Nicolás Maduro y el Covid19

Hay un refrán popular que reza "No hay peor ciego que el que no quiere ver" esto lo traigo a colación por la terquedad de algunos personeros de la oposición golpista y genocida de Venezuela e igualmente el gobierno norteamericano y algunos gobiernos lacayos de nuestra América y la Unión Europea en reconocer la capacidad de trabajo, la inteligencia y el liderazgo indiscutible del Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros.

No persigue este artículo ser un documento acabado. Desde estás líneas trataré de dar mí opinión con respecto a lo que considero debe ser motivo de estudio, análisis y ocupación de todos quienes en Venezuela sentimos a nuestra Patria y llevamos en nuestras venas la sangre libertadora de los próceres, héroes y heroínas de nuestra independencia.

Desde Abril del 2013, 14, día de las elecciones presidenciales posterior a la siembra eterna de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, comenzó una criminal acción contra el compatriota Nicolás Maduro Moros con la intención de sembrar el caos y la angustia en el pueblo venezolano.

Ciertamente el Comandante Supremo Hugo Chávez el 8 dé Diciembre de 2012 nos ordenó: Unidad, Lucha, Batalla y Victoria y nos encomendó la tarea de elegir Presidente a Nicolás Maduro Moros.

El 14 de Abril de 2013 el pueblo venezolano cumplió con esa tarea encomendada.

Desde ese mismo momento el candidato perdedor Henrique Capriles Radonski desconoció la victoria de Nicolás Maduro llamando a la violencia en nuestro país. Esa actitud causó la muerte de 11 venezolanas y venezolanos, incluyendo dos niños.

Hubo acciones de violencia y de terrorismo durante los años siguientes. 43 muertos y más de 800 heridos en el 2014. Más de 100 muertos, incluyendo quemados vivos y aproximadamente 2000 heridos en el 2017. El intento de Magnicidio en grado de frustración el 4 de Agosto de 2018. La guerra de los puentes el 23 de Febrero de 2019. El intento de golpe de estado el 30 de Abril de 2019.

Oportuno destacar que el 6 de Diciembre de 2015 la oposición obtuvo la mayoría en las elecciones parlamentarias y Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela y del Partido Socialista Unido de Venezuela reconoció el resultado electoral, asumiendo el revés.

Ante la barbarie de la oposición golpista en Venezuela a comienzos del año 2017 el Presidente propone el 1 de Mayo convocar a la elección de una Asamblea Nacional Constituyente. El 30 de Julio de ese mismo año se realiza el proceso de elección. La oposición, por mandato del imperialismo yanqui no participa y el malandro Donald Trump, presidente de Los Estados Unidos, amenaza a Nicolás Maduro Moros y al pueblo venezolano con endurecer las sanciones que contra nuestra Patria se establecen a solicitud de una banda de asesinas y asesinos de la derecha apátrida en nuestro país.

He allí algunas consideraciones previas para entrar a darle cuerpo al título de este artículo. Hoy Venezuela, al igual que todos los países del mundo, vive la angustia de una pandemia que azota a pobres y ricos, blancos y negros, hombres y mujeres de cualquier edad, incluyendo niños y adultos mayores. Es un virus denominado Coronavirus o Covid-19 que se ha convertido en la prueba más dura para los gobiernos del mundo en estos tiempos. La última Pandemia, antes de esta, fue la Gripe española en 1918-1920.

Esta Pandemia se convierte en una especie de doble guerra para la Patria de Bolívar, la Patria de Chávez. Tal vez no sea el más adecuado calificativo, pero cuando uno revisa la criminal acción de un sector de la oposición política venezolana aupando y rogando al imperio medidas coercitivas, unilaterales y criminales contra un pueblo que se niega a arrodillarse ante ningún gobierno o poder político foráneo, llega a esa conclusión.

Ciertamente la Pandemia está azotando al mundo entero, pero en Venezuela tiene una particularidad. Nosotros no podemos acceder a la compra de insumos y equipos médicos necesario para la lucha contra esta Pandemia gracias a la criminal acción del imperialismo contra nuestro país.

A pesar de las solicitudes que se hacen desde diferentes partes y organismos internacionales, al señor Donald Trump no le da la gana de levantar las medidas correctivas, unilaterales y criminales contra Venezuela. Y ello pareciera hacerse con la intención de provocar la caida de la revolución, lo cual por supuesto no resulta tan fácil.

Nicolás Maduro Moros tanto en la guerra económica como ahora en esta Pandemia ha demostrado excepcionales cualidades de gobernante, estadista y sin lugar a dudas de líder del pueblo venezolano y de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Sin temor a equívocos estamos en presencia de uno de los más connotados e importantes líderes de nuestra América y del mundo actual.

Cuando los adversarios piensan en la muerte, el sufrimiento de las venezolanas y venezolanos, Nicolás Maduro Moros con nuestra FANB, el PSUV, GPPSB y la gran mayoría del pueblo toma decisiones que van en defensa, atención y solidaridad con todas y todos los que habitamos en esta Patria sin distinción de ningún tipo.

El Coronavirus, COVID-19, ha venido a confirmar lo que en Venezuela todos sabemos, los Chavistas y los no Chavistas. Nicolás Maduro Moros, el gobierno, Diosdado Cabello, el PSUV y el GPPSB, Vladimir Padrino, Remigio Ceballos y la FANB han dado y seguirán dando una lucha permanente para garantizar a nuestro pueblo la mayor suma de felicidad posible.

Desde estas líneas le digo al pueblo venezolano y al mundo entero que gracias a Dios el Comandante Supremo Hugo Chávez nos dejó la presencia de Nicolás Maduro Moros como una esperanza cierta de seguir construyendo revolución.

La valentía, el valor y la lealtad a los principios del Padre Libertador Simón Bolívar y el Comandante Supremo Hugo Chávez, su amor al pueblo y su entrega al servicio de la humanidad, hacen de Nicolás Maduro Moros un venezolano ejemplar a quien debemos acompañar y apoyar en esta doble guerra que hoy libra en favor de la Patria Grande, desde Venezuela.

Si seguimos las indicaciones dadas por las autoridades mundiales de salud y especialmente las dadas por nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros y recordadas a cada momento por los medios de comunicación de la revolución y algunos privados, en menor intensidad, derrotaremos la Pandemia.

A manera de recordatorio. Estimado compatriota Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros echenos una mano con la continuación, terminación y puesta en funcionamiento del Gimnasio Cubierto de Juan Griego. Hermano Presidente es necesario recuperar, mejorar y ampliar el estadio Jesús Chuito Torrens, Juan Griego. Compatriota Nicolás es imperativo la continuación y culminación de la vía que comunica a Juan Griego y los pueblos del Portachuelo Pa'bajo con Pampatar y Porlamar. Estas obras son productos de un gobierno revolucionario en el Distrito, hoy Municipio Marcano, de hombres y mujeres de nuestro pueblo, humildemente encabezados por este servidor.

Mención aparte hermano Presidente es la necesidad de resolver el problema del suministro de agua potable a nuestro aguerrido y heroico estado Bolivariano Nueva Esparta.

COMPATRIOTA SI NO NECESITA HACER NADA DE URGENCIA EN LA CALLE, QUEDATE EN LA CASA. DERROTEMOS AL COVID-19 EN UNIÓN FAMILIAR Y EN ORACIONES A NUESTRO DIOS Y A LA VIRGEN DEL VALLE. NOSOTROS VENCEREMOS.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1417 veces.



César González


Visite el perfil de César González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas