Chavin, imposible no decirlo….

Jamás pudiera pensar, mi querido y admirado Chavín, que tú deseabas partir ya de este mundo terrenal, pero déjame decirte que aunque todos vamos por el mismo camino, más temprano que tarde, has dejado no solo en tu Zulia amada, sino en casi todo el país, un dolor y un vacío indescriptible, en quienes anduvimos detrás de tus pasos, cada vez que salías a deleitar a todos aquellos que somos amantes de la gaita zuliana, con tu hermoso canto.

No cabe dudas Chavín, a pesar de la dura competencia que existe en el medio gaitero, que fuiste todo un genio, un coloso cantando y promoviendo esta parranda que hoy ponen a bailar y a gozar, sobre todo en época decembrina, a todos los venezolanos, pero más allá de ello contribuiste también, de manera especial, que esta hermoso género musical fuera declarado patrimonio nacional, a tal extremo que ya trasciende más allá de nuestras fronteras.

Ya antes, desgraciadamente Chavin, nos habías dado un tremendo susto, que te obligó a estar bajos los cuidados de los médicos, pero poco a poco fuiste superando uno de esos males que dejaron secuelas en tu frágil cuerpo, como el de cualquier humano.

Más recientemente, mi querido Chavin, vimos que una nueva recaída hizo que tu nombre sonara nuevamente en las redes sociales, en ese entonces una enorme preocupación nos embargó temerosos de un desenlace doloroso, que afortunadamente no llegó en ese momento.

Pero hace solo unas semanas vimos a través de un vídeo que estabas de nuevo siendo ingresado a un centro de atención médica, incluso pudimos oir tu quebrantada voz, por cuanto habías adquirido, desgraciadamente, ese virus mortal, que mantiene al mundo en ascuas, dado que hasta ahora no hay nada efectivo, plenamente, al menos en nuestro país, que permita acabar con esa terrible pandemia.

Déjame decirte Chavín, que ese día sentí correr por mis mejillas, esas gotas que nacen espontáneamente cuando se nos toca la fibra de los sentimientos, pero al mismo tiempo un pálpito nos llegó hasta el corazón, ante la funesta noticia. El presentimiento, desgraciadamente, fue más allá, al extremo que sentimos que algo malo venía en camino, como en efecto hoy es ya una triste noticia, una triste y dolorosa realidad.

Chavin haz partido. Tu hoja de servicio es impecable. No solo fuiste un número uno cantando las hermosas gaitas, sino que fuiste también todo un showman insuperable animando las parrandas, que quizás con el tiempo fueron mermando, bajo el manto de las noches, tus capacidades. Desde luego, más te importó el deber cumplido y ver sonriendo, bailando y gozando, a tus coterráneos.

Ahora paso a decirte Chavin que algo extraño relacionado con tu apuesta figura cubrió antes mi pensamiento. Aun sin recobrarnos del todo del dolor inmenso que nos produjo también la partida reciente de tu amigo, de tu colega del alma, Daniel Alvarado, mejor conocido como El Negrito Fullero, una extraña sensación en el momento de conocer tambiérn la dolorosa noticia hizo en este mortal, que hoy escribe estas líneas, que apareciera tu imagen de repente, recordando sobre todo tus momentos de enfermo. En ese entonces le rezamos al Todo Poderoso pidiéndole que te cuidara y te protegiera, pero hoy también vemos que papá Dios ha decidido llevarte al cielo.

Sin temor a equivocarme, en aquel entonces, con la partida también prematura del Negrito Fullero, dije entonces que al parecer se requería fortalecer el grupo gaitero que anima los encuentros de todos los santos que están al lado del Padre Celestial, pero hoy vemos que también se requería, no solo a otra voz especial interpretando las hermosas gaitas, si no también a un buen animador, con chispa y simpatía, para continuar con la parranda, que también se cumple en el cielo Descansa en paz amigo Chávin, que tus gaitas seguirán sonando por siempre, pues ya eres toda una leyenda. Era imposible no decirlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 948 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: