Navidad encerrados/asustados en el hogar y un cercano año 2021 con muchas incertidumbres

Fragmentos de la realidad.

Las generaciones venezolanas nacidas desde esos años ubicados entre el período de la Segunda Guerra Internacional del siglo XX (1939-1945) organizada, decretada y emprendida por las élites políticas, militares, empresariales, intelectuales, religiosas y burocráticas de la Alemania Nazi y la Italia de los Fascios di Combatimentos (Fascistas) no habíamos vivido, con tanta cercanía e impactos diarios, una realidad internacional y nacional, cargada de un presente tan doloroso, dramático, agresivo, perverso, dañino, alteradora de las más firmes estabilidades emocionales, que desnuda ante nuestras capacidades sensoriales las más perversas conductas humanas, en particular de políticos, funcionarios de gobiernos/estados y comerciantes de TODOS los niveles económicos en muchas naciones del mundo actual, escenarios que además nos asoman un futuro inmediato tanto o más complejo que la realidad presente. Por una parte tenemos una profunda recesión económica mundial que ya había sido alertada desde comienzos del 2019 por diversos centros, empresas e individualidades dedicados todos al análisis de las áreas y dinámicas de las inversiones financieras internacionales. Desde allí señalaban que entre las causas de este grave deterioro hacia donde avanzaba la economía global/mundial estaban, por una parte, la proliferación y sin controles estatales efectivos de los instrumentos financiero/especulativos que ocasionan las peligrosas burbujas, denominados "derivados" y cuyos soportes son valores matemáticos y estadísticos proyectados hacia el futuro sobre la base de las posibles ganancias que originarían los múltiples préstamos bancarios y financieros en general, sus intereses y los intereses de los intereses, que también aportarían otros intereses y tasas de ganancias (intereses= + intereses= + intereses= + inversiones/nuevos préstamos= intereses= intereses= + ganancias = burbujas que explotan). Como puede inferirse, la producción de bienes, la productividad, la creación/remuneración de empleos, no aparecen por ninguna parte en estas ecuaciones financieras caracterizadas por las manipulaciones artificiales de proyectadas ganancias que finalmente dependerán de las capacidades efectivas de pagos de la gran cantidad de deudores individuales e institucionales desde lo público y lo privado. Junto a estos graves escenarios de los ya famosos "derivados financieros/especulativos", se agregaban las más diversas medidas de sanciones gubernamentales, bloqueos y afectación de las economías de un número crecientes de naciones como China, países miembros de la Unión Europea, Rusia, Irán, Siria, Turquía, Brasil, Corea del Norte, Suráfrica, Serbia, India, Nicaragua, Cuba y Venezuela. Todas estas naciones compran y venden productos en los mercados internacionales, en consecuencia las medidas de castigo motivadas y fundamentadas en razones económicas proteccionistas, presiones y castigos políticos e intereses geopolíticos, terminan afectando el funcionamiento de la entrelazada, transversalizada e interactiva economía mundial del siglo XXI.

Como si este escenario tan caótico, dañino, cargado de incertidumbres para el presente y el cercano porvenir no fuera suficiente para mantenernos alterados y conmocionados, apareció desde comienzos del año 2020 una nueva, contagiosa, agresiva y peligrosa cepa de los ya conocidos Virus tipo Coronas que anualmente afectan de manera ligera la salud de millones de seres humanos. Esta desconocida cepa viral identificada como SARS-CoV-2 (porque ya surgieron otras cepas mutadas en 2002 denominada SARS, y MERS en 2012, transmitidas a los humanos desde las cobayas y camellos respectivamente, adquiriendo comportamientos de pandemias más controlables) ha venido mutándose entre las células de algunos animales como los visones y seres humanos contagiados. En las últimas semanas se han venido reportando la aparición de nuevas cepas del virus en los EEUU, varias de las naciones integrantes de la Unión Europea, Brasil, Colombia, Suráfrica y ahora el Reino Unido informa, a través de su Ministro de Salud, la identificación, en un lapso de una semana, de dos nuevas cepas virales mas contagiosas en un 70 % que todas las anteriores. La OMS y los medios de comunicación europeos en estos días posteriores al 24-12-2020 están anunciando que estas nuevas cepas más contagiosas, ya se encuentran dispersas por varias de las 27 naciones integrantes de la Unión Europea. Por medio de estas recientes informaciones nos enteramos que estas nuevas cepas virales aparecieron desde el mes de septiembre y ahora es cuando nos enteramos. Desde ya se ha iniciado un inevitable y muy pertinente debate mundial, referido a la capacidad de las diversas vacunas construidas y hora comercializadas, para tener efectividad frente a estas nuevas y más contagiosas mutaciones/variaciones de las cepas del virus SARS-CoV-2, desde las cuales se elaboraron todas esas vacunas con pretensiones de inmunización preventiva.

En el caso de Venezuela, los habitantes de esta Nación Republicana Bolivariana y en consecuencia Independiente y Soberana, hemos sido sometidos por funcionarios de Gobiernos y Estados de los EEUU, Unión Europea, Reino Unido con el apoyo entusiasta, festivo, grandilocuente y muy público/comunicacional de políticos e intelectuales venezolanos a unos criminales experimentos muy parecidos a los aplicados por las élites nazis contra las poblaciones europeas, euroasiáticas y judías entre 1939 y 1945. Por cierto, los juicios de Nuremberg, uno de los principales escenarios internacionales donde juzgaron y condenaron a muchos de los jefes civiles y militares alemanes por sus criminales acciones, han sido transmitidos recientemente por la televisión oficial de Alemania la Deutsche Welle (DW) en español. Además existe una extensa bibliografía, hemerografía, filmografía, audios, documentos y memorias de los sobrevivientes y testigos referidas a esto hechos. Todos estos referentes informativos pueden servir para corroborar como todas esas acciones criminales contra poblaciones civiles, niños, mujeres, ancianos, embarazadas, discapacitados y poblaciones indefensas en general, fueron realizadas utilizando narrativas, discursos y propagandas nazis orientadas a estimular los odios étnicos, religiosos, linguísticos, sociales, los derivados de mayor melanina corporal, ideológicos, territoriales, migratorios y de supuestos peligros contra las culturas tribales alemanas originarias, "puras y superiores". Sería interesante promover estudios comparativos entre aquellos crímenes contra la condición humana y los que actualmente se adelantan desde 2015, acentuados desde 2016 hasta los extremos actuales, contra las mayorías sociales de Venezuela. En aquel contexto de la Segunda Guerra Internacional del siglo XX decretada e iniciada por las élites alemanas para apoderarse de Europa y ahora esta alianza de quienes conforman y dirigen la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra una Nación Suramericana de alrededor de 32 millones de habitantes, buscando apoderarse de sus valiosos recursos naturales, ubicación geográfica privilegiada, y además castigarnos siguiendo el patrón histórico planificado, ejecutado y sostenido contra la población de Haití, por haber sido la primera población de estos espacios caribeños y americanos en atreverse y lograr liberarse del yugo colonialista/ esclavista francés en 1804.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1307 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: