho que de alguna manera su trabajo de generaciones ahora sea comparado con otros trabajos, que están fuera de su área de confort pero que hay una intención de integración, es decir, ya ese venezolano profundo no le tiene miedo al mundo, lo ve cerca y lo toca, en sus pensamientos esta que allá en ese mundo (otro país) esta su hijo, sobrina, primo, hermano, esposa, amigos, vecinos, etc.

Los venezolanos milenium nos hemos formado en un ambiente de caos, y eso de alguna manera nos ha hecho fuertes a los entornos así como mirar oportunidades donde otros no las ven, esta misma generación es la que debe hacer las soluciones de la crisis, cualquier iniciativa sólo nos dejará ganancia como sociedad, como país. El entorno Blockchain tiene un ambiente simbiótico en la sociedad venezolana, pronto llegará al momento de tokenizar nuestros productos y dar el salto cualitativo, donde los sistemas económicos sean menos dependiente de los Gobiernos – Estados y sus ideologías.

fernandoeh14@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 387 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas