¿Votar? ¿Y por quién?

Según leí en un artículo colgado en Aporrea con la firma de Manuel Gómez, Maduro lanzó una alerta (¿electoral?) en la cual caracterizaba la situación interna en el PSUV como muy grave. Dice el artículo, que Maduro ubicó la crisis interna en los términos siguiente:

"Pero también es verdad que hay mucha corrupción, hay mucha indolencia, hay mucho burocratismo. ¡HAY MUCHO BANDIDO POR AHÍ! ¡Aprovechándose de los cargos pa’robar al Pueblo! También es verdad (...) son los peores enemigos que tiene la patria ahora (...) ¡Bandidos, ladrones que se disfrazan de rojo rojito y han robado la Patria!”. No dudo que Maduro haya dicho esto porque lo sienta o sea de la idea, que como estrategia, sea bueno lanzar una arenga como y luego venirse con otro negro pero con el mismo cachimbo.

Si esto fuera verdad, la propuesta electoral del PSUV tendrá que ser toda una sorpresa, pero seguramente será la misma de siempre. Si lo prefieren de otra manera, veremos los mismos zamuros prometiendo cuidar carroña. Yo desearía que su propuesta electoral fuera realmente nueva y de gente luchadora que en las filas de la revolución debe haber y mucha: https://www.aporrea.org/actualidad/a293436.html

II

Para dejar claro, que esta margariteña gracitana o Hatera, si tiene el corazón amplio como playa Caribe; cerro Copey, cerro Pelón en Tacarigua o cerro Hondo en El Maco, yo pudiera votar por alguno del PSUV que salga como candidato de una elección por la base o haya sido propuesto por no menos de 10 consejos comunales, que no es mucho pedir, porque se sabe, que el PSUV-Gobierno tiene más de 45 mil consejos comunales registrados en su base de datos. Pedir que un 0,02% ponga un candidato no es una gran concesión.

No es que quiera ponérsela difícil al chavismo sin Chávez ni que intentado irme por la tangente en esta consideración, pero lamentablemente esto será imposible por ahora. Podrá serlo con un tataranieto de Chávez y cuando eso suceda, si es que llega a suceder, ya estaré muy olvidada.

Votaría en Sucre, si tuviera esa posibilidad de votar allá por una opción del PSUV o en otra tarjeta, si el candidato es Telémaco Figueroa. En Anzoátegui tengo días revisando las posibles opciones y no encuentro. No es porque no haya revolucionarios con el mismo talante de Telémaco; el problema es que han estado muy oprimidos, afligidos o deprimidos con esto de los dos dedos. El amigo y profesor que yo cariñosamente llamo el curita de Barcelona, pudiera ser pero no creo que tenga ese objetivo. El famoso hombre del jeep rojo, que es el papá político del curita también, pero no es una figura electoral. Su perfil es estar en otro plano. Mi viejo amigo y camarada la Conga, ya colgó los guantes y si pudiera, ganaría y sería una garantía para acabar con todo lo malo, pero no es la idea, producir una limpieza de un solo golpe porque no hay tanta gente para sustituir a un montón comprometido militantemente con el chanchullo.

Earle Herrera, es un excelente escritor y orador, pero por ahora, no necesito discursos ni buenas plumas. Necesito luchadores que puedan bajar a los infiernos y el camarada Earle Herrera, lamentablemente se quedó en el Paraíso (Caracas) con su excelente y bien penetrante pluma.

Entonces, si fuera del PSUV en Anzoátegui, que es donde voto, no dudaría en montarle cuerno a los candidatos que seguramente saldrán como regalo de aquellas antiguas cajas de Ace, que uno compraba en las bodegas de antes y le traían un regalo adentro. Uno no sabía si era un esponja para lavar los platos o un pocillo, que después iba quedando todo golpeado y se le decía pocillo de loco. En este caso no sería un gran pecado, pero una real posibilidad de ponerle el cascabel al gato con diputados que tengan fuerza moral para ponerle freno a la corrupción y autoritarismo que viene imponiéndose. Se trata de buscar alguna opción dentro de la izquierda con comillas y sin comillas que pueda ayudarnos.

La acción necesaria es votar sin jugarle quiquirigüiqui a la consciencia, porque hay gente que está contra la corrupción y a favor del modelo democrático protagónico, pero al momento de votar deja la conciencia por ahí en cualquier sitio y esto de protagónico ya lo tiene olvidado. Simple y mecánicamente obedecen la orden que le metieron.

Votar es uno de las acciones más importantes que tenemos este año y si votamos, aplicando lo que la conciencia nos dicta, sería una de las acciones más importante de estos tiempos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1541 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas