Pronunciamiento sobre la ley antibloqueo


LUCHAS, al igual que algunas otras organizaciones políticas, distintos sectores y movimientos sociales, intelectuales, economistas, demás individualidades y gremios consideramos necesario pronunciarnos, haciendo un llamado de emergencia a todo el pueblo, sobre todo a los bolivarianos y chavistas, para leer detenidamente este Proyecto de Ley, reflexionando sobre sus alcances retrógrados que contiene. Tenemos que rechazar y desaprobar este Proyecto de Ley Antibloqueo, porque lesiona y pone en indefensión principios fundamentales de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Si bien, en su discurso, el presidente Maduro señaló las circunstancias difíciles y excepcionales por las que atraviesa Venezuela debido al bloqueo económico impuesto por el gobierno de los EEUU y apoyado por la burguesía venezolana y toda la derecha apátrida, esta ley antibloqueo no contiene medidas penales y punitivas contra los que propicien y favorezcan el bloqueo desde adentro. Mucho menos, prevee prisión o, decomiso de propiedades y dinero de estos confesos conspiradores. De acuerdo a las cifras proporcionadas por el presidente, el Estado venezolano tuvo una caída del 99% de los ingresos en divisas por concepto de exportaciones petroleras, entre 2013 y 2019, lo que ha producido un impacto destructivo sobre la producción, los equilibrios macroeconómicos de la República, produciendo un derrumbe de la calidad de vida del pueblo venezolano, expresada en el retroceso de todos los indicadores sociales.

Los EEUU prácticamente han expulsado al Estado venezolano del comercio y las finanzas internacionales bajo el dominio del dólar, convirtiéndolo en un paria, por la aplicación extraterritorial de las normas jurídicas del Estado norteamericano, en violación de las leyes internacionales y de la carta de la ONU. Todo eso lo siguen haciendo con una combinación de presiones diplomáticas y chantajes y amenazas gangsteriles. No sólo persigue y chantajea a las naciones y empresas que comercian con nuestro país, sino que ha tenido el atrevimiento de capturar y vender, en un acto de piratería, buques cargados de gasolina pagados con los menguados recursos de la República. Estos ataques y la errática respuesta del Estado venezolano frente a la crisis han provocado el colapso de la economía venezolana, y esa combinación de bloqueo e incapacidad para dar respuestas efectivas junto a los trabajadores, son las que nos mantiene en esta situación apremiante. El tamaño de la economía se ha reducido a su cuarta parte, desde 2013 hasta 2019. La destrucción de la moneda, del salario y de la producción económica producen enormes sufrimientos y privaciones para el pueblo.

En verdad, son necesarias medidas excepcionales. Pero cuáles? La Ley Antibloqueo se nos ofrece como una panacea que permitiría proteger el salario, el sistema de protección social, recuperar los servicios públicos, impulsar la producción nacional y recuperar, mantener y ampliar la infraestructura pública. Lo que no dice es que para lograr todos esos objetivos, impostergables y urgentes como son, se pretende con este Proyecto de Ley a proceder en violentar normas y preceptos constitucionales, que componen el entramado jurídico de la República y que rigen los principios de las actuaciones del Estado en materia económica. Para nosotros eso es un claro contrabando, porque esto ha sido presentada sobre una enorme propaganda publicitaria como progresivo y hasta de socialista.



Pero, se propone, entre otras cosas, "la desaplicación de determinadas normas legales, para casos específicos cuando resulte necesario para mitigar los efectos" de las medidas coercitivas unilaterales (Artículo 17). En opinión, las cuales compartimos, del escritor venezolano, Luis Brito García (LBG), "el concepto de "desaplicación" es una especie de neologismo en el campo jurídico, que parece implicar la potestad de ignorar o violar disposiciones legales e incluso constitucionales sin necesidad de derogarlas. Tal "desaplicación" sólo generaría actos nulos, conforme al principio de legalidad de los actos de los poderes públicos, enunciado en los artículos 25, 137 y 218 de la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela". "Bastaría con el consenso de los ministerios, sometidos jerárquicamente al Ejecutivo para que se proceda a la "desaplicación" de la Ley por este último. Un solo poder, el Ejecutivo, podría así anular a voluntad las normas del Poder Legislativo, sin necesidad de pronunciamiento del Poder Judicial, concentración de potestades que ahondaría el conflicto entre Poderes actual".

La recuperación de la industria petrolera es fundamental para cualquier plan de reactivación económica. En este sentido, el Proyecto de Ley propone: "modificar los mecanismos de constitución, propiedad, gestión, administración y funcionamiento de empresas públicas o mixtas" (Artículo 24) así como "la celebración de todos los actos o negocios jurídicos que resulten necesarios" para la protección del patrimonio de la República, en ambos casos "sin perjuicio de lo establecido en el artículo 303 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela" (Artículo 22). Como lo señala LBG, "Indispensable aclarar si la expresión "sin perjuicio de lo establecido en el artículo 303" significa una derogación de dicha norma, que no hay que tomarla en cuenta, o que se la respeta, interpretación esta última que consideramos la adecuada". Dada la falta de recursos del Estado para invertir en el negocio petrolero, es posible que sea necesario reformar la Ley de Hidrocarburos y flexibilizar las normas para la formación de empresas mixtas. Pero esto habría que hacerlo, hablándole franco y claro al pueblo y se puede lograr con una reforma puntual de la Ley. Como lo señala LBG, una de las características generales del Proyecto de Ley Antibloqueo es que "otorga facultades amplísimas y discrecionales para la disposición de bienes propiedad de la República mediante "mecanismos excepcionales", cuya naturaleza no se anticipa, desarrolla ni explica. Para garantizar la legitimidad y validez jurídica de tales operaciones, sería preferible aplicar los procedimientos ordinarios previstos en la Constitución vigente y las leyes, que por otra parte conservan su vigencia mientras la Carta Magna perdure".

El artículo 27 de Proyecto de Ley pretende estimular "participación, gestión y operación parcial o integral del sector privado nacional e internacional" y agrega: "Cuando dichas medidas impliquen la gestión u operación de activos que se encuentren bajo administración del Estado venezolano como consecuencia de alguna medida administrativa o judicial restrictiva de alguno de los elementos de la propiedad, se respetarán los derechos de quien demuestre ser su legítimo propietario conforme a la legislación vigente, procurando priorizar su participación en la respectiva alianza o a través de acuerdos con el Estado para la restitución de sus activos cuando ello implique la pronta puesta en producción de dichos activos mediante un plan debidamente sustentado". LUCHAS Condena esta orientación neoliberal de la ley. Si es necesario hacer acuerdos de inversiones debe ser discutido públicamente cada caso y sometido a referéndum.

Al respecto, LBG comenta: "Parecería ser que se otorgan potestades absolutas para dejar sin efectos cualquier "medida administrativa o judicial restrictiva de alguno de los elementos de la propiedad", aparentemente para devolver activos apropiados". Aunque la verdad es posible otra interpretación: las medidas previstas en el Artículo 27 sólo aplicarían después de la aprobación de la Ley y por tanto no deberían aplicarse de manera retroactiva. En esa lectura, el Artículo 27 garantizaría el derecho de propiedad de los dueños de empresas que van a ser intervenidas por el Estado, en conjunto con capitales nacionales e internacionales. La posibilidad misma de que se preste a interpretaciones opuestas demuestra que el ámbito de aplicación de esta norma no está claro. Esta ambigüedad e indefinición de sus artículos es una característica que cruza todo el Proyecto de la Ley Antibloqueo. Nosotros consideramos que más que ambigua, es claramente entreguista. Asumimos el legado de Chávez sobre la necesidad de construir el socialismo, más aún bajo agresión imperialista y, menos se puede estar creando falsas expectativas, como que en medio de la crisis económica mundial post pandémica, vamos a salir adelante con las grandes inversiones extranjeras.

En resumen, "El Proyecto de Ley Antibloqueo propone otorgar facultades absolutas y discrecionales al Ejecutivo para "desaplicar" normas legales y judiciales que no estime pertinentes, celebrar tratados internacionales, manejar, ceder o entregar los activos públicos, crear con ellos o con su producto fondos separados del Tesoro manejados con independencia del Presupuesto Público, reestructurar libremente todos los entes descentralizados del Estado con fines empresariales, adoptar medidas para privilegiar la inversión privada nacional e internacional, otorgar a ésta garantías contractuales de protección y de éxito económico, renunciar a la soberana inmunidad de jurisdicción al someterse a cortes y tribunales extranjeros en controversias sobre materias de orden público interno, restituir a sus supuestos propietarios bienes afectados por cualquier medida ejecutiva, legislativa o judicial o de suspensión de concesiones, arbitrar discrecionalmente procedimientos nuevos y excepcionales para tales actos, y eliminar el derecho a la información veraz y oportuna, divulgación y libre expresión del pensamiento sobre cualesquiera de dichos actos o procedimientos que sean declarados confidenciales" en violación del marco constitucional vigente.

En el mes de agosto de 2018, el presidente Maduro presentó su Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica que apuntaba hacia el restablecimiento de los equilibrios económicos, basados en el criptoactivo petro como unidad de cuenta de la República. Lo que pareció al principio un programa audaz e innovador para recuperar la economía y el salario de los trabajadores, se terminó convirtiendo en una oferta engañosa, cuyas consecuencias sufrimos todavía. Una de las herencias del tal programa es la política de aplanamiento de los tabuladores y escalafones salariales, la violación generalizada de las contrataciones colectivas, que ha devenido, finalmente, en la política de salario cero.

Ahora, de nuevo con el mismo o mayor cacaraqueo, se nos está presentando este Proyecto de Ley Antibloqueo como una nueva panacea, pero los peligros que acechan en la norma y el carácter entreguista que vislumbra nos llevan a pronunciarnos de manera categórica en contra de este instrumento jurídico. El amplísimo carácter discrecional de las medidas, su redacción ambigua e imprecisa, el choque con la legislación y el marco constitucional vigente, el peligro de que se convierta en un foco de corrupción en perjuicio del patrimonio de la República en virtud del secretismo y la confidencialidad de las medidas, nos hacen temer lo peor.

En lugar, de aprobar este adefesio de Proyecto, exigimos un debate abierto, de cara al país, en la ANC, sobre la crisis y sus causas, sobre las posibles salidas, con un plan detallado de medidas financieras, monetarias, fiscales y legales, basadas en un análisis riguroso del impacto de las sanciones y de las responsabilidades del Estado en la crisis que nos arropa. Digan con claridad qué quieren y abramos el debate, en vez de esconder su plan detrás de una norma llena de imprecisiones y esencia neoliberal. Rechazamos este Proyecto de Ley que autoriza al Ejecutivo a actuar en secreto, derogando las facultades legislativas y contraloras de la AN y violentando las leyes de la República, con la promesa de un milagro económico que no va a surgir milagrosamente de un poder discrecional amplísimo y sin controles para el Ejecutivo, sino de la participación y el compromiso de toda la sociedad en la solución de nuestros problemas.

¡Por esas mismas razones apoyamos en el 2017 la convocatoria de la soberana Asamblea Nacional Constituyente!!

¡Por esos mismos objetivos combatimos en todos estos años en defensa de los principios y valores democráticos y emancipatorios de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela!!

¡No vamos a salir de la crisis destruyendo el entramado jurídico y constitucional que tanto trabajo costó construir. Y si bien es cierto que son necesarias medidas extraordinarias y audaces, esta Ley empuja la República hacia la destrucción de lo poco que queda de los logros alcanzados bajo los gobiernos del presidente Hugo Chávez!!

!No vamos a salir del colapso económico inducido por el bloqueo, entregando el país a la voracidad del capital nacional e internacional!!

¡¡Los constituyentes deben abrir el debate público en los sectores por los que son representantes y no aprobar una ley sin discusión pública que puede desmontar conquistas claves de de nuestra revolución!!

¡¡La agresión imperialista no va a parar hasta no aplastar la revolución bolivariana, por eso un plan contra la agresión debe convocar a todas las organizaciones del poder popular y a los organismos de base a la discusión pública del plan contra el bloqueo, cómo fue discutida la constitución bolivariana y el plan de la patria. !!

¡Sólo el pueblo salva al pueblo!!
¡Solicitamos avanzar en el Estado Comunal y de los Trabajadores!!
¡Exigimos el Golpe de Timón que justamente hace 8 años el Cdte. Chávez le exigió a Maduro!!

Secretariado Nacional de LUCHAS.

Venezuela, 3 de Octubre 2020



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2823 veces.



Liga Unitaria Chavista Socialista LUCHAS

Organización de Izquierda

 tali89@hotmail.com

Visite el perfil de Liga Unitaria Chavista Socialista LUCHAS para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas