Quien es Miguel

Miguel es el pueblo heroico, sensible y unido que de tanto luchar aprendió a ganar, ganar, ganar, el enemigo jamás le robara la sonrisa, pues no tiene tiempo ni para llorar. Miguel conoció el suelo desde que nació y al caminar lo derroto, su mirada siempre está al cielo, pues es la mirada del amor, la de Chávez, la de la Moral con mayúscula, a sus 27 años se dio cuenta que todas las películas de EEUU, aparentemente salvaban al mundo pero invadían y masacraban pueblos enteros en nombre de la libertad, y hoy en la vida real los Chinos con la ayuda de cuba y el socialismo están ayudando a los pueblos del mundo, mientras que Trump y los Estado Unidos, sancionan, bloquean e invade naciones, esto nos demuestra que hay dos mundos el de Hollywood que está en la pantalla y paso al imaginario colectivo de millones, a través del cine, y el que practica el socialismo y solidaridad día a día, llevando médicos a los países que más los necesitan y aun así Miguel ha tocado tantas veces el suelo que cada vez que le meten zancadilla aprendió a levantarse rápidamente con la mirada al cielo y la moral al infinito.

Hoy producto de una guerra viral denominada el COVID-19, diría Miguel el cielo no es azul, hay mi amor, hay mi amor, ves todo al revés, hay mi amor, hay mi amor, nos hacen pensar con los pies, hay mi amor, hay mi amor, se atrevieron a decir virus chinos, es el murciélago, hay mi amor, hay mi amor, nos traen un poco locos, o estoy adivinando que quiere el imperio y pa cuando, o es que me vuelvo un poquito loco.

En estos momento difíciles de cuarentena tendrá que cambiar la soberbia Trump, se pregunta Miguel ¿algún día quedara arrodillado ante tanto infamia?, ¿podrá cambiar la soberbia? Ya no solo nos roban los activos, o nuestras riquezas, o nos confiscan nuestras empresas, o nos destruyen nuestra economía, sino se atrevieron a confiscar nuestros besos, abrazos, gestos, nuestros saludos de mano, por ahora como diría mi comandante hasta eso han logrado, pero sé que esto despertara la conciencia del pueblo de Bolívar y Chávez, de los pueblos pensantes del mundo, que están en sus casa aislados, ojo, pero al mismo tiempo estamos todos unidos, por la misma causa, vencer al coronavirus, que es vencer al infame imperio de los Estados Unidos.

Millones hoy dejan de pensar en sí mismo, para pensar en el bien común, como diríamos lo comunistas, pero el capitalismo diría, que terror se unieron los pata en el suelo, los trabajadores, los obreros, los educadores, los hombres y mujeres con conciencia y moral ante una situación inducida, pero yo le digo a ese trabajador abnegado del sistema de salud, al científico, al transportista, a los cuerpos de seguridad, que esta situación está por encima de cualquier economía, pues es la vida misma, tuvieron que cerrar restaurantes, los conciertos, los eventos deportivos, las discotecas, las playas, las actividades en masa, para proteger la existencia humana, hoy todos estamos confinados por las circunstancias en familia, una oportunidad única para fortalecer el hogar. Y Miguel se pregunta ¿será esta una sacudida inducida?, hay mi amor, hay mi amor, el cielo no es azul, hay mi amor, hay mi amor, o vemos el mundo al revés, pues todos los casos del coronavirus en Venezuela provienen de Europa, Usa y Colombia, es decir, no son autóctonos, no nacieron en esta hermosa tierra, ni fueron creados aquí, que quede claro mi pueblo. Nuevamente se pregunta Miguel ¿Qué debemos hacer?, la primera tarea es quedarnos en casa, depende de nosotros mismos, cuidar a nuestros mayores y a nuestra familia, y si tienes síntomas repórtalo y acude al centro asistencial más cercano, contamos con un gobierno que esta con su pueblo, que es pueblo, y que se la juega con su gente.

El pueblo pregunta ¿Quién es Miguel?, y yo respondo, Miguel es el Doctor, la enfermera, el hombre, la mujer consciente, pro, es la FANB, es el miliciano que fabrica el tapaboca y lo reparte al pueblo y sus hermanos milicianos, sin ningún costo, sino con la satisfacción de que venceremos esta tormenta inducida, y al final Miguel, no verá ese cielo azul, ni ese mundo al revés, sino un hermoso sol ardiente, acompañado de un nuevo inicio y una sociedad más consciente.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2258 veces.



Levi Medina


Visite el perfil de Levi Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: