Los medios y la clase media venezolana en el golpe del 13 de Abril

El pasado 13 de abril, CBC Newsworld (Cadena de TV canadiense) transmitió el extraordinario documental "Chávez: inside the coup" ( www.ChavezTheFilm.com ), galardonada producción irlandesa dirigida por Kim Bartley y Donnacha O Briain que muestra las horas aciagas que vivió Venezuela durante el golpe de Estado que derrocó al legitimo gobierno del presidente Hugo Chávez Frías, y la conspiración mediática que contribuyó de manera determinante a la instauración de una efímera dictadura que secuestró e incomunicó al presidente de la Republica, disolvió la Asamblea Nacional, autoridades electorales y sistema de justicia, persiguió y violó sistemáticamente los derechos humanos de ministros y simpatizantes del gobierno, y dirigió el asedio criminal contra la Embajada de Cuba en Caracas.

Este documental, que puede ser descargado de www.Venezuela-en-Videos.com, también muestra la valentía y arrojo del bravo pueblo venezolano que salió a las calles masivamente a exigir la restitución del régimen de libertades, y la tenacidad de la Fuerza Armada Nacional que recuperó el palacio presidencial, restituyó la institucionalidad democrática y rescató al presidente Chávez de la isla "La Orchila", lugar remoto donde lo tenían incomunicado.

El gran valor de esta cinta es haber dejado constancia de la participación de los medios de comunicación privados en la conspiración, así como el respaldo de un importante sector de la clase media venezolana al golpe de Estado, y demostrar que los verdaderos asesinos de manifestantes opositores y simpatizantes del gobierno fueron francotiradores paramilitares y efectivos de la Policía Metropolitana y Guardia Nacional al servicio de los militares golpistas.

El golpe del 11 de abril no pudo haberse realizado sin la participación protagónica de los grandes canales de televisión que produjeron y difundieron información falsa y manipulada, mientras censuraban deliberadamente la rebelión cívico-militar que restituyó el régimen democrático. A muchos le sorprende que mientras el pueblo venezolano se lanzaba a las calles para restituir la democracia, los grandes canales transmitían dibujos animados y se negaban a informar lo que realmente acontecía en Caracas para proteger al régimen dictatorial; pero pocos logran entender la conducta antidemocrática de un importante sector de la clase media al apoyar decididamente el golpe de Estado cuando se suponía poseedora de cierta madurez y cultura política producto de mas de 40 años de democracia ininterrumpida, hasta ese momento.

En un reciente panel sobre el golpe de Estado en el marco del primer Encuentro de Solidaridad con la Revolución Bolivariana ( www.ForoBolivariano.org.ve ), la Dra. Margarita López Maya presentó una extraordinaria ponencia en la cual argumentaba que la razón que llevó a gran parte de la clase media a aliarse con los sectores reaccionarios que protagonizaron el golpe de Estado tiene que ver con la forma en que diversos sectores de la sociedad han percibido las violaciones a las normas de convivencia pacífica entre los venezolanos por parte del Estado desde 1989 que "han alimentado sentimientos de injusticia e indignación moral", y la politización de los medios de comunicación social que ha contribuido "decisivamente a producir una extrema polarización política", lo cual ha permitido que sectores medios opuestos al gobierno "sean liderados y orientados por un liderazgo especialmente incapaz e irresponsable."

Para la Dra. López Maya, "desde los 80 la democracia venezolana no respondió a sus promesas, alienando a los sectores populares del apoyo que antes le dio... En el gobierno del Presidente Chávez, sobre todo sectores de ingresos medios se han sentido excluidos y asustados del proceso de transformación, y violentados, debido también a errores en la conducción política de parte del oficialismo. La indignación moral de estos sectores con el gobierno ha sido aprovechada por poderosos medios de comunicación que convertidos en actores políticos han hecho uso de influyentes recursos mediáticos para radicalizar las opiniones y acciones políticas de sectores sociales inconformes... El liderazgo que condujo al 11 de abril y al paro petrolero es uno que adolece de severas carencias para contribuir con una salida democrática a la crisis venezolana. Su desconocimiento del país en el que vive, su incapacidad de ver, oír y tolerar al otro, distinto de él, ha contribuido de manera decisiva a que sectores sociales descontentos tomaran rutas violentas y antidemocráticas para intentar resolver la conflictividad sociopolítica existente."

El fracaso del golpe de Estado, tanto el de abril como el ejecutado durante los meses de diciembre y enero pasado mediante el saboteo criminal contra la industria petrolera, ha permitido el desplazo de la oposición golpista por un sector democrático que espera confrontar al gobierno nacional en el terreno constitucional. No obstante, algunas voces desesperadas siguen conspirando contra las instituciones democráticas y presionando a la clase media y medios de comunicación para que continúen participando activamente en una salida violenta, a lo que el pueblo venezolano y Fuerza Armada Nacional enfrentará con el mismo arrojo y tenacidad que demostró el 13 de abril de 2002.

(*) Internacionalista, MA
agd1967@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3494 veces.



Antonio Guillermo García Danglades (*)


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas