Ante las lluvias e inundaciones: Activemos el Poder Popular y exijamos al gobierno medidas preventivas y mayor atención a los afectados

La Liga Unitaria Chavista Socialista LUCHAS se pronuncia ante la emergencia a consecuencias de las lluvias, tormentas, e inundaciones que está sufriendo Venezuela.

Siguen las lluvias, las inundaciones, pérdida de enseres, vivienda y vidas, mientras el presidente Maduro y una extensa comitiva de su gobierno hacen lobby en la Cumbre COP 27 y poco o nada, se ve atendiendo la emergencia por lluvias e inundaciones que están soportando varios estados del país, provocadas desde la irrupción de la Onda Tropical 47 a finales del mes de octubre y que se intensifica con el desarrollo de la Onda Tropical 51.

Para encarar los Desastres Socio naturales Activemos el Poder Popular !!

La aparición en nuestro territorio de estas Ondas Tropicales en este inusual intenso período lluvioso, desde hace varias semanas en nuestro país, al igual que otros países del continente, ha estado impactado por efectos de las lluvias. Ello ha dejado un alto saldo de pérdidas de vidas humanas, viviendas y otras pertenencias. Ya esto, recalcamos, viene ocurriendo por varios días seguidos en varias regiones o estados de nuestra geografía.

Estado del tiempo 15 de noviembre en Venezuela

 

De continuar produciéndose estas Ondas Tropicales, como se calcula, lo harían cuando los volúmenes de agua y de flujos (lodo, barro) en muchos cauces naturales y artificiales ya alcanzan o superan sus capacidades. Asimismo, también está superada la capacidad de infiltración profunda del agua en muchos suelos, quedando saturados de humedad y, por tanto, disminuyendo su estabilidad, pudiendo producirse mayores derrumbes y más lamentables desastres.

Ante la existencia del riesgo de repetirse, o complicarse de forma más grave estas situaciones de inundaciones, desbordamientos de cauces y deslaves, como el ocurrido recién en Las Tejerías (Aragua), en el cual hubo un doloroso saldo de fallecidos, observamos que el gobierno nacional sigue manteniendo una actitud igual de negligencia y desidia.

Esa conducta fue cuestionada públicamente, por un inmenso número de pobladores de Las Tejerías, en los días que sucedieron los hechos, al igual que muchos ingenieros y otros profesionales han señalado, con argumentos sólidos y convincentes, que el gobierno nacional no tomó las medidas preventivas que se ameritaban para que no se produjera la magnitud del desastre que finalmente se produjo.

El presidente Maduro hizo acto presencial en Las Tejerías, después de haber pasado varios días las inundaciones y, lo hizo desde "lejito". Posteriormente, quiso enmendar ese señalado error de Las Tejerías, en otras regiones en donde ocurrieron deslaves por las lluvias, pero fueron más palabras, que hechos concretos. Fueron pocas las medidas preventivas y de solidaridad o auxilio real de parte del gobierno. No obstante, es digno de reconocer la abnegación que han demostrado -una vez más-, la gran mayoría de bomberos, rescatistas y personal profesional y voluntario de protección civil.

Para colmo, ahora todas las obras de infraestructura, hasta las más chicas se tercerizan, como mecanismo de transferir los dineros públicos a la vieja y nueva burguesía. Atrás quedaron las apuestas por impulsar la capacidad de gestión de los consejos comunales para reparar los túneles, carreteras, avenidas, aceras y brocales. Ahora son compañías privadas quienes lo hacen, reproduciendo y ampliando el modelo de explotación y flexibilización laboral.

Pero, de ahora en adelante no es viable sólo con conformarse con las acciones que se puedan y deban tomar desde el «gobierno protector del pueblo«. No basta con esperar la respuesta del Estado, una vez ocurridos los hechos. Las lluvias, tormentas y las inundaciones no nos pueden tomar por sorpresa. No podemos esperar pasivamente, que la Naturaleza actúe.

Actuar no significa guardar silencio ante la desinversión pública en prevención, sino organizarnos para demandar una auténtica contraloría social de la inversión pública y develar cómo la actuación de las burocracias nacionales y locales parecieran mostrar que sólo se movilizan cuando hay un negocio en ello. En tiempos de tragedia que los funcionarios públicos, incluidos los ministros y el propio presidente duerman en el sitio de los hechos. En eso no se copian de Cuba y de la actuación del Presidente Miguel Díaz Canel.

También es imperativo y urgente despertar y activar las capacidades organizativas del pueblo trabajador venezolano para lograr una respuesta lo más efectiva posible del gobierno nacional, cuyos principales representantes se van a eventos internacionales, para en esos escenarios, querer presentarse como verdaderos defensores de derechos humanos y auténticos combatientes de la catástrofe climática.

Hasta pregonan a todo pulmón, sobre la necesidad del cambio climático, cuando acá en su gobierno, han demostrado en la realidad, que han sido incapaces de tomar las mínimas medidas preventivas para asegurar los cauces de los ríos o evitar devastaciones ecológicas, como la que está ocurriendo en el Arco Minero del Orinoco, en donde el principal responsable es las FANB.

Ante este calamitoso momento que vivimos por el desastre ecológico impuesto por el sistema capitalista y los regímenes burocráticos:

Llamamos a la activación inmediata de Consejos Comunales, Comunas, CLAP,s, movimientos sociales, asociaciones de vecinos. etc. para organizar las comunidades en la preparación preventiva y posible atención a estos eventos.

En cada comunidad organizada puede y debe hacer cosas, como:

*Detectar cuáles son los riesgos a que está expuesta, por las adyacencias de ríos, quebradas laderas, represas, etc.

*Inspeccionar el estado actual de los drenajes naturales y artificiales, diques, puentes, etc.

*Establecer acciones urgentes, con apoyo del Estado, tales como: desobstaculización de drenajes, reforzamiento de puentes: si fuera requerido y posible.

* Preparar un plan de evacuación rápido de las áreas más riesgosas de su comunidad, dando prioridad a personas vulnerables (niños, mujeres embarazadas, discapacitados y ancianos),

* Establecer sitios que puedan usarse como refugios transitorios en caso de emergencia (escuelas, almacenes, etc)

* Ubicar y tratar de poner a disposición los recursos que pudieran ser útiles en emergencias, como maquinaria agrícola o de construcción, herramientas manuales, pozos u otros sitios de suministro de agua potable, etc.

*Establecer turnos de vigilancia y monitoreo de los cauces y laderas para alerta temprana en caso de que el riesgo se materialice.

Las comunidades deben articularse con Protección Civil, Bomberos y otros entes del Estado, con Universidades y Colegios de Ingenieros, Geógrafos, Médicos, etc.

El gobierno nacional debe respaldar y promover esta actitud preventiva y esta dinámica de organización popular.

Debemos exigir al gobierno de Maduro que decrete un estado de alerta que posibilite el uso de maquinarias, insumos y espacios del Estado y de la empresa privada para solventar las emergencias allí donde se presenten, con prioridad en el resguardo de las vidas.

La democracia participativa y protagónica, no puede quedar como una consigna vacía. Es la herramienta más poderosa del pueblo trabajador para enfrentar y superar sus dificultades. ¡Es la hora de usarla!

Secretariado Nacional de LUCHAS.

Venezuela, 15 de noviembre 2022



Esta nota ha sido leída aproximadamente 486 veces.



Liga Unitaria Chavista Socialista LUCHAS

Organización de Izquierda

 tali89@hotmail.com

Visite el perfil de Liga Unitaria Chavista Socialista LUCHAS para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: