13 de Abril día de la gloriosa milicia bolivariana

En medio de una guerra biológica solo el pueblo salva el pueblo, muchos saben que las guerras sacan lo mejor o lo peor de las personas y en nuestro caso ha sacado lo mejor, y hoy tenemos más activa que nunca nuestra gloriosa milicia bolivariana, no solo para cumplir con las órdenes presidenciales dadas, sino, cada miliciano carga en sus hombros el morral de Chávez y con él, los sueño de un mundo mejor posible, más humano y socialista, nos ven apoyando cada entrega del clap, los despachos del gas, en los CDI, en las visita casa a casa, acompañando a los médicos, en los puntos de control, en los mercados, en pico y poda, entregando día a día tapa bocas para la protección de nuestra gente, nuestro horizonte es la humanidad, miliciano soy yo, miliciano eres tú, ese distinguido, cabo, sargento que aunque es director o directora de un centro educativo, cuando esta libre cocina para la tropa con amor, así como la profesora Kenya futura teniente de la patria, es también el carpintero, el plomero, el electricista, el abogado, el licenciado, el magister, el doctor, o la ama de casa que en su esencia es miliciano y está dispuesto a servir a donde lo envíen, pues vive para servir, es el poeta que narra la lucha incansable día a día, es el teniente, o el 1er teniente, el capitán, el coronel Rincon de la ADI preocupado por su tropa, por que tenga o reciba el cafecito o la arepa, es la UPDI, la BPDI, es decir millones hechos milicia o pueblo en armas, es la EPDI, la escuela de preparación de defensa integral Ezequiel Zamora, formando los futuros nuevos oficiales para servir a la patria, la de Bolívar, la de Zamora, la de Hugo Chávez, la patria cívico militar que en cualquier rincón del territorio ha de luchar, no sé si voy a sobrevivir, pero joropo cada día he de bailar, en medio de esta pandemia originada por el infame gringo Trump, el mundo hablara del antes y el después del Covid-19, pues un nuevo orden mundial nacerá, así como la noche acaba y el sol saldrá, el nuevo mundo llegara.

Los milicianos no se cansan de soñar su rostro es también femenino de la madre voraz, esa incansable, dedicada, amorosa, sensible, humana, como la sargento Oviedo, como la amada Niña que a los 76 años todavía lucha por su patria, como Carlos Julio el héroe de la batalla de los 4 puentes, son la patria cívico militar con coraje y valentía saben que es la hora donde el pueblo puede y la patria se crece en libertad, está a flor de piel y siente el amor, el patriotismo, la vergüenza, y el honor, no solo es un canto, sino, la expresión de un sentimiento estamos claros que venceremos como en abril, y en la batalla de los cuatro puentes en Táchira, no se equivoquen imperialistas que en el combate un pueblo unido encontraran, aquí no se trata de sanciones y asedios se trata de honor, coraje y resistencia para vencer, y a nosotros nos sobra, en compañía de la divina pastora, venceremos Dios con nosotros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2562 veces.



Levi Medina


Visite el perfil de Levi Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: