A quienes creían que las sanciones afectaban sólo a Maduro y a los “jerarcas del régimen”

A pesar de la Licencia General N° 8G de la Oficina de Control de Activos del Departamento del Tesoro de los E.E U.U, en la que se renovó la concesión por seis meses a varias compañías estadounidenses que mantienen operaciones en el país, Halliburton se va de Venezuela.

Desde el año 2014 los Estados Unidos comenzó a poner en marcha medidas dirigidas a sancionar a Venezuela, al día de hoy este país mantiene un férreo embargo que sanciona a toda compañía o ente que haga negocios con el Estado venezolano.

Mediante un correo electrónico se notificó a los trabajadores de la cesación de las operaciones y actividades comerciales de SERVICIOS HALLIBURTON DE VENEZUELA (SHV), aclarándoles de la "extinción permanente de sus puestos de trabajo". La Empresa deja claro que la relación laboral queda extinguida por "causas ajenas a la voluntad de ambas partes".

Halliburton es una corporación estadounidense que presta servicios en los yacimientos petroleros. Esta corporación tiene presencia en más de setenta países y tiene su sede central en Houston, Texas. En Venezuela tenía sus oficinas principales en Cabimas, estado Zulia.

En la comunicación de la empresa a sus trabajadores se expone que la cesación de la relación laboral es consecuencia directa de las "restricciones impuestas por la Licencia General 8G otorgada por la Office Of Foreing Assets Control" (OFAC, por sus iglas en inglés). Según se divulgó a través de redes sociales la medida afecta a 400 trabajadores. Por este mismo canal algunos trabajadores han expresado su descontento con la corporación por los bajos montos que se les cancelaran al ser despedidos.

Sería interesante conocer la opinión de aquellos que desde 2014, cuando comenzó la escalada de sanciones de EE UU a Venezuela, lo celebraron por todo lo alto como una medida sólo afectaba a Nicolás Maduro y a los miembros de su "régimen". No han sido pocos los venezolanos que militan en las filas opositoras al gobierno venezolano que desde su ignorancia han sostenido que las sanciones no afectarían a la población en general sino a los "jerarcas del régimen" que gobierna en Venezuela.

Este 2021 que se inicia 400 familias venezolanas entren en la categoría de afectados directos de las sanciones del imperio contra Venezuela. No faltarán quienes sigan justificando los desmanes del imperio y el acoso contra un pueblo que sigue negándose a rendirse ante un imperio guerrerista, militarista y genocida de pueblos.

No a las sanciones del imperio contra Venezuela. Cese definitivo al robo de los bienes de la República venezolana en el exterior. Se va Trump, pero la política imperialista e injerencista de EE UU contra Venezuela se mantiene.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: