Para el Partido Comunista el Episcopal ahora es zanahoria

Para el Partido Comunista el Episcopal ahora es zanahoria

Para mí toda realidad es objetivamente incognoscible simplemente porque yo no soy un objeto sino un sujeto y en consecuencia mi percepción del mundo es subjetiva; lo objetivo se lo dejo siempre a los sesudos analistas que, a lo PCV, son tacos para todo, ¡son objetos! (de qué, lo ignoro) y, desde luego, objetivos.

¡Alto, eh!, jefes del actual Partido Comunista Venezolano –PCV– se las dan de tacos para saber lo que conviene al pueblo, y por eso ellos, creyendo darles una patada al GPP, que no al PSUV, en contrario le dan patadas es a una piedra.

¡Si sabré yo lo que es el PCV por dentro!; pasé una ñinga de mi remota niñez, toda mi adolescencia y hasta ya bastante entrada la adultez de mis huesos, militando primero en la J Comunista y después en el partido hasta que fundamos el UPA – Unión Para Avanzar –, en eso del año 1968; el UPA fue un partidito que los comunistas de ese momento fundamos con el fin de que nos sirviera de alivio a las duras secuelas de la derrota militar y política que Betancourt le propinara al aparato militar de nuestro entonces gran partido PCV; es de notar que ya para el año 1964 cuando nuestra máxima dirigencia, e inclusive nuestros parlamentarios, fue encarcelada sin fórmula de juicio por la "democracia romulera", nuestra relación con las masas campesinas y urbanas había naufragado.

En 1968 nosotros participamos en la vía electoral pero en 1971, estábamos en franca tendencia hacia la debacle interna y hacia convertirnos en la mínima expresión de lo que habíamos sido, dadas las erradas políticas que nos alejaron de las masas; entonces para esa fecha – ahora no recuerdo bien las cifras pero íbamos a un congreso tal, creo que era hacia el VIII Congreso, pero la jefatura había decidido que la J PCV, los para ellos muchachos de mandados, no participaran, tampoco recuerdo el número de integrantes del buró político del PCV – se hace manifiesto el descontento, nuestra rebeldía, de ahí el fraccionamiento del que surgimos un grupo joven pero no obstante algunos carcamales de la vieja guardia se plegaron a última hora a nosotros.

Ahora a la distancia yo pienso que Pompeyo y Teodoro pudieron haber fraguado esa ruptura puesto que al final de sus días, ellos, a quienes combatimos pero que a última hora, como una calculada estrategia, se nos plegaron el 17 de Enero de 1971, pactaron después con la guanábana.

Desde el principio, desde las primeras deliberaciones, nuestro insurgente grupo fue tembleque, guabinoso, para luego y hasta el sol de hoy convertirse en socialismo de derecha: el MAS (masecos), una lombriz, nada distinto de en lo que ya se había transformado el PCV y por eso yo me alejé de esa militancia también aunque siempre estuve en contacto directo con mis viejos camaradas, tratando de atizar la evolución de esos restos, hasta que no se pudo.

Fue el 4F cuando empecé a militar en un partido que todavía no había sido creado pero que despuntaba con pie firme.

Desde Enero de 1958 hasta ahora 2020 la incapacidad del PCV para evaluar la realidad debidamente se ha acentuado todavía más pero especialmente durante la jefatura de Figuera, quien cree lo contrario, se aparta o se adhiere a nosotros, el PSUV y el GPP, ocasionalmente, cuando se le para el maruto, como si fuese un jueguito, ahora le ha dado por ir a chapotear en un fango en el que también el Partido Conferencia Episcopal, para él y para sus otros camaradas de dirección será acaso un fango zanahoria, no pestilente, tal que darse un baño y quitarse luego el tufo y, venir a desgañitar con su fracción parlamentaria ahí en la Asamblea Nacional, desplegar sus destemplados gritos de guerra contra el imperialismo pero hacerle el juego por debajo del micrófono, ¡falsos defensores del pueblo!, decirles comunistas es incorrecto, mencheviques es lo que son.

El PCV actual cobardemente teme enfrentar abiertamente al PSUV porque sabe lo que se juega y por eso se pone una máscara de ique chavista, pero nosotros tenemos memoria, sabemos de su devaneo ante el llamado inicial del Comandante Supremo; de su guabineo para con nosotros ya no vale la pena discurrir más; su carta debajo de la manga es esencialmente contra el Gran Polo Patriótico pero por razones de asepcia política mejor es dejar lo de la postura del PCV hasta ahí, por ahora.

La ortodoxia con el dogma es propia de ideologías cerradas como la del Partido Comunista Venezolano y la del Partido Episcopal Venezolano, respectivamente PCV y PEV; una y otra son ideologías extremistas y en consecuencia tienden a tocarse; "los extremos se tocan" – expresa un aforismo popular –, y eso es cotidianamente cierto; si dentro de tu partido tú topas con un comecandela a lo Fuché (Joseph Fuché un día era cura y al otro estaba incendiando iglesias), a lo Ismael García, ten la seguridad de que en menos que dura un peo de mosquito ese sujeto va a estar del otro bando traicionándote. También puede ocurrir que un monseñor muy motolito tal como uno al que el Comandante Chávez aludía mucho como ejemplo de amistad – M M M M M – saque sus garras y ponga la tortilla de manera irresponsable.

Hay ideologías abiertas que no por tales dejan de ser esencialmente firmes, he ahí al PSUV; las ideologías abiertas se invaden mutuamente sin rollos, de ahí que los demás partidos del Gran Polo (prefiero decirle Pueblo) Patriótico conforman una alianza exenta de egoísmos, extraordinaria. De modo que esa gran alianza deberá madurar y crecer con el concurso de todos y eso debe plantearse no mañana sino ahora; estoy seguro que el PSUV va a llevar la batuta en ese sentido, me lo dijo un pajarito.

La heterodoxia facilita la coexistencia entre distintos puntos de vista no extremos, es por lo cual, lejos de perjudicarnos, la auto depuración de la ortodoxia extrema hizo mucho bien al GPP.

El cangrejo camina para atrás y para colmo guarda la mierda en su cabeza; el dogma dogma es, los dogmáticos tienen entre sí una fatal fuerza atávica que los conduce hacia una insuperable aporía



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1124 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: